Nuestros hijos murieron ¡Más penas por matar a UNA PERSONA conduciendo con drogas-alcohol!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Imagina que un día cualquiera, sea lunes o domingo, se te para el reloj. Eso es lo que nos pasó a los familiares de Paula, Iván, Ana, Daniel y Vanesa cuando recibimos aquella llamada. Nos comunicaban que nuestro hijo, hermana, pareja…había fallecido en un accidente de tráfico.

Se te para el tiempo…. Y en ese desgarro piensas que ha sido un accidente. Pero no, en nuestro caso no fue así: los conductores iban ebrios, drogados o ambas cosas a la vez. NO son accidentes. Son muertes evitables. 

Firma esta petición para pedir que aumenten las penas para casos como los que mataron a nuestros familiares. Mañana podrían ser los tuyos.

IVÁN tenía 15 años. El conductor que lo atropelló conducía con una tasa de alcohol que multiplicaba por 7 la tasa permitida y había consumido cocaína y otros psicótropos. Acumulaba 34 folios de antecedentes penales y 45 condenas previas. Intentó huir. Se le impuso la máxima pena, 4 años. Está pidiendo permisos para poder salir a la calle.

PAULA también tenía 15 años. La conductora que la atropelló llevaba carnet falso en un coche sin seguro, quintuplicaba la tasa de alcohol y se dio a la fuga. Estuvo 10 días en prisión preventiva, pagó la fianza y salió. El juicio acaba de comenzar.

El que se llevó por delante la vida de ANA triplicaba la tasa de alcohol permitida y no ha pisado la cárcel todavía. La niña de Ana tenía 2 años cuando ella murió.

DANIEL iba en bicicleta cuando un conductor lo atropelló. Cuatriplicaba la tasa de alcohol, dio positivo al test de drogas y se dio a la fuga. Se le ha impuesto una pena de 3 años y cuatro meses a pesar de tener antecedentes por conducción bajo los efectos de las drogas.

VANESA iba caminando a su trabajo y un conductor que dio positivo en cocaína la atropelló. La jueza consideró su muerte como un delito leve y archivó el caso por la vía penal. Esta persona sigue conduciendo porque nadie le ha quitado el carnet. La hija de Vanesa tenía un año y medio cuando ella falleció.

Nuestros familiares Paula, Iván, Ana, Vanesa y Daniel NO son un número en una estadística. Son hijos de, hermanos de, parejas de, madres de… Son víctimas de la Violencia Vial, la violencia que mayor número de muertes provoca en nuestro país. Sin embargo, las penas siguen siendo irrisorias.

Por eso te pedimos que firmes esta campaña para solicitar a la Comisión de Justicia del Congreso de los diputados que modifiquen el articulo 142.bis del Código Penal para elevar al menos en un grado la pena máxima por matar a otra persona como consecuencias de la conducción bajo los efectos del alcohol o/y otras drogas. TAMBIÉN SI SE TRATA DE UN ÚNICO FALLECIDO.

Hace unos meses ya se modificó el Código Penal en materia de imprudencias al volante ("que hubiere provocado la muerte de dos o más personas") pero se olvidaron de casos como los nuestros, en los que hay un único fallecido. Esas penas las dejaron igual, no las incrementaron . Señores legisladores, ¿qué están buscando al imponer la necesidad de que haya dos muertos o más para aumentar las penas? ¿Por qué la vida de nuestros familiares, por perderse de forma individual y no en grupo, tienen menos valor?

Estas muertes NO son accidentes. Son muertes evitable, muera una persona o mueran varias. Y el día de mañana esa única persona puedes ser tú, tu pareja, tu hijo o tu madre.

Nuestros familiares fueron triplemente asesinados. Primero la muerte física, después el castigo irrisorio a quienes provocaron su muerte y por último el olvido de la sociedad. Ellos nunca volverán y nosotros tenemos una cadena perpetua de dolor. Precisamente porque sabemos el horror que es vivir todo esto, vamos a luchar para que no haya más familias recibiendo una llamada como la que paró nuestro reloj. Apóyanos con tu firma, por favor.