basta de tecnologia problemas por su uso

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


Usar la tecnología de manera obsesiva y descontrolada puede generar un detrimento para la salud. Aunque hay que recordar que los avances de la ciencia no son buenos ni malos, sino que dependen del empleo que los seres humanos le demos.

El debate por el abuso de los smartphones, ordenadores, juegos de video, entre otros dispositivos, ha abierto un nuevo capítulo, a propósito del primer caso de ‘whatsapitis’ registrado en el mundo.

The Lancet, la prestigiosa revista de medicina, registró el caso de una mujer española de 34 años que estuvo durante la vispera de navidad enviando mensajes de textos a través de su smartphone y al día siguiente se levantó con un fuerte dolor en las muñecas.

“Es una patología por movimientos y esfuerzos de repetición. Se presenta por posturas forzadas y uso de herramientas manuales de manera repetida”, asegura Carlos Vinicio Caballero, médico reumatólogo.

Por otra parte María Yamilé Ramírez, fonoaudióloga especialista en salud ocupacional, afirma que otro de los problemas es la fatiga auditiva, que “es algo muy frecuente en personas que tienen mucho tiempo los auriculares puestos, no importa que sea con decibeles bajos porque se pone directamente el sonido en el oído”. Come abilitare i cookie per vedere Netflix in Google Chrome 

Pero el uso excesivo de los aparatos tecnológicos no acarrea solamente problemas físicos. Los efectos psicológicos también han sido vinculados a la dependencia de estos dispositivos, llevando incluso a producir temores como la ‘nomofobia’, el miedo a quedarse sin cobertura, que se agote la batería o no encuentrar el móvil. “Este tipo de comportamientos es derivado de la incapacidad que tienen ciertas personas de expresarse por los medios convencionales y al no tener un celular como forma de conectarse al mundo pueden entrar en pánico”, manifiesta el psicólogo Enrique Gutiérrez.

De la misma forma las relaciones interpersonales se han visto afectadas por el apogeo y el crecimiento del mundo virtual. “Hay una crisis en torno a la manera de relacionarse con la familia y con las demás personas. Un poco el gran problema que estamos teniendo ahora con los profesionales es que a pesar de ser muy buenos a nivel académico cuando llegan al mercado laboral no tienen habilidades sociales”, asegura el sociólogo Sabas Martínez, quien añade que la virtualidad llevada a los extremos “rompe relaciones humanas y lo lleva todo a un mundo de códigos binarios”.

Adicción a los video juegos
Es una fuerte dependencia hacia las consolas, que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de los adolescentes y adultos. Para Sabas Martínez el problema comienza desde pequeños porque “los padres por sus diversas ocupaciones colocan a sus hijos frente a un televisor y les ponen un video juego, como la forma más fácil de distraerlos y no noten la falta de presencia de sus padres”, lo cual puede acarrear perdida de aptitudes sociales.

Nomofobia
No disponer del celular en todo momento hace que muchas personas presenten un episodio parecido al de alguien que les teme a las ratas, a los sapos, a las culebras o a las arañas. No poderlo apagar nunca o tenerlo sin señal o sin saldo, hace que las personas suden, se desesperen y hasta dejen de dormir. El psicólogo Enrique Gutiérrez considera que estas personas han sido absorbidas por la vida virtual que han descuidado su crecimiento como personas reales.

 

 

Fatiga auditiva
Muchas personas usan la música como una forma de aislarse para escuchar los ritmos de su preferencia. Sin embargo esto puede generar la disminución temporal de la audición, tras la exposición prolongada a un ruido y, en este caso, de manera directa en el canal del oído. La fatiga auditiva puede producir una perdida paulatina de la audición. La fonoaudióloga María Ramírez, recomienda no usar audífonos más de dos horas y escuchar música a un volumen moderado.

Depresión por redes sociales
El desánimo se puede presentar de dos maneras: una, se presenta cuando un individuo comparar su propia vida y observa “lo que desearía tener y experimentar” en los estados, imágenes y videos que comparten en Facebook o Twitter otras personas; la otra forma se manifiesta debido a una “transferencia de información”, que es “cuando una persona se conecta con los sentimientos de otra que publica una idea pesimista o que genera tristeza”, considera el sociólogo Sabas Martínez.

Síndrome del Túnel carpiano
Una mala postura al usar el ‘mouse’ o la presión continua sobre el nervio mediano de la muñeca son las que pueden generar esta enfermedad. El síndrome puede ocasionar entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano y los dedos. El médico reumatólogo Carlos Caballero recomienda el uso de plantillas ergonómicas para reposar el brazo y la muñeca, y un descanso apropiado entre cada sesión de trabajo para evitar esta dolencia.