No nos saquen a nuestra hija del corazón!!

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 75,000!


Somos Sebastián y Evelin, vivimos en Misiones y hace un año y medio vivimos con M.A., una pequeñita cuya madre tiene problemas psiquiátricos y no puede cuidarla. Somos la única familia que ella conoce pero hoy la Cámara de Apelaciones de la Justicia de Misiones nos la quiere sacar, iniciamos esta petición para protegerla y que se quede con nosotros. Necesito que nos apoyen con su firma para que no nos saquen a nuestra hija del corazón.

La pequeñita estuvo en neonatología un mes y medio porque fue prematura y luego un mes en un hogar de tránsito, ya que su defensor determinó que no podía ir con su madre biológica. Como nosotros conocíamos su historia, decidimos iniciar los trámites de adopción para criar a M.A. como nuestra hijita. Un día nos llamaron desde el juzgado diciendo que ya no podían seguir haciéndose cargo de la menor en el hogar y que no había una familia sustituta disponible, por lo cual nos dieron una guarda provisoria de 1 mes.

Nosotros siempre dejamos en claro que nuestro objetivo era adoptarla, pero la guarda provisoria nunca se renovó. A pedido del juzgado, comenzamos visitas de común acuerdo con la progenitora que terminaron mal, entonces decretaron el estado de adoptabilidad de M.A., pero su defensor apeló. Ahí es que la Cámara de Apelaciones decide hacer una revinculación con acción social que dura sólo tres visitas y elevan un informe explicando por qué no era bueno para M.A. seguir el vínculo con su progenitora. También los médicos que la atendieron presentaron informes de su estado de salud.

Todo esto llevó al juzgado a decidir darnos la guarda con fines de adopción, pero el defensor apela nuevamente y el 18 de diciembre la sentencia de la cámara de apelaciones es que M.A. vaya con una familia sustituta para intentar nuevamente una revinculación con la progenitora.

M.A. está con nosotros hace casi 2 años, somos la única familia que conoció desde los 3 meses y nos reconoce como papá y mamá. Ella conoce nuestras familias y amistades, conoce su casa, su pieza, sus perros y sus cosas. Separarla de nosotros sería hacer un retroceso perjudicial en su desarrollo físico y psicológico, por eso estamos dando pelea a la decisión de la Cámara de Apelaciones. Pedimos que se tengan en cuenta  y se respeten lo derechos de la menor por sobre todas las cosas. ¡¡Por favor no nos separen!! Queremos conformar una familia feliz y darle una oportunidad de criarse en un hogar con amor a M.A.

Les pido que nos acompañen con su firma para hacer más fuerte nuestro reclamo.

Muchas gracias por firmar.