Petición cerrada

No me obliguen a "arrancar" los Cipreses

Esta petición ha conseguido 486 firmas


Me llamo Gerardo Moreno Chinchilla;

En la casa en la que vivo con mi familia, desde que tengo cinco años, Alrededor de ella, hay varios edificios de vecinos encantadores con los que jamás hemos tenido problemas, excepto con la comunidad de propietarios Don Wifredo, a los que parece que les molesta que "respiremos"; Hace años nos cortaron una salida de aguas fluviales, con lo que se nos inundó la casa en varias ocasiones, nos arrojan basura casi cada día y hasta se dedican a insultar y decir cosas a los niños que jueguen en el jardín (hace años a mi, ahora a mis hijos); Mis padres tuvieron que levantar un muro en el lindero oeste para tener un poco de intimidad y menos ruído, y asimismo, en el lindero sur, se plantaron en 1977-1978 unos 23 cipreses, los cuales han crecido con nosotros, y ahora son altos y fuertes.

Desde el momento en el que estos cipreses rebasaron la altura de su muro, las hojas empezaron a molestarles, y comenzó una nueva guerra de molestias y amenazas, malos modos, presión, nos arrojan en nuestra finca las hojas recogidas por encima del muro y mucho mas. Desde el primer momento, hace ya muchos años, ofrecimos encontrar una solución para paliar estas molestias, como una tala selectiva, pero siempre con una negativa por parte de esta comunidad, que sólo quería "arrancar" los árboles, incluso sabiendo que la normativa municipal lo prohibía, y así se lo habían hecho saber desde el servicio de Parques y Jardines en varias ocasiones.

Hasta que un día, amenazaron a mi madre, dueña de la casa, con llevarla a juicio, y una vez mas tocó defenderse, siempre es fácil actuar una comunidad de propietários en contra de una señora mayor, y su familia, que intenta vivir tranquila, pero, no nos quedó otra que defendernos.

Mi madre falleció, pero mis hermanos y yo, llegamos al Juzgado de primera instancia, donde presentaron una serie de pruebas que quedaron completamente desmentidas porque no pudieron demostrar nada.

La prueba de la distancia: no presentaron ninguna, quizás no les interesaba medir nada, porque quizás su muro no estaba donde debería...además, en la época en la que se plantaron esos árboles, no existía esa limitación en la normativa municipal, es una nueva reglamentación inexistente en aquél entonces, y de aplicación no retroactiva.

No se probó que las raíces fueran las nuestras, porque podían ser de unos eucaliptos que están al lado, en la calle, o también de otros árboles mas cercanos de la misma calle.

Además, se decía en la sentencia, que era un caso prescrito por el tiempo que tenían los árboles. No consiguieron nada, y la sala emitió una sentencia desestimatoria rompedora, que dejaba por los suelos todos y cada uno de los puntos de la demanda.

Antes incluso de que fuera firme dicha sentencia, la comunidad de propietarios ya había presentado una apelación a la Audiencia Provincial de Málaga, como si tuvieran la convicción de que allí, con las mismas pruebas y sin poder añadir ni una coma a la demanda, les iban a dar la razón.

Pues bien, así ha sido, no han tenido que aportar nada mas, ha sido la propia jueza de esta sala, la que ha introducido nuevos motivos para darle la vuelta a la sentencia, aludiendo que no importa que haya prescrito el motivo, no importa que la distancia no sea aplicable por normativa, no importa que el Ayuntamiento y su servicio de Parques y Jardines no nos dén licencia para arrancar los árboles, no importa que luego nos sancionen por ello, lo que importa es que estos vecinos, tengan aire y luz...

Por esta misma sentencia, si creara precedente, el barrio en el que vivo, debería quedar desierto, son miles los árboles plantados en las mismas condiciones, porque es lo habitual en esta zona, cientos de vecinos tienen árboles similares en sus fincas, y todo son beneficios.

Ellos mismos, tiene unos árboles iguales plantados en su propia linde sur, pero claro, no han topado con unos vecinos que se molestan con su presencia...

Si arrancamos estos 23 cipreses, no sólo se van a perder 23 seres vivos, con todo lo que esto significa para una ciudad, ya que son productores de oxígeno, de sombra, proveen cobijo a cientos de aves diurnas y nocturnas (buho chico y lechuza común), además, vamos a incurrir en una ilegalidad y seremos sancionados por las normas de protección de la Naturaleza que vamos a incumplir, por actuar sin licencia. Asimismo, al arrancarlos, deberemos volver a plantar otros 23 árboles nuevos del mismo porte, según la normativa municipal.

Nosotros no estamos en contra de llevar a cabo una poda selectiva, una tala controlada y constructiva, o una entresaca, aligerando la masa arbórea, que nos sea indicada por los servicios de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga, pero este, no se expresa, alude que debemos acatar la sentencia, pero al pedirles el permiso administrativo para acometer las obras, mantiene silencio, que en breve será silencio administrativo, creando aún mas incertidumbre en este sentido.

Esto es un atropello, una barbaridad, un crimen contra la naturaleza.

Nuestro malestar lo ha recogido el diario Sur, y también está en manos de asociaciones de ecologistas plataformas en pro de la conservación de los árboles y lo estamos poniendo en conocimiento de las asociaciones de vecinos, de la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y ahora abrimos esta petición en change.org para que entre todos nos ayudéis a parar esta barbaridad.

 

 

Estimado Sr. Alcalde del Excmo Ayuntamiento de Málaga

D. Francisco de la Torre Prados.

 

Estimado Consejero de Medio Ambiente de Andalucía

D. José Fiscal López

 

Estimado defensor del pueblo andalúz

D. Jesús Maeztu Gregorio de Tejada

 

Mis familia y yo, les pedimos nos ayuden a proteger la vida de estos cipreses.

 

Por favor, firmad esta petición y ayudadnos a mantener estos árboles vivos.

 

 



Hoy: Gerardo cuenta con tu ayuda

Gerardo Moreno Chinchilla necesita tu ayuda con esta petición «No me obliguen a "arrancar" los Cipreses». Únete a Gerardo y 485 personas que ya han firmado.