No más trabas a la reforma de vehículos en España

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


La Unión Europea, el gobierno de España, las comunidades autónomas y los ayuntamientos de las grandes ciudades están legislando para reducir el impacto ambiental del vehículo privado.

Para ello, van a restringir y penalizar la circulación con vehículos de más de 10 años. Las medidas para incentivar la compra de un vehículo nuevo son pocas y con condiciones.

Como los vehículos eléctricos són caros y con poca autonomía, para muchos no són una opción.

Todavía se incentiva la compra de vehículos nuevos de combustión interna y eso no debería ser: sus homologaciones presentes y pasadas están bajo sospecha y cualquier parecido entre sus cifras y la realidad, es pura coincidencia. 

En los últimos años, los motores para transformar un vehículo antiguo (de poco peso) en híbrido o eléctrico se han estandarizado y bajado de precio. Algunos talleres mecánicos se están preparando para hacer este tipo de reforma.

Pero "Spain is different".

Mientras que países como Alemania (o Gran Bretaña) permiten estas transformaciones con poco más el pago de tasas y una inspección técnica, España, el país de la burocracia sin sentido, exige a cada particular complejas homologaciones por valor de miles de euros, como si de un fabricante de coches se tratara.

Si la Comisión Europea regulara y unificara los requisitos para hacer las transformaciones conseguiría reducir la emisión de contaminantes en las grandes ciudades en menor tiempo del previsto e impediría que muchos ciudadanos se vean forzados a endeudarse para comprar un tipo de vehículo que dentro de pocos años dejará de ser prohibitivamente caro y tendrá mucha más autonomía.

El biocarburante ya demostró que, en la práctica, pocos ciudadanos se preocupan por el medio ambiente: desaparecida la subvención, a igual precio que el carburante 100% fósil, la mayoría dejó de utilizarlo. 

La transformación de vehículos a un precio muy inferior al de compra de un eléctrico o híbrido nuevo, sumado al mantenimiento de los incentivos fiscales y al incremento de puntos de carga, seduciría a un buen número de ciudadanos.

Lo más contaminante en las grandes ciudades són los desplazamientos cortos, por el centro y/o desde/hacia las poblaciones de la periferia. Y son muchas las personas que solo hacen este tipo de trayecto, para el cual, la actual limitada autonomía de los motores eléctricos es suficiente.

Hagamos del "Reciclar - Reutilizar - Reducir" algo más que un bonito lema. Con la reforma de vehículos podemos convertirlo en una realidad con resultados tangibles -para nuestros bolsillos y pulmones- a corto plazo.



Hoy: Maria cuenta con tu ayuda

Maria Farrà necesita tu ayuda con esta petición «No más trabas a la reforma de vehículos en España». Únete a Maria y 7 personas que ya han firmado.