Petition Closed
Petitioning Instituto Colombiano Agropecuario - ICA Gerente General and 7 others

NO MÁS 970: Soberanía alimentaria en Colombia.


Soy Carolina, colombiana, actualmente resido en España, y como la mayoría de colombianos, mis abuelos son campesinos.

Hace un par de semanas empecé a informarme sobre la resolución 970 después de ver un documental difundido en las redes sociales. El documental sin duda me impactó. Sentí tristeza, indignación, y estando lejos de mi país, mi sensación de impotencia ha aumentado día tras día.

La resolución 970 del 2010 claramente vulnera los derechos de los campesinos, así como nuestra diversidad y soberanía alimentaria.

En una carta enviada al ICA (Instituto Colombiano Agropecuario) por las organizaciones indígenas, afrocolombianas, campesinas, sociales y ambientales participantes en el “Encuentro Nacional sobre Normas y Leyes de Semillas. Perspectivas y acciones para la defensa de las semillas, hacia la soberanía alimentaria”, se explica que las semillas cultivadas en el presente son patrimonio de los pueblos que sustentan nuestra cultura, soberanía y autonomía alimentaria, y representan el trabajo colectivo acumulado de miles de generaciones de agricultores y agricultoras. La resolución 970 lo que en verdad pretende es avanzar en la entrega del control total de nuestras semillas a los oligopolios de semillas certificadas. La resolución 970 penaliza la producción, uso, intercambio y mercadeo legítimo de las semillas criollas y nativas, y faculta al ICA para decomisar y judicializar a los agricultores que utilicen semillas “ilegales”, es decir, criollas o nativas. Sin duda, la resolución 970 se está convirtiendo en un instrumento para perseguir a los campesinos y acabar con sus ya golpeadas formas de vida.

Hoy día todo el país se está solidarizando, movilizando y está pidiendo un cambio. Estudiantes, ancianos, niños, adolescentes, artistas y ciudadanos de a pié, suman su voz a la de nuestros campesinos e indígenas. En un país con uno de los mayores índices de desigualdad y de concentración de la tierra, el actual apoyo de un inmenso número de colombianos a nuestros campesinos y pequeños productores es una oportunidad histórica que no debe ser desaprovechada.

El mismo ministro del Interior, Carrillo, afirma “las aspiraciones de los campesinos son totalmente legítimas” (extracto de noticia del periódico El Tiempo).

En países como Hungría, está prohibido el ingreso y comercialización de semillas transgénicas para proteger la agricultura libre y evitar las nocivas consecuencias de estas en la agricultura nacional. Si en otros países se hace esto, no entiendo por qué en Colombia donde la mayoría de nuestra población depende de la agricultura, no se toman medidas para proteger nuestra soberanía alimentaria.

Frente a esta situación observo al Gobierno indiferente a aplicar acciones y soluciones concretas a favor de nuestros campesinos e indígenas que cuidan nuestra agricultura nacional. Es por esto que le pido al ICA que den marcha atrás a la resolución 970 y que desarrollen políticas más acordes a las necesidades de las comunidades campesinas, indígenas y la población colombiana, velando por la seguridad y soberanía alimentaria del país.

Letter to
Instituto Colombiano Agropecuario - ICA Gerente General
Presidente Sociedad de Agricultores de Colombia. Rafael Mejía López
Presidente ANUC. Luis Alejandro Jimenez
and 5 others
Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Todd Howland
Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural Francisco Estupiñan
Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural Andrés Felipe García Azuelo
Secretario General del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural Gonzalo Araujo Muñoz
Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural Despacho del Ministro
NO MÁS 970: Soberanía alimentaria en Colombia.

En facultad de mis deberes como ciudadano(a), con respeto y firmeza le pido al Consejo Directivo del ICA:

1. La revocatoria directa de la resolución 970 de 2010 del ICA.
2. La creación de políticas inclusivas, a partir de procesos abiertos a la ciudadanía, con la participación efectiva de nuestros campesinos, indígenas y comunidades a quienes afectan estas normas, y que velen claramente por la soberanía alimentaria de nuestro país.
3. El diseño y aplicación de un plan con acciones concretas de promoción y fomento de la producción, el uso y el consumo de productos locales, ancestrales y propios del territorio colombiano.