Firma esta petición si estás en contra de las elecciones fraudulentas del 22 de abril

0 have signed. Let’s get to 1,000!


RESUMEN DE NUESTRA PETICION: (recomendamos leer el documento completo que se encuentra aqui debajo)

Como ciudadanos venezolanos y en particular, después de haber aportado como parte de los electores venezolanos en el exterior, más de 700 mil votos en la consulta popular del 16 de julio de 2017, queremos manifestar lo siguientes puntos:

1.    Creemos firmemente que la mejor salida a la actual crisis económica, social, institucional y política para Venezuela está en una consulta electoral auténtica en los términos que definen los estándares universales, la Constitución y la Ley Orgánica de Procesos Electorales de Venezuela. Esto es, con un CNE verdaderamente imparcial, con todas las garantías jurídicas y electorales; con la presencia de observadores internacionales de reconocido prestigio y experticia electoral; levantando la inhabilitación política injusta de líderes políticos; legalizando a todos los partidos políticos; previa depuración y actualización del Registro Electoral (RE) en su totalidad; y la erradicación de prácticas aberrantes tales como las migraciones masivas e intempestivas de votantes. La elección presidencial debería llevarse a cabo a finales del 2018 justo antes del inicio del próximo periodo presidencial que establece la Constitución. La inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente no puede pretender jugar ningún papel en la convocatoria, y realización de tal proceso electoral.

2.    Una parte fundamental e irrenunciable de la regularización de las condiciones para una elección real y transparente en el exterior es que todos los consulados venezolanos abran y funcionen a cabalidad, para que los ciudadanos en el extranjero puedan llevar a cabo todos los procesos consulares, incluyendo registrarse en el Registro Electoral (RE) y puedan ejercer con todas las garantías y facilidades su derecho constitucional al voto. Esta condición se ha vuelto tanto más importante cuanto que los años reciente han visto a un masivo número de venezolanos recurrir a la migración al exterior como respuesta dolorosa y forzada al deterioro de las condiciones económicas, sanitarias y de seguridad en el territorio nacional, así como a la creciente restricción a las libertades políticas.

 3. Participar en el marco de las condiciones actualmente vigentes sería contribuir a dar validez a los actos nulos e inconstitucionales de la Asamblea Nacional Constituyente y socavar el apoyo de la comunidad internacional.

ORGANIZACIONES FIRMANTES:

LUCHA DEMOCRÁTICA

Washington D.C.


UN MUNDO SIN MORDAZA

Global


VENEZUELA GLOBAL

Global


RECIVEX

Global


RED DEMOCRÁTICA INTERNACIONAL

Miami, FL


VENEZUELAN HUMAN RIGHTS

Washington, D.C.


DIÁSPORA VENEZOLANA EN L.A.

Los Angeles, CA


UNIDAD DEMOCRÁTICA SAN FRANCISCO

San Francisco, CA


ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE AUSTIN

Austin, TX


VENEZOLANOS EN DALLAS

Dallas, TX


FUNDACIÓN CULTURAL VENEZUELA

Las Vegas, NV


RED ACTIVISTA X VENEZUELA

Sterling, VA


SEAMOS UNA VOZ POR VENEZUELA

Sterling, VA


VENEZUELAN’S IN THE CAROLINAS

Charlotte, NC


UNIDAD HOUSTON

Houston, TX


ILLINOIS VENEZUELAN ALLIANCE

Chicago, IL


VENEZOLANOS EN MEMPHIS

Memphis, TN


VENEZUELAN ALLIANCE OF MEMPHIS

Memphis, TN


RESISTENCIA ACTIVA – VENEZOLANOS EN FRANCIA

Paris, Francia


MOVIMIENTO NUEVA VENEZUELA

San José, Costa Rica

 

VENEZOLANOS EN BÉLGICA

Antwerpen, Bélgica

 

CENTRO ÍTALO VENEZOLANO

Corato, Italia

 

VENEZOLANOS EN TAILANDIA

Bangkok, Tailandia

DOCUMENTO COMPLETO

9 de febrero, 2018


Comunicado de la diáspora venezolana por la democracia y por el rescate del derecho constitucional de los venezolanos de participar en unas elecciones libres, transparentes y democráticas


Las organizaciones firmantes, representantes de la sociedad civil de la diáspora venezolana alrededor del mundo, queremos dirigirnos a los venezolanos, dentro y fuera de Venezuela, y a la comunidad internacional para expresar nuestra opinión sobre las actuales circunstancias políticas y electorales del país.


Considerando que:


Somos un grupo de organizaciones que ha promovido y organizado la participación de los venezolanos en el exterior en todos y cada uno de los procesos electorales y de consulta que han ocurrido en Venezuela desde el año 2000, y en los cuales nos estaba permitido participar por ser procesos de índole nacional.
 

Que hemos promovido y organizado la participación de los venezolanos en los procesos de consulta organizados por los sectores democráticos del país, y en particular los realizados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tal como la consulta popular del 16 de julio de 2017, mediante la cual se rechazó la convocatoria por parte de Nicolás Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente sin consultar al pueblo venezolano, de acuerdo a lo establecido en la Constitución.

Sabiendo que la participación y organización de los venezolanos en estos procesos ha tenido lugar a conciencia de que la actual Junta Directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) no ha tomado en cuenta los votos de los venezolanos en el exterior o, cuando lo ha hecho,  ha  dictado instrucciones para contar nuestros votos solamente una vez que los “resultados anunciados en Venezuela resultan irreversibles”, siendo ésta otra actitud más del CNE que escamotea el derecho constitucional de los venezolanos a votar sin otro requisito más allá de los que establecen la Constitución y la Ley Electoral vigente.

Estando al tanto que esta actitud permanente del CNE, violatoria del derecho constitucional de los ciudadanos venezolanos dentro y fuera de Venezuela, y que fue notoriamente exacerbada en las últimas elecciones (Asamblea Nacional Constituyente, gobernadores y alcaldes), ha minado la confianza de los venezolanos en el voto como mecanismo fundamental de la democracia, instrumento democrático que el actual gobierno se ha propuesto desprestigiar y erosionar como parte de su transformación en un régimen dictatorial.

Queremos expresarle a los venezolanos, con todo el énfasis y sentido de urgencia del que somos capaces, nuestra opinión sobre: (1) la convocatoria adelantada de las elecciones presidenciales  por la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente, siendo ésta otra violación flagrante de la Constitución vigente; (2) la discusión en el seno de los sectores democráticos de oposición sobre la participación o no en dicho proceso en las mismas condiciones de desventajas, parcialidad descarada del CNE, y ausencia de observadores internacionales de reconocida imparcialidad en procesos electorales. Lo hacemos con el derecho que nos corresponde como ciudadanos venezolanos y en particular, después de haber aportado como parte de los electores venezolanos en el exterior, más de 700 mil votos en la consulta popular del 16 de julio de 2017.

Por estas razones, queremos manifestar lo siguientes puntos:


Creemos firmemente que la mejor salida a la actual crisis económica, social, institucional y política para Venezuela está en una consulta electoral auténtica en los términos que definen los estándares universales, la Constitución y la Ley Orgánica de Procesos Electorales de Venezuela. Esto es, con un CNE verdaderamente imparcial, con todas las garantías jurídicas y electorales; con la presencia de observadores internacionales de reconocido prestigio y experticia electoral; levantando la inhabilitación política injusta de líderes políticos; legalizando a todos los partidos políticos; previa depuración y actualización del Registro Electoral (RE) en su totalidad; y la erradicación de prácticas aberrantes tales como las migraciones masivas e intempestivas de votantes. La elección presidencial debería llevarse a cabo a finales del 2018 justo antes del inicio del próximo periodo presidencial que establece la Constitución. La inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente no puede pretender jugar ningún papel en la convocatoria, y realización de tal proceso electoral.

Una parte fundamental e irrenunciable de la regularización de las condiciones para una elección real y transparente en el exterior es que todos los consulados venezolanos abran y funcionen a cabalidad, para que los ciudadanos en el extranjero puedan llevar a cabo todos los procesos consulares, incluyendo registrarse en el Registro Electoral (RE) y puedan ejercer con todas las garantías y facilidades su derecho constitucional al voto. Esta condición se ha vuelto tanto más importante cuanto que los años reciente han visto a un masivo número de venezolanos recurrir a la migración al exterior como respuesta dolorosa y forzada al deterioro de las condiciones económicas, sanitarias y de seguridad en el territorio nacional, así como a la creciente restricción a las libertades políticas.

Sin esas condiciones, estas elecciones se constituirán en otra oportunidad más para el régimen de Nicolás Maduro de acabar con la institución del voto en Venezuela, y para consagrarse como lo que verdaderamente ha demostrado ser:  un régimen totalitario que, como tal, sólo persigue eternizarse en el poder a toda costa, sin importarle el costo social y económico que arrastra a los venezolanos a una crisis con características de tragedia humanitaria.

Participar en un proceso electoral como el que está planteado en este momento, que no ha sido reconocido por la gran mayoría de los países de la comunidad democrática internacional por su carácter inconstitucional, desequilibrado, y no transparente, controlado abusivamente por el sector oficial, descaradamente manipulado y parcializado, puede consolidar el fin de la democracia en Venezuela y la pérdida total de legitimidad de los partidos y dirigentes políticos de los sectores democráticos del país.

Más grave aún, participar en unas elecciones bajo esas características, pondría en riesgo el apoyo de la comunidad democrática internacional, cuya solidaridad con los venezolanos y la democracia venezolana ha sido arduamente lograda, constituyéndose de hecho en el activo más poderoso con que contamos los sectores democráticos venezolanos.

Participar en el marco de las condiciones actualmente vigentes sería contribuir a dar validez a los actos nulos e inconstitucionales de la Asamblea Nacional Constituyente y socavar el apoyo de la comunidad internacional.

La lucha es democrática y por la democracia, y ello es posible mediante la lucha por la defensa de la institución del voto y el derecho constitucional de los venezolanos de votar en unas elecciones justas y transparentes. Ese derecho, al igual que el derecho de vivir en democracia, tal como se define en la Constitución, es un derecho que no se negocia.

 


LUCHA DEMOCRÁTICA

Washington D.C.


UN MUNDO SIN MORDAZA

Global


VENEZUELA GLOBAL

Global


RECIVEX

Global


RED DEMOCRÁTICA INTERNACIONAL

Miami, FL


VENEZUELAN HUMAN RIGHTS

Washington, D.C.


DIÁSPORA VENEZOLANA EN L.A.

Los Angeles, CA


UNIDAD DEMOCRÁTICA SAN FRANCISCO

San Francisco, CA


ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE AUSTIN

Austin, TX


VENEZOLANOS EN DALLAS

Dallas, TX


FUNDACIÓN CULTURAL VENEZUELA

Las Vegas, NV


RED ACTIVISTA X VENEZUELA

Sterling, VA


SEAMOS UNA VOZ POR VENEZUELA

Sterling, VA


VENEZUELAN’S IN THE CAROLINAS

Charlotte, NC


UNIDAD HOUSTON

Houston, TX


ILLINOIS VENEZUELAN ALLIANCE

Chicago, IL


VENEZOLANOS EN MEMPHIS

Memphis, TN


VENEZUELAN ALLIANCE OF MEMPHIS

Memphis, TN


RESISTENCIA ACTIVA – VENEZOLANOS EN FRANCIA

Paris, Francia


MOVIMIENTO NUEVA VENEZUELA

San José, Costa Rica

 

VENEZOLANOS EN BÉLGICA

Antwerpen, Bélgica

 

CENTRO ÍTALO VENEZOLANO

Corato, Italia

 

VENEZOLANOS EN TAILANDIA

Bangkok, Tailandia



Today: Lucha Democrática (por Venezuela en Washington DC) is counting on you

Lucha Democrática (por Venezuela en Washington DC) needs your help with “No estamos de acuerdo con las elecciones fraudulentas del 22 Abril! Mesa de la Unidad Democratica: Defendemos el derecho constitucional de los venezolanos a votar libre y transparentemente”. Join Lucha Democrática (por Venezuela en Washington DC) and 848 supporters today.