Petition Closed

3,383
Supporters

El consumo de aletas de tiburón es probablemente la práctica más aberrante que comete el ser humano contra algún grupo animal. Decenas de millones de tiburones son masacrados anualmente, básicamente para utilizarse como espesante de sopas en China, ya que las aletas no saben a nada. A los tiburones se les amputa las aletas y se les devuelve la mayoría de las veces  al mar vivos (pincha en el vídeo de arriba donde pone VER EN YOUTUBE).

La implantación de un secadero de aletas de tiburón en Tenerife es de una gravedad extrema, al colocar a las Islas Canarias en la inmoral lista de lugares del mundo que exportan aletas a los países orientales

http://www.diariodeavisos.com/2012/06/08/actualidad/exportar-aletas-de-tiburon/

En unas Islas que dependen en gran medida del turismo y que se venden al mundo como defensores de la naturaleza, la apertura de esta empresa sería un paso atrás sin precedentes que no podemos tolerar, ya que nos colocaría como un territorio donde se masacran animales únicamente para una ridícula satisfacción culinaria de ciertos sectores de la alta sociedad china, al ser esta sopa un síntoma de distinción social.

El comercio de aleta de tiburón es internacionalmente rechazado y hay todo un movimiento mundial creciente para prohibir esta práctica, que no dudamos acabará denostada. La apertura de un secadero en Tenerife, con toda la polémica ya existente, sería de una extrema irresponsabilidad política y administrativa.

MÁS INFO SOBRE ESTE PROYECTO Y SOBRE NUESTRAS ALEGACIONES AL MISMO, PINCHANDO AQUÍ

Letter to
Presidente del Cabildo de Tenerife D. Ricardo Melchior
Presidente del Gobierno de Canarias D. Paulino Rivero
Jefe de Prensa del Gobierno de Canarias D. Manuel Almeida
and 2 others
Cabildo de Tenerife
Alcalde de Arico (Tenerife) D. Juan José Armas
Tenerife, isla internacionalmente conocida por su naturaleza, no se puede permitir el lujo de ser también conocida por ubicar un secadero de aletas de tiburón. Esta práctica repugnante se encuentra actuallmente a la cabeza de las mayores barbaridades que el ser humano comete contra la fauna con la que convivimos en este planeta.

No sería admisible esta ubicación para sectores importantes de turistas que nos visitan con sensibilidad ambiental, como son por ejemplo los buceadores, en alza en el archiipiélago, y por el que ambas instituciones, Cabildo y Ayuntamiento, están apostando. Además, para importantes sectores de la población local sería una auténtica vergüenza.

Es por eso que solicitamos que de forma inmediata se paralice la autorización para la apertura de esta repusliva empresa.