Petition Closed
Petitioning Miembros del Parlamento Europeo and 2 others

¡No a un nuevo acuerdo entre la Unión Europea e Israel!

El próximo 23 de abril comenzará en el Parlamento Europeo el trámite para debatir y votar el Acuerdo de Conformidad de Valoración y Aceptación de Productos Industriales entre la Unión Europea e Israel. Este nuevo tratado fortalecerá los ya de por sí estrechos vínculos económicos entre ambas partes. Desde la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP, plataforma que aglutina a cerca de 40 organizaciones de apoyo al pueblo palestino del Estado español) entendemos que la colaboración con un estado como Israel, que vulnera sistemáticamente la legislación internacional y los Derechos Humanos y somete desde hace décadas al pueblo palestino, es incompatible con la defensa y promoción y defensa de las libertades y derechos que los principales documentos de la Unión Europea establecen como uno de los principios rectores de su actuación. Por ello, y en colaboración con otras organizaciones de la Unión Europea, la RESCOP ha lanzado esta campaña para pedir a los y las europarlamentarias que voten en contra de este acuerdo. Adhiriéndote a esta iniciativa harás llegar nuestra petición a los diferentes grupos del Parlamento Europeo. Gracias por tu colaboración.
Letter to
Miembros del Parlamento Europeo
ines.ayalasender@europarl.europa.eu
maria.badiaicutchet@europarl.europa.eu
Estimado/a Sr/a Europarlamentario/a

Me dirijo a usted con motivo de los trámites que comenzarán en el Parlamento Europeo el próximo 24 de abril para el debate y votación del Acuerdo de Conformidad de Valoración y Aceptación de Productos Industriales (ACAA, Agreement on Conformity Assessment and Aceptance of Industrial Products) entre la Unión Europea y el Estado de Israel.

La eventual aprobación de este acuerdo supondría la eliminación de barreras de carácter técnico y administrativo para el comercio entre los mercados de la Unión Europea e Israel y supondría un fortalecimiento de los vínculos entre ambas partes.

El debate y votación del ACAA fue congelado tras el ataque de Israel a la Flotilla de la Libertad perpetrado en aguas internacionales el 31 de mayo de 2010. El Ejército israelí asesinó a nueve activistas, hirió de gravedad a otros 50 y secuestró al resto de las más de 700 personas de esta iniciativa no violenta que pretendía romper el bloqueo ilegal a la Franja de Gaza. La propia Unión Europea ha exigido en reiteradas ocasiones el fin de este bloqueo.

El Comité de Comercio Internacional (INTA) del Parlamento Europeo decidió hace unos meses reanudar el proceso de debate y votación del acuerdo que seguirá estos pasos: 24 de abril, debate y votación en el Comité de Asuntos Exteriores en el Parlamento Europeo (AFET); 26 de abril, debate y votación en el Comité de Comercio Internacional (INTA); mes de mayo, debate y votación en el Pleno del Parlamento Europeo.

La adopción del acuerdo ACAA y, en general, de cualquier acción que suponga un refuerzo de las relaciones con el Estado de Israel está en franca contradicción con la postura de la Unión Europea sobre el respeto a los Derechos Humanos en general y la ocupación israelí de los Territorios Palestinos en particular.

El Tratado de Lisboa establece explícitamente que la acción exterior de la Unión Europea debe ser coherente con “la universalidad e indivisibilidad de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales; el respeto por la dignidad humana; los principios de igualdad y solidaridad, y el respeto por los principios de la Carta de las Naciones Unidas y la legislación internacional”.

Además, en el reciente Comunicado de la Comisión Europea al Parlamento Europeo y el Consejo de Derechos Humanos sobre los Fundamentos de la Acción Exterior Europea se subraya que el comercio exterior de la UE y su agenda en materia de derechos humanos tienen que ser “coherentes, transparentes, predecibles, viables y efectivos”.

En lo que respecta a Israel, la Unión Europea ha apoyado todas las resoluciones de Naciones Unidas que piden el fin de la Ocupación y garantizan el derecho de retorno de las personas palestinas refugiadas; ha exigido de forma reiterada el cese de la construcción de los asentamientos en Cijsordania y Jerusalén y el levantamiento del bloqueo a la Franja de Gaza, y en diversos informes ha puesto de manifiesto la política discriminatoria que el Estado de Israel ejerce contra las personas palestinas con ciudadanía israelí y que encajan en la definición que hace Naciones Unidas del crimen de Apartheid, algunos redactados por el conjunto de las propias representaciones consulares de los países miembros de la Unión Europea.

Por todos estos motivos, entiendo que lo más coherente con el espíritu de promoción de las libertades y los Derechos Humanos que inspira a la Unión Europea es votar en contra de dicho acuerdo ACAA. Como representante de la soberanía popular le solicito su voto en contra y le pido que anime a sus compañeros/as de grupo parlamentario y de otros grupos a posicionarse en contra de este acuerdo.

Finalmente, le agradezco la atención prestada y le animamos a trabajar, en el ámbito de sus responsabilidades, por la libertad y los derechos del pueblo palestino.

Sin otro particular, reciba un sincero saludo