Petition Closed
Petitioning Delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias don José Enrique Núñez Guijarro
This petition will be delivered to:
Delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias
don José Enrique Núñez Guijarro

NO A LOS SACRIFICIOS ARBITRARIOS DE PERROS

 

Nombre: Rocky.

Raza: cruce de labrador.

Edad: cinco años.

Estado de salud: perfecto

 

Abandonado en la perrera de La Fortuna por su dueño, pues ya no lo necesitaba como guardián del chalé del que iba a mudarse, fue sacrificado en apenas una hora por decisión de los veterinarios encargados de las instalaciones.

Rocky fue sacrificado por el color negro de su piel, por tener casi cinco años y por ser de tamaño grande. Todo ello lo hacía “difícilmente adoptable”, a criterio de los profesionales que le aplicaron una inyección letal.

La ordenanza municipal sobre tenencia y protección de animales legitima al personal veterinario de las instalaciones a disponer y decidir sobre la vida de los animales alojados en las mismas. Pero únicamente como un último recurso, y siempre plenamente justificado.

Desde aquí queremos reclamar, a través de nuestras firmas, la necesidad de que esa ordenanza se cumpla de manera estricta y a rajatabla.

El sacrificio de un animal sano, joven y sin problemas de conducta, apoyado en el simple criterio estético de un veterinario no es de recibo. Rocky podría haber contado con una segunda oportunidad, con un adoptante dispuesto a ofrecerle una nueva vida, si el reloj no hubiera corrido en su contra y no hubiese sido eliminado en apenas una hora desde su entrada en La Fortuna.

Pedimos que los veterinarios que prestan sus servicios en las perreras municipales se ciñan a la normativa que regula su actividad, ya que es a ellos, más que a nadie, a quienes se les presupone un mínimo de responsabilidad para con los animales que tienen a su cargo


Letter to
Delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias don José Enrique Núñez Guijarro
Por favor, interceda para que los veterinarios de las perreras municipales se ciñan a la ordenanza de tenencia de animales y que no se permita, nunca más, que un perro sano y sin problemas de conducta sea sacrificado, supuesto éste que, conforme a la normativa, no puede ser contemplado más que como un último recurso.
Gracias por la atención que sabemos prestará a este asunto.