NO A LA INCOMUNICACIÓN DE LOS MAYORES SORDOS EN CENTROS DE DÍA Y RESIDENCIAS DE LA CAM

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


¿Qué te parecería que en los últimos años de tu vida accedieras a un Centro de Día o a una Residencia para personas mayores de la Comunidad de Madrid (CAM) y NO PUDIERAS COMUNICARTE CON NADIE? Esto es exactamente lo que les sucede día tras día a las personas mayores sordas y sordociegas cuya forma de comunicación prioritaria -en muchos casos, la única- es la LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA (LSE).

En el preámbulo de la Ley 27/2007, de 23 de octubre por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas, se afirma:  "La presente Ley [...], desde el convencimiento de que tanto la normalización de la sociedad en relación con la cuestión de la discapacidad cuanto la integración de las personas con discapacidad en todo ámbito social, exige la promoción de su posibilidad de comunicarse a través de la lengua, sea oral y/o de signos. Posibilidad que no puede quedarse solo en el establecimiento de un conjunto de medidas dirigidas directamente a las personas con discapacidad, sino que debe proyectarse también en el resto de la ciudadanía, garantizando la comprensión y el uso de la lengua oral y/o de signos en todas aquellas instituciones y entidades en las que se desempeña un servicio público, en aras de conseguir así el disfrute real y efectivo de los derechos fundamentales. [...]"

Esta exigencia NO se está aplicando en los Centros de Día y Residencias de mayores de la CAM, de forma que las personas sordas o sordociegas signantes (usuarias de LSE) que acceden a alguno de estos Centros se sienten aisladas, sin poder comunicarse con normalidad con los demás usuarios y usuarias, ni con el personal que los atiende. Desgraciadamente, las autoridades competentes no ponen medios para revertir esta situación.

Si deseamos una calidad de vida adecuada para nuestros mayores sordos y sordociegos, no podemos ignorar que negarles una auténtica comunicación va en serio detrimento de su salud psíquica, y que les impide -tal como figura en la mencionalda ley- "conseguir así el disfrute real y efectivo de los derechos fundamentales".

Para evitar esta lamentable situación, pedimos:

  • ESTABLECER UNA RED de Centros de Día y Residencias para personas mayores en la CAM, de ASIGNACIÓN PREFERENTE (no exlusiva) para mayores sordos y sordociegos signantes, de forma que puedan encontrarse acompañados y comunicarse entre sí.
  • DOTAR A ESTOS CENTROS PREFERENTES DE PERSONAL médico, sanitario y de atención social, sordo u oyente, COMPETENTE EN LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA, y/o proporcionar servicios de interpretación en LSE. De este modo, las personas mayores sordas y sordociegas podrán disfrutar de los servicios prestados en IGUALDAD DE CONDICIONES que el resto de usuarios y usuarias.
     

 

 

 

 

 

 

 

 



Hoy: A por cuenta con tu ayuda

A por ello necesita tu ayuda con esta petición «No a la incomunicación de los mayores sordos en Centros de Día y Residencias de la CAM». Únete a A por y 2.468 personas que ya han firmado.