Victory

Es hora de que se tome a la Junta de Planificación y a los Planificadores Profesionales de Puerto Rico en serio como instrumentos indispensables para crear un consenso de país que nos encamine fuera de la actual situación de mediocridad en la que nos vemos.

Letter to
Gobernador Electo Hon. Alejandro García-Padilla
Senador HON. ANTONIO J. FAS ALZAMORA
Senador HON. CIRILO TIRADO RIVERA
and 3 others
Portavoz de la minoría, Senado entrante HON. LARRY SEILHAMER RODRIGUEZ
Presidente del Senado entrante HON. EDUARDO BHATIA GAUTIER
Vice-Presidente del Senado entrante HON. JOSE L. DALMAU SANTIAGO
Honorable Gobernador Electo:

Por la siguiente me opongo a la designación del arquitecto Abel Misla-Villalba para presidir la Junta de Planificación por entender que no reúne los requisitos para el puesto, según esbozados en una carta dirigida a usted por la Sociedad Puertorriqueña de Planificación el 24 de noviembre de 2012:

(1) Debe ser un planificador profesional licenciado, conforme a la Ley 160 del 23 de agosto de 1996.
(2) Debe tener un mínimo de cinco años en el ejercicio de la profesión.
(3) Debe tener la capacidad de dialogar con todos los sectores que tengan interés en el desarrollo sostenible de Puerto Rico.
(4) Debe estar comprometido con impulsar un proceso de revisión ambiental de proyectos que sea expedito, pero riguroso.
(5) Debe demostrar con sus acciones previas un compromiso con el desarrollo sostenible de Puerto Rico.

Sin menospreciar las contribuciones del Arq. Misla-Villalba al país como ex decano de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Ponce, entendemos que hay graves deficiencias en este nombramiento, respecto a los aspectos sociales y de participación comunitaria que deben ser parte de la formación de un Planificador Profesional, que incluyen conocimiento de los aspectos legales y reglamentos de la Junta de Planificación. Entendemos que el Arq. Misla-Villalba no tiene ni la preparación ni la experiencia en esas áreas.

Es también menester recordar que la Junta de Planificación tiene bajo su cargo la consideración de asuntos económicos del país, que incluyen tanto aspectos de macroeconomía como de microeconomía. La persona encargada de la JP debe de tener conocimientos de esas áreas, que no necesariamente se adquieren siendo desarrollador, ya que la JP es parte de la Oficina del Gobernador con la responsabilidad de orientarlo a usted en aspectos sociales, económicos, ambientales y políticos.

Entendemos también que ya es hora de que se nomine consecutivamente personas con la preparación académica y profesional del campo de la Planificación a dirigir la Junta, ya que se espera que alguien con preparación y experiencia en el campo de la ingeniería dirija el Departamento de Transportación y Obras Públicas, y alguien con preparación y experiencia en el campo de la enseñanza dirija el Departamento de Educación. El Arq. Misla-Villalba nunca ha ejercido como Planificador Profesional, ni siquiera bajo el “grandfather clause” que ejercen algunos colegas planificadores. Lo que es más, al Arq. Misla-Villalba no se le conoce por proyecto alguno de ordenación territorial, ni regional, ni de urbanismo. Proyectos con elementos cartográficos podrán resultar gráficamente interesantes, pero eso no garantiza un contenido con análisis ponderado del territorio, con propuestas concretas, y elementos de contenido de un verdadero plan integral.

En cuanto a preparación académica se refiere, a pesar de que el Arq. Misla-Villalba se graduó de Arquitectura de la prestigiosa universidad de Columbia, se esperaría que alguien que presida la Junta de Planificación por lo menos poseyera una especialidad en Urbanismo, que lo faculte para lidiar con las problemáticas de la ordenación físico-espacial del país, que incluye el desparrame urbano. Lo que es más, el Arq. Misla-Villalba no tiene certificado de vigente. Según entendido, su certificado de Arquitecto en entrenamiento está suspendido desde el 2009 en el Departamento de Estado y está inactivo en el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas desde el 2010.

En fin, entendemos que la persona que ocupe la presidencia de la Junta de Planificación debe de tener una educación y visión integral de la planificación de Puerto Rico a largo plazo, y no solo con el desarrollo de proyectos de construcción, o en la Cámara de Comercio del Sur, ya que entendemos que hay suficientes desarrollistas y empresarios en su equipo de asesores económicos.

Creemos que la Junta de Planificación se ha distanciado mucho de aquella Junta creada por Rexford Tugwell que tantos cambios propició en Puerto Rico bajo la directiva de gigantes de la Planificación como lo fueron Rafael Picó Santana. La Junta de Planificación puede volver a desempeñar un papel de importancia para encaminar a Puerto Rico fuera de la lamentable situación de mediocridad económica, social y ambiental en la que nos vemos sumidos, pero es menester que se tome esta instrumentalidad con la seriedad que amerita su potencial, empezando por el nombramiento de mayor envergadura.

El modelo de desarrollo del gobierno de la Isla ha tomado un giro sobre la construcción, modelo que sabemos no es un plan a largo plazo, sino dirigido a la creación de empleos momentáneos que se perderán una vez se terminen las infraestructuras. Bajo ese modelo fracasado modelo de desarrollo, con planes, propuestas y proyectos tan importantes a ser considerados en un futuro de inmediato, que incluyen: un plan de energía renovable para Puerto Rico, el re-desarrollo de la Antigua Base Naval Roosevelt Roads, el propuesto incinerador para Arecibo, la protección en su totalidad del Corredor Ecológico del Noreste; es menester que la Junta cuente con dirección capacitada para darle a usted el insumo, apoyo y consejo que se merece como Gobernador para dirigir sabiamente las riendas del país.

Agradeciendo su expresión en este particular,