Recolección de Firmas que apoyen la petición de la actuación del Relator Especial de ONU

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


Dr. Nils Melzner

Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Naciones Unidas

Ginebra

 

Honorable Dr. Melzner,

El Movimiento ciudadano venezolano se dirige a usted a objeto  de solicitar, con base al  mandato que le confiere la Resolución 34/19 del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en marzo de 2017[1], inste al Estado venezolano a cesar de manera inmediata las prácticas atroces que han quedado en evidencia y profundizan la crisis política, social, económica y humanitaria que vive Venezuela, y que ha generado la existencia de una emergencia humanitaria compleja y el desplazamiento forzado de venezolanos, así como la indudable sospecha que el Estado venezolano ejecuta torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Como usted conoce honorable Dr. Melzner, en junio de 2018, la Oficina del Alto Comisionado presentó un informe que detalló el uso desproporcionado de la fuerza por agentes del Estado venezolano, y en palabras del para entonces Alto Comisionado, Zeid Ra’ad Al, “el hecho de no haber responsabilizado a las fuerzas de seguridad por las violaciones tan graves a los derechos humanos que se han perpetrado sugiere que el Estado de Derecho está prácticamente ausente en Venezuela”[2].

Del mismo modo, el 26 septiembre de 2018, el Consejo de Derecho Humanos aprobó la primera resolución sobre el país, reconociendo su enorme preocupación por las graves violaciones a los derechos humanos en el contexto de una crisis política, económica, social y humanitaria, e instó a la Alta Comisionada a que preparase un informe exhaustivo por escrito sobre la situación del país, el cual será presentado ante el Consejo en fecha 5 de julio de 2019[3].

Paralelamente, el organismo regional de protección de derecho humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en fecha 21 de marzo de 2019,  otorgó medidas cautelares a los civiles y militares privados de libertad en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), mediante la Resolución 14/19[4], debido a las constantes denuncias que existen respecto a que dicho cuerpo de seguridad del Estado venezolano comete torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Vale acotar Dr. Melzner, que a pesar de la existencia de medidas cautelares sobre los civiles y militares privados de libertad en la sede de la DGCIM, y que en mayo de 2019[5] nuevamente la CIDH hiciese un llamado de alerta ante el recrudecimiento de las condiciones de detención en la DGCIM, el hecho que el 27 de junio de 2019 muriera el Capitán Rafael Acosta Arévalo bajo la custodia  de la Dirección General de Contrainteligencia Militar[6], resultado de los traumatismos ocasionados por las torturas recibidas por agentes de dicho cuerpo de seguridad, reafirma la preocupación sobre que en Venezuela se cometen graves violaciones de derechos humanos, concretamente la tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como la falta de voluntad del Estado en sancionar a los cuerpos de seguridad por dichos actos.

Cabe destacar, que prácticas como las referidas son cometidas igualmente en otros centros de reclusión de presos políticos, como es el caso del Servicio Bolivariano de Inteligencia, SEBIN.

Por todo lo anterior honorable Dr. Melzner acudimos a usted, requiriendo formalmente un llamamiento urgente al Estado venezolano para que cesen las torturas en las personas privadas de libertad, que se encuentran bajo su custodia.

Igualmente solicitamos que, dado el compromiso que el gobierno de Venezuela asumió con la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, se coordine una misión de investigación para que visite Venezuela a la brevedad posible

Por último, solicitamos que quede constancia pública, así como ante el Consejo de Derechos Humanos y Asamblea General, que usted desde ahora seguirá la grave situación de los derechos humanos en el país, debido a la razonable presunción que en Venezuela se cometen torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes.

 

Sin más que agregar,

 

El movimiento ciudadano venezolano

#VzlaExigeDDHH

 



[1]HRC. A/HRC/RES/34/19. La tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes: mandato del Relator Especial., de fecha 4/7/2017
[2]ONU NEWS. El Consejo de Derechos Humanos pide a Venezuela que deje entrar ayuda humanitaria, de fecha 27 de septiembre de 2018.
[3]Ibidem.
[4] CIDH. MC 178/19 – Personas (militares y civiles) detenidas en la Dirección General de Contrainteligencia Militar DGCIM, Venezuela.
[5] CIDH. CIDH expresa preocupación por recrudecimiento de condiciones de detención en DGCIM en Venezuela y urge al Estado cumplir medidas cautelares., de fecha 22 de mayo de 2019.
[6]CIDH. CIDH expresa alarma y preocupación por la muerte del Capitán Rafael Acosta Arévalo bajo custodia en Venezuela, de fecha 3 de julio de 2019.