Castigar con prisión a quienes ataquen con ácido a mujeres, en todo México.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 75,000!


La violencia extrema contra las mujeres no solamente se produce cuando se tiene la intención de privar de la vida a la víctima, sino también cuando se expresa al producir un daño o alteración en su salud mediante lesiones infamantes o degradantes, mutilaciones o violencia sexual de cualquier tipo.

En México existen mujeres victimas de ataques con ácido, a las cuales les han causado cicatrices en el rostro y cuerpo generalmente llegan a ser mutiladas perdiendo la vista, sin embargo pese a los daños, los agresores no son castigados y viven en completa impunidad.

• Son agresiones con una altísima carga simbólica. Pretenden marcar de por vida. Dejar en el rostro desfigurado y en el cuerpo de la víctima la estampa de su crimen, de sus celos, de su odio.

• Constituyen una huella imborrable y dramática. El ácido y otras sustancias abrasivas son utilizados en muchos países como un arma que no solo pretende causar un sufrimiento físico enorme —o, incluso, la muerte.

• Es la marca de la posesión. Una firma ardiente que lastra la vida, o lo que queda de ella, de miles de mujeres en todo el mundo.

En el Congreso de la Ciudad de México se presentó una Iniciativa para crear el tipo penal de lesiones cometidas contra la mujer en razón de su género, se establece una pena específica de siete a catorce años de prisión, con lo cual se combate la impunidad, y  se agrava, en dos terceras partes la pena cuando las lesiones sean provocadas mediante el empleo de ácidos o substancias corrosivas.