El discurso cuenta. La exposición "Hembras" no representa ningún homenaje a la mujer.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Guadalajara, Jalisco, México, a 18 de mayo de 2018

CARTA ABIERTA


MUSEO DE LAS ARTES DE LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

P R E S E N T E


Con atención a

Mtra. Maribel Arteaga Garibay, Directora del MUSA

Ricardo Duarte, Curador de la exposición “Hembras”

Erik Castillo, Colaborador de la exposición “Hembras”

 

Quienes suscribimos, a propósito de la exposición "Hembras” que alberga el MUSA, externamos nuestra preocupación a causa de la poca sensibilidad mostrada frente a las problemáticas actuales de género, con la que la curaduría ha querido justificar el trabajo de los artistas Víctor Hugo Pérez y Juan Carlos Macías.

Que quede claro que las habilidades técnicas de los artistas no son motivo de esta carta. Nos manifestamos en contra de la censura, a favor de que los espacios culturales den pie a una perspectiva crítica y coherente con su entorno. Ni los artistas, ni el curador, ni el museo mismo, deben olvidar que esta muestra está articulada en un espacio de carácter público (como cualquier museo universitario o perteneciente al estado), por lo que además promover el trabajo artístico, tiene el deber de pensar, investigar, dialogar acerca del papel del arte (y sus participantes) frente al momento que se vive en Jalisco en cuanto a la violencia de género y  las desapariciones de mujeres y estudiantes.

Consideramos que en “Hembras” el problema radica, principalmente, en la manera en que institución y curadores, han presentado el trabajo de estos dos artistas como la voz que puede empoderar a las mujeres, cito: “sus autores rinden un homenaje a la mujer”, “para capturar el ímpetu que reivindica el protagonismo femenino, muchas veces negado o minimizado, en diferentes momentos de la historia”, cuando esta exhibición ignora o reduce la participación activa de la mujer, limitando su presencia a modelos, en su mayoría desnudas, sin brazos, con cabezas de perro, correas o espejos, negando la posibilidad de las mujeres a hacer referencia de sí mismas. Si se habla de reivindicación y empoderamiento, más que necesitar hombres (artistas o curadores), las mujeres deben tener participación propia, directa. La perspectiva de lo femenino en esta exhibición deviene corta, infantilizada, caricaturizada, y como homenaje resulta sexista en muchos niveles de interpretación.

Importa el tema de la representación de las mujeres en el arte (en el pasado, así como en la actualidad), pero es aún más relevante su tratamiento, el modo de enunciación. No cuestionamos la intención de abordar una problemática necesaria (urgente), sino la equivocada forma de pretender hacerlo, ya que el tema requiere mayor comprensión, y un conocimiento más profundo del vínculo entre la función estética y la función ético-política de la obra de arte, que esta vez no se manifestó, o bien, se pasó por alto.

Considerando la situación del país a este respecto, nos parece importante que se planteen reflexivamente las propuestas de expresión exhibidas dentro de este recinto. El MUSA forma parte de la Universidad de Guadalajara, institución educativa de carácter público, que ha manifestado una postura ética y un descontento general hacia todo aquello que transgreda la integridad de cualquier persona. Nos toma por sorpresa la ignorancia con que ha sido planteada esta muestra con respecto a la posición de cientos de personas (universitarios, ciudadanía en general) que han salido a las calles a luchar para poner un alto a la violencia de género.

Nos resulta difícil concebir que instituciones como este museo universitario, que deberían de ser espacios de encuentro, de diálogo, carezcan de interés en propiciarlo, en generar resonancia con las comunidades de cuya voz se apropian y que día a día enfrentan una realidad política, social y cultural en crisis. Por ello, reparamos en acciones que se deben llevar a cabo (de aquí en adelante) ante la falta de estrategias estéticas y de investigación para que la obra no caiga en una mera representación más de los cuerpos femeninos y de su genitalidad por parte de protagonistas masculinos.

Quedamos a la espera de una respuesta activa. Invitamos al museo a mostrar apertura mediante más y mejores estrategias de diálogo que estimulen la discusión, pensamiento, investigación e inclusión en su labor cultural y museística.

 

 


A T E N T A M E N T E


LIGA DE ARTISTAS Y CREADORAS

 



Hoy: LAC cuenta con tu ayuda

LAC Liga de Artistas y Creadoras necesita tu ayuda con esta petición «MUSA: El discurso cuenta. La exposición "Hembras" no representa ningún homenaje a la mujer.». Únete a LAC y 522 personas que ya han firmado.