DEFENDAMOS EL PRADO. No a la construcción del centro comercial

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


La intendencia de Montevideo está pensando en dejar instalar un centro comercial, en terrenos que son parte de unos de los parques públicos de mayor uso y jerarquía de la ciudad. 

Los predios que se afectarían, pertenecientes al parque del Prado, son donde hasta hace poco funcionaba el semillero municipal, conocido como quinta de Storace y parte de la concesión dada al Club Atlético Bella Vista.

 La intendencia de Montevideo no ha cumplido con la obligación que tiene de mantener un bien propio como es la quinta de Storace, lo que ha llevado a un gran deterioro de la misma, no así su parque que contiene especies vegetales de gran porte, caminería y elementos decorativos que se integran en el PARQUE.  Por otro lado queda a  la vista la dificultad de la Intendencia por el contralor de las concesiones ya existentes, muchas de ellas en espacios y áreas verdes de gran jerarquía que en vez de convertirse en verdaderos aportes para la ciudad se convierten en zonas privatizadas, a las cuales no se les exige el cumplimiento de los convenios u obligaciones.

 Un centro comercial afectaría totalmente al PARQUE, bien cultural e histórico de la ciudad, ejemplo singular y casi único de una época, tanto por su implantación así como por el enorme impacto generado. Los centros comerciales son contenedores arquitectónicos que tienen una dinámica de adaptación a cortos plazos para incorporar nuevas propuestas de consumo y ampliar mercado que devora el espacio circundante, para ampliar instalaciones y disponer de mayor espacio a disposición del automóvil.  En la propuesta presentada se afecta las vías de circulación existentes para estacionamiento, lo que resulta inadmisible.

 El destino, centro comercial no tiene el carácter de un servicio público necesario. Es un emprendimiento privado de carácter comercial con fines de lucro y es inaceptable que se destine espacio público de jerarquía para tal fin.

 La concesión por 50 años es en realidad una privatización encubierta. ¿Le servirá a la ciudad disponer de la infraestructura de un centro comercial dentro de 50 años?  Las perspectivas eventuales de transformación económica, urbana y social en este plazo, y aún antes de su finalización hace irreversible la situación salvo a un costo extraordinario. Se supone que el que recibe la concesión, al retorno le tiene que quedar una infraestructura de utilidad para sus cometidos. En este caso gestionar dentro de 50 años un shopping no parece estar dentro de los cometidos de la Intendencia.

 Es obligación de la Intendencia el cuidado de sus bienes, que son de toda la ciudadanía. El argumento de no disponer de recursos para su mantenimiento, no es válido para perderlos, o entregarlos a particulares para que dispongan según sus intereses.

 En el marco de la nueva ley de “INMUEBLES VACIOS Y DEGRADADOS”, creemos que la intendencia debe dar el ejemplo con el mantenimiento de sus bienes y no deshacerse del patrimonio de todos los montevideanos por razones de inoperancia administrativa-económica. La intendencia tiene y debe dedicar un rubro al mantenimiento de sus propiedades  y espacios públicos.



Hoy: Parque cuenta con tu ayuda

Parque Prado necesita tu ayuda con esta petición «@montevideoIM @municipioa @Dmartinez_uy : DEFENDAMOS EL PRADO. No a la construcción del centro comercial». Súmate a Parque y 8,112 persona que han firmado hoy.