NO AL CIERRE DE LAS PISCINAS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


Con el fin de preservar los intereses de nadadores, técnicos y clubes en el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana, un nutrido grupo de técnicos pertenecientes a las diferentes modalidades deportivas relacionadas con el medio acuático hemos decidido movilizarnos. Por esto, hemos creado una plataforma/asociación con el objetivo de defender a nuestro sector y nuestros intereses. Hemos de decir que viene por el colectivo de técnicos pero queremos hacerlo extensivo a toda la comunidad acuática.

El principal cometido de esta carta es poner de manifiesto la grave situación actual de los clubes deportivos federados de la Comunidad Valenciana y, especialmente, de sus deportistas. Esta temporada ha habido una disminución del 18% en el número de licencias realizadas en el ámbito de la competición federada. La pandemia y las restricciones aparecieron en nuestro día a día hace alrededor de un año. Si esta situación se prolongase, podríamos estar hablando de una pérdida muy importante de la población nadadora de la Comunitat Valenciana. No solo se trata de los alarmantes datos numéricos, sino de la puesta en compromiso del proceso formativo, tanto físico como mental, de la población más joven. Todos aquellos que constituyen el futuro de nuestra sociedad se están viendo envueltos por una serie de continuas restricciones que pueden tener un impacto psicológico negativo, tal y como indican Brooks et. Al. (2020) en su estudio.

Nos consideramos potenciadores de la salud, nos implicamos en la primera ola de esta pandemia, también en la segunda, y entendemos la situación límite sociosanitaria en la que nos encontramos. Desde los clubs nos esforzamos en concienciar a nuestros socios, defendiendo la responsabilidad individual y colectiva, para contribuir a controlar la peligrosa situación sanitaria. Por ello, estamos seguros de que la solución no pasa por cerrar indiscriminadamente las instalaciones deportivas. Los investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) realizaron estudios en los que concluyeron que las piscinas eran lugares seguros debido al uso de productos desinfectantes, y así se ha demostrado, pues la actividad regulada que hemos estado llevando a cabo todos estos meses no ha supuesto ningún rebrote, siendo la tasa de contagio mínima, según el CSIS. 

La prórroga de las medidas restrictivas hasta el 1 de marzo han sido el último golpe que puede desembocar en la desaparición de muchos clubes que han representado a la Comunidad Valenciana a lo largo de la historia y en diferentes campeonatos nacionales e internacionales. Esto podría derivar en la pérdida de innumerables puestos de trabajo, por no hablar de la desilusión, la desesperación y la tristeza de los más perjudicados en todo esto, los nadadores y las nadadoras. Este enfoque erróneo que se ha adoptado para paliar el aumento de contagios en nuestra comunidad se traducirá en un aumento del abandono deportivo prematuro, dejando a dichos deportistas jóvenes expuestos a todos aquellos factores de riesgo altamente relacionados con la mortalidad, como el sedentarismo, la obesidad, alcohol, tabaco…

Esta situación insostenible nos impide quedarnos más tiempo de brazos cruzados. Hemos decidido movilizarnos como futura asociación que emana de las inquietudes y del estado de disconformidad surgido por las medidas restrictivas impuestas en nuestro ámbito.

La mayoría de los técnicos que formamos parte de esta futura asociación y que firmamos este manifiesto nos encontramos en situación de ERTE. De la misma manera, los clubes deportivos no han podido recibir ayudas externas apropiadas para la situación, por lo que siguen subsistiendo de manera autónoma gracias a la fidelidad de sus socios y sus cuotas.

Desde la futura Asociación Valenciana de Técnicos de Natación (AVATEN) solicitamos la reapertura de piscinas para la vuelta a los entrenamientos ya que, como exponemos a continuación, hay argumentos que respaldan una vuelta a los entrenamientos segura:

Existe un informe sobre transmisión del Sars-Cov-2 en playas y piscinas elaborado por el CSIC donde se recoge la evidencia de un estudio del CDC (Center for disease Control and Prevention) del año 2020 que detalla la inexistencia de evidencia científica en cuanto a la transmisión del Covid-19 a través del agua en la piscina. “Es muy poco probable que incluso el agua dulce o salada propague el coronavirus, ya que otros coronavirus no son estables en el agua”, aseguró Angela Rasmussen, viróloga de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en diálogo con el New York Times.
La UNESCO, recientemente, ha realizado un llamamiento para la inversión en actividad física para apoyar la recuperación post-COVID-19. En la revisión sistemática de (Eime et al., 2013) se analizaron 30 estudios científicos y se concluyó en la recomendación de la promoción de la participación deportiva como una forma de actividad física en el tiempo libre para niños y adolescentes, en un esfuerzo no solo para mejorar la salud física en relación con cuestiones como la obesidad, sino también para mejorar los resultados de salud psicológica y social. Podríamos llenar esta carta con evidencia científica que demuestra que el deporte es salud, por eso, creemos firmemente en que el deporte no es parte del problema, sino la solución
Un libro publicado por la Agencia Estatal de Investigación y realizado por la Universidad del País Vasco, la Universitat de Barcelona, la Universidad Miguel Hernández, la Universidad de Granada y la Universidad de Murcia recogió los datos del primer estudio que analizó el impacto psicológico de la cuarentena por COVID-19 en China (Wang, Pan et al., 2020) y se observó que los dos factores que más afectan al bienestar físico y psicológico de los adolescentes son la pérdida de hábitos y rutinas y el estrés psicosocial, factores que aparecen con el confinamiento (Balluerka, Gómez e Hidalgo, 2020). Por todo esto, a salud de niños y adolescentes está en juego, y no sólo a nivel físico sino también a nivel psicológico, pues el cese de su actividad natatoria está teniendo consecuencias negativas en su estado de salud física y mental.
Desde los clubes se ha hecho una importante inversión en medidas de seguridad para respetar todas y cada una de las medidas de higiene requeridas por la situación, lo cual ha tenido como consecuencia el escaso o nulo número de positivos en las piscinas, así como de brotes de Covid-19
Se nos considera un sector de ocio, cuando realmente somos un sector de salud, que lleva a cabo su actividad en un entorno seguro.
La actividad natatoria ya estaba muy controlada, el distanciamiento social en los entrenamientos, la utilización de mascarilla y la desinfección de todos los espacios estaban a la orden del día. Asimismo, las medidas restrictivas también destacaron en el ámbito competitivo: número de competiciones reducido, aforo máximo en estas y realización de turnos de competición controlados para evitar un contacto excesivo. Ausencia de público en las competiciones, reducción en los tiempos de calentamiento de las competiciones y toma de temperatura de todos los participantes. Como se puede observar y ya hemos comentado anteriormente, nuestro colectivo está implicado en la realización de deporte de una forma segura, consiguiendo una tasa de contagios nula desde la vuelta a las piscinas en septiembre del pasado año.
Con todo esto, por la presente, se solicita una reflexión sobre lo expuesto previamente que permita a los clubes reanudar su actividad diaria, al menos, con los deportistas federados, con la intención de paliar los efectos devastadores que las medidas tomadas están teniendo a nivel social entre los deportistas.

 


Brooks, S. K., Webster, R. K., Smith, L. E., Woodland, L., Wessely, S., Greenberg, N., & Rubin, G. J. (2020). The psychological impact of quarantine and how to reduce it: Rapid review of the evidence. Lancet (London, England), 395(10227), 912-920. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8
Balluerka N, Gómez J e Hidalgo D (2020). Las consecuencias psicológicas de la Covid-19 y el confinamiento. Servicio de Publicaciones de la Universidad del País Vasco, marzo-mayo 2020.
CDC. (2020, febrero 11). Community, Work, and School. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/parks-rec/aquatic-venues.html
Eime, R. M., Young, J. A., Harvey, J. T., Charity, M. J., & Payne, W. R. (2013). A systematic review of the psychological and social benefits of participation in sport for children and adolescents: Informing development of a conceptual model of health through sport. The International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 10, 98. https://doi.org/10.1186/1479-5868-10-98
https://www.nytimes.com/2020/06/05/smarter-living/coronavirus-swimming-pool-water.html