LA HIGIENE MENSTRUAL ES UN DERECHO, COPITAS PARA TODAS

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


La higiene menstrual debe ser reconocida como derecho humano, y por lo tanto debe ser garantizada por el Estado, comprendiendo que dicha medida tendría implicaciones positivas para buscar la garantía de otros derechos.

Derechos tales como el derecho a la dignidad humana, pues niñas y mujeres contarían con medios eficaces para su higiene íntima; derecho a la salud y bienestar, ya que la falta de suministros adecuados podría poner en riesgo a niñas y mujeres de distintos padecimientos, derecho a  la educación, ya que la falta de productos para la higiene puede traer consigo el ausentismo en las escuelas así como deficientes resultados educativos de las niñas al verse resentidas por la carencia; derecho al trabajo, pues sucede lo mismo que se explica en el punto anterior, pero con respecto a mujeres adultas y adolescentes con vida laboral; y finalmente, derecho a la no discriminación e igualdad de género, en virtud de que la falta de una adecuada atención a la higiene femenina perpetúa las prácticas discriminatorias y la desigualdad de género.

Por ello, solicitamos a las autoridades competentes a que se entreguen copas menstruales a las niñas y mujeres a partir de los 14 años, en centros de salud, escuelas, centros penitenciarios, casas de migrantes, etcétera.

La copa menstrual es un dispositivo de silicón grado médico, con beneficios ecológicos, económicos y de dignidad. Tiene un costo comercial de entre 200 y 600 pesos y dura 10 años, por lo que sustituiría la generación de hasta casi 60 kilos de basura por cada mujer.

Poseer una copa menstrual, dará a las niñas y mujeres autonomía, comodidad y oportunidad de alcanzar sus metas.