Petition Closed
Petitioning Ministro del Interior

No deporten a personas con cuya integridad física peligre en su país.

Esta última semana fue denegado el asilo a una inmigrante cuyo únio delito es ser lesviana: En su país le espera una condena firme.
Todas las semanas se deportan a personas cuya integridad física, bien se por motivos de salud, o de seguridad, peligra en su Estado de origen. Por ejemplo, es habitual la deportación inmedita de los positivos en anticuperpos VIH cuando en su país no pueden ser tratados, y se les condena a una muerte segura. Puede leerlo aquí: http://www.diariocriticocv.com/politica/sida/sanchez-de-leon/413620
Desgraciadamente la persona de la noticia ha sido expulsada.

Letter to
Ministro del Interior
La Ley de extranjería dispone que “-Aun cuando se haya adoptado una resolución de devolución, ésta no podrá llevarse a cabo y quedará en suspenso su ejecución cuando:
a. Se trate de mujeres embarazadas y la medida pueda suponer un riesgo para la gestación o para la salud de la madre; o se trate de personas enfermas y la medida pueda suponer un riesgo para su salud”.
Desgraciadamente todas las semanas se expulsan a personas enfermas cuya deportación significa una condena a muerte, o a personas perseguidas en su país, en contra de la Ley española de Asilo.

Los refugiados, enfermos, perseguidos y personas en situación de especial vulnerabilidad deben estar protegidos. Una vez en territorio nacional las autoridades de nuestro país deben cumplir la ley, y hacer cumplir SUS DERECHOS
Por tanto, pedimos:

1.-Que el Gobierno cumpla con la Ley ( todas) cuando vaya a expulsar a algún inmigrante. Para ello debe investigar el país de destino y hablar con su embajada ( no sobornar a sus funcionarios) para intentar por todos los medios que esa persona no esté en peligro sanitario o humano.

2.-Que vele por sus derechos adquiridos en España, es decir, comprobar que la persona deportada está en tratamiento, o que no sufre represalias ni es condenado injustamente culpa de España La responsabilidad debe ser completa.

3.-Que se firmen acuerdos humanitarios con los países origen de inmigración para que, en caso de que se dé la expulsión, dichos países puedan avanzar en el tratamiento médico, social, etc., de los expulsados y de sus propios ciudadanos. La seguridad, en todos los aspectos, de otros países (especialmente los de nuestro entorno), repercute en nosotros y en ellos: menos inmigración irregular, menos mafias, etc.

Repito, señores del Gobierno: no es utopía, no es ingenuidad. Es, simple y llanamente, LA LEY. ¿Les parece suficientemente motivo para escucharnos? ¿Les parece suficiente motivo a los que firman?