SUSPENSIÓN DE CLASES PRESENCIALES E IMPLEMENTACIÓN DE MODALIDAD VIRTUAL – U​.​B​.​A. F​.​C​.​E.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


SUSPENSIÓN DE CLASES PRESENCIALES E IMPLEMENTACIÓN DE MODALIDAD VIRTUAL – U.B.A. F.C.E.

Dado el aumento de casos de COVID 19 en nuestro país, los firmantes de esta petición solicitamos al rector de la Universidad de Buenos Aires, Prof. Dr. Alberto Edgardo BARBIERI, al Decano de la FCE el Sr. Ricardo J.M. Pahlen, y al Ministerio de Educación, el cese inmediato de clases en modalidad presencial hasta tanto se normalice la situación.

A su vez, dada la existencia de diferentes alternativas de comunicación virtuales, pedimos que las clases continúen bajo la modalidad de enseñanza a distancia-virtual.
Si bien la U.B.A. ha decidido adherir a las recomendaciones emanadas del Ministerio de Educación de la Nación, creemos que las mismas no son suficientes para garantizar la salud de quienes integramos esta comunidad educativa.
Hasta ahora, las medidas que se han implementado apelan simplemente al sentido de responsabilidad de cada individuo, sumado a que no surgieron con la suficiente antelación al inicio de las clases.
En primer lugar, recientemente se informó que quienes viajaron a determinados países, no deberían concurrir a clases hasta que se cumplan dos semanas desde su regreso al país. Esta medida no ha sido acatada en su totalidad. Ello se evidenció en los últimos días, cuando trascendió por distintas redes sociales y en las facultades mismas, la decisión de varios alumnos de asistir a clases de todos modos. Creemos que esta medida tiene el mero carácter de recomendación, ya que queda a criterio de cada individuo respetarla o no, y no hay manera alguna de identificar si alguien dentro de la facultad incumple con la misma.
Sumado a ello, dicha medida ha llegado muy tarde en el caso de las facultades que ya habían iniciado las clases presenciales. Y es oportuno destacar que sólo contempla a quienes realizaron viajes al exterior, pero no a quienes conviven con ellos día a día.
En segundo lugar, se han difundido algunas recomendaciones que resultan de cumplimiento prácticamente imposible en una comunidad educativa tan grande y masiva como esta. Entre ellas: lavarse las manos con agua y jabón, utilizar alcohol en gel, mantener los ambientes en buenas condiciones de higiene y ventilados, y evitar contacto directo con personas que tengan enfermedades respiratorias. Considerando la falta de limpieza y de insumos básicos de higiene en los establecimientos y, también, que la cantidad de alumnos por curso suele llenar totalmente la capacidad de las aulas (pudiendo superar los 110 e impidiendo una ventilación adecuada), no es para nada factible poder implementarlas en su totalidad.
Creemos que comenzar las clases en estas condiciones implica poner en riesgo nuestra salud. Y si bien se ha difundido que el COVID 19 sólo es mortal para quienes presenten problemas de salud preexistentes o ancianos, creemos que no es motivo para restarle importancia. Parte de nuestra comunidad educativa encuadra en estos grupos, y creemos que también merecen ser tenidos en cuenta.
Entendemos que las medidas adoptadas no son suficientes, y no podemos dejar nuestra integridad física en manos de la buena voluntad y sentido de responsabilidad de cada uno de los integrantes de la facultad. Máxime considerando que la cantidad de personas que circulan a diario dentro de ella son miles.
Por todo lo expuesto, considerando la gravedad de la situación y la posibilidad de tomar clases de manera virtual, solicitamos que se suspendan las clases presenciales y se habiliten plataformas virtuales, para que los alumnos podamos continuar estudiando sin necesidad de concurrir a los establecimientos. La Facultad de Ciencias Económicas (F.C.E.) cuenta con la ventaja de que cada curso, inclusive los presenciales, tienen disponible un aula virtual. Asimismo, existen otras herramientas virtuales que permiten la comunicación entre docentes y alumnos, y adjuntar material de estudio en distintos formatos (incluso audio y videos), que hacen posible la continuidad de las clases (por ejemplo: Websyllabus, grupos en redes sociales, YouTube, Drive, Socrative, Twitchtv, transmisiones en vivo en grupos cerrados de Facebook, Mentimeter, entre otros).
Creemos que una adecuada prevención es necesaria, no sólo por el bien de quienes integramos la facultad, sino también por el bien de toda la sociedad.
El momento de actuar es ahora, no cuando aparezcan los primeros casos positivos entre los integrantes de esta comunidad educativa.
Muchas Gracias.