Vero y sus hijitos, después de un año, aún no tienen dónde vivir ni qué comer.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 200!


Nuevamente debo recurrir a vuestra solidaridad. Mi nombre es Mónica Cionti, vivo en la provincia de San Juan y necesito de su ayuda. Mi cuñada, esposa de mi hermano, Rosana Verónica Marquez, DNI 23.393.494, de 38 años de edad, fue sometida de urgencia a un trasplante hepático el 25/8/16. Se la trasladó en estado gravísimo a Buenos Aires con el diagnóstico de "Hepatitis fulminante" al Hospital 'El Cruce" en Florencio Varela, después de estar internada una semana en el Hospital Rawson, sin que los médicos llegaran a un diagnóstico. Se la trasplantó al día siguiente que llegó el órgano, quedando en estado crítico. Los especialistas nos informaron que Vero tenía Hepatitis C, esto había desencadenado la Hepatitis fulminante. Nos explicaron que dicho virus debía haber sido contraído en alguna transfusión, y justamente hacía 6 meses que Vero había tenido a su bebé a través de una cesárea de urgencia porque tuvo desprendimiento de placenta. Esto le ocasioó una gran hemorragia por lo cual se le hace una transfusión.

En Bs As fue recuperándose poco a poco, pero al mes del trasplante debió ser intervenida nuevamente por una grave infección que sufrió en su pierna derecha a raíz de una trombosis. Los médicos no pudieron explicar por qué no se dieron cuenta de tan grave infección, pero cuando la descuben la única opción para salvar su vida era amputarle la pierna más arriba de la rodilla. Estuvo en Buenos Aires casi cuatro meses, lejos de sus hijitos, Luciano de 4 años, Guada de 2 años y Santino de 6 meses. Mientras Vero luchaba por su vida, en San Juan comenzó nuestra peregrinación y odisea detrás de cada expediente en el Ministerio de Desarrollo Humano. Los que eran para Manutención y Hospedaje del acompañante jamás salieron en menos de un mes. La gran solidaridad de la gente nos ayudó a subsistir en Buenos Aires y al resto de mi flia en San Juan ya que mi hno debía cuidar a sus hijos y no podía trabajar. Y aún se cuenta sólo con gran solidaridad de los sanjuaninos. Antes de que Vero se enfermara vivían de las changas que mi hno hacía cada día.

Luego, la única entrada de dinero era y sigue siendo la mía. Soy docente, viuda, con tres hijos universitarios. Mis deudas han ido creciendo cada mes por no alcanzarme el sueldo para mantener a nueve personas, con las necesidades que cada una de ellas tiene. Mi hno y su flia no tienen donde vivir por lo que aún están en mi casa, donde vivimos en situación de hacinamiento 9 personas. Ellos 5 ocupan una pequeña habitación donde ni  Vero ni los niños estan en condiciones de asepsia total como lo necesitan. En la otra habitación debemos ubicarnos mis dos hijas y yo en una sola cama. 

Se iniciaron dos expedientes en agosto de 2016 cuando fue operada, uno para alquilar una vivienda y otro para el IPV. El dinero que les dieron para alquilar una casa (que debe ser una casa de dos dormitorios, con todos los servicios necesarios para que Vero tenga una buena calidad de vida ya que su salud es muy delicada) son $3000 por mes. Con ese monto no conseguimos nunca la casa adecuada. Al exponer este problema en Desarrollo Humano la respuesta siempre fue “sigan buscando”, y hasta este momento el matrimonio y los tres niños están hacinados en una habitación. Mi cuñada no puede vivir en estas condiciones porque "¡¡corre riesgo de vida!!". 

Hice una Petición por este mismo medio hace exactamente 5 meses, el 8 de Marzo. En esa oportunidad el Ministro Allende nos citó a una reunión en la cual prometió varias cosas de las cuales sólo cumplió con la entrega de una silla de ruedas. A los cuatro meses se logró conseguir una cucheta, dos colchones y una bolsa de mercadería. La ampliación del monto del subsidio para alquilar una casa adecuada nunca se hizo, a pesar de que eso publicó el gobierno en todos los medios de comunicación. 
Vero no ha estado bien de salud, desde diciembre hasta ahora estuvo internada en el Hospital Guillermo Rawson en tres oportunidades, y en dos de ellas fue operada nuevamente por las infecciones que se le producen al estar inmunodeprimida. A pesar de esto NADIE se ha ocupado de ella y de sus pequeños. 
Vero HOY está todavía esperando una casa y que se le dé lo necesario para poder recuperarse y criar a sus hijos como cualquier mamá querría hacerlo.
Un trasplantado hepático debe tener controles mensuales rigurosos que ella no ha tenido, además de una dieta sana y vivir en muy buenas condiciones de higiene. 
Los tiempos del gobierno (la famosa BUROCRACIA) son demasiado extensos para una emergencia de este tipo.
La vida de una MUJER Y MADRE de 38 años está en riesgo y NO LE IMPORTA A NINGUNO DE LOS RESPONSABLES DE DARLE UNA SOLUCIÓN.
No tiene quién la cuide a ella ni a sus hijos. Necesita un acompañante terapéutico, ir a rehabilitación, necesita una movilidad que la lleve y la traiga, una persona que cuide a sus niños porque sola no puede y además debe hacer trámites que son personales. No hay quién la lleve ni quien la ayude, tampoco quién haga trámites porque su marido debe quedarse con ellos o ir a trabajar.
Están totalmente desamparados mientras nuestros gobernantes se dedican a hacer política mostrándose en los medios de comunicación con gente humilde.

Ministro Allende, Ud nos recuerda muy bien, nos citó a su oficina y hasta nos sacó una foto para después publicar en los medios que todas las necesidades de Vero estaban cubiertas. Esto jamás sucedió. También somos gente humilde, y a mi cuñada le prometió una ayuda que nunca le dió. Puede enviar ahora una asistente social como hizo cuando salió mi publicación anterior, el 8 de Marzo, y nuevamente comprobará que no se le miente en nada. 
¿Vero y su flia seguirán viviendo en esas condiciones porque NO HAY UNA CASA para ellos que tienen tantas necesidades?
¿Nadie se hace cargo de una familia en condiciones de alta vulnerabilidad y se los deja a la buena de Dios?
¿De esta manera se resguarda la integridad física, emocional y mental de la población en San Juan señores gobernantes?
Si a Vero, su marido o alguno de sus hijitos les pasa algo, ¿quién se hará responsable?. Porque la situación de estrés que viven cada día es sumamente riesgosa.

Acudo nuevamente a vuestra solidaridad, a la de todo aquel que lea este pedido, para que Vero, que es una “guerrera y campeona de la vida” reciba de FORMA URGENTE la ayuda necesaria para que, en primer lugar 'siga con vida”, y en segundo lugar lo haga de forma digna para poder criar a sus hijos.


CUÁNTO SACRIFICIO Y DOLOR LE CUESTA A MUCHAS PERSONAS TANTA DESIDIA E INDIFERENCIA de los gobernantes, que pretenden encima escalar más posiciones.


Les agradezco de corazón por haber leído mi pedido y por ayudarnos con vuestra firma y difusión. Que Dios los bendiga abundantemente.


Mónica. 



Hoy: Mónica cuenta con tu ayuda

Mónica Cionti necesita tu ayuda con esta petición «Ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social Walberto Allende: Vero y sus hijitos, después de año, aún no tiene dónde vivir ni qué comer.». Unite a Mónica y 155 personas que firmaron hoy.