Acceso pago a museos y exposiciones

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


A veces pareciera que, mágicamente, los astros se alinean y las ideas similares, análogas, casi en estado de hibernación aparecen en la sociedad con una fuerza desconocida, reclamando soluciones. Por ejemplo, surgió a la consideración pública el tema de la gratuidad para extranjeros no residentes… Y ahora, lo que motiva esta presentación.

Hace mucho que pienso en un tema que me preocupa y que debe ser debatido, alejando dicho debate de ideologías huecas, de inevitables cálculos políticoss, en el que debe primar el buen sentido y la coherencia social.

Por qué se acepta que el ingreso a las salas de exposiciones sea gratuito, tanto para residentes como para turistas ocasionales que “pasan” por el país? Y esto ocurre aún en casos de muestras importantes. Tal el caso de la que acaba de estar en exhibición, la de Miró.

Nada es gratis! Lo gratuito para el visitante lo paga el Estado y la sociedad toda, de diferentes maneras..

El Estado debe asumir los costos -del orden  que fuere- que demanda la exposición en sí, y la sociedad lo paga no sólo con sus impuestos –que a la sazón son casi confiscatorios, (de acuerdo a la doctrina de la C.S.) sino con el deterioro y/o carencia de servicios de educación, justicia, salud pública, debido a un presupuesto nacional o provincial, siempre insuficiente..

A título meramente informativo es interesante conocer qué sistema se aplica en otras ciudades: a) SAN PETERSBURGO, Museo  Hermitage, 600 rublos, b) LONDRES, Museo Británico, acceso gratuito, c) BILBAO, museo Guggenheim, 16 euros, con la posibilidad de acceso a dos museos), PARÍS Louvre, 15 euros. Lo generalmente admitido es el pago de una suma determinada y contemplar el caso concreto de jubilados y estudiantes, tanto sea para eximirlos de pago alguno o para disminuir su quantum. Además suele suceder que se estipula un día gratuito, en casi todos los casos.

Vale decir que no se está escamoteando el acceso a la cultura ni “poniendo palos en la rueda” que impidan el acceso del común a la experiencia artística, tan necesaria.

Se podría calcular entonces una entrada de $ 100, por ejemplo, con posibles beneficios a quienes tienen menor disponibilidad económica. Ejemplo de ello puede ser: a) acceso gratuito un día de la semana, b) admisión de una tarjeta (como las que existen, proporcionadas por dos periódicos de tirada nacional), c) entradas con descuentos para jubilados y estudiantes que acrediten su condición.

Es interesante comparar el monto asignado  a una futura entrada, sensiblemente menor al que se abona por la más económica para un partido de fútbol (circa $ 300), o una entrada de cine (aproximadamente $ 185). Ni hablar del costo para asistir a un recital…

CONCLUSIÓN: por lo expuesto solicito al Ministro de Cultura Pablo Avelluto el dictado de una Resolución por la que se fije el pago de una determinada suma de dinero (por ejemplo la antedicha, de $ 100) para el ingreso a museos y/o instituciones públicas en las que se exhiba alguna muestra artística, con la salvaguarda de algún tipo de promoción que cubra a aquellos con menos recursos.

Sin preconceptos, sin especulaciones políticas, simplemente con un ajustado criterio de realidad y con  el fin de propender a una cierta recaudación que aligere las cuentas públicas, permitiendo la aplicación de las mismas a temas tan acuciantes como la educación y la salud pública.

Esa es  mi petición. Espero sea refrendada con fuerza y decisión.



Hoy: Eloisa cuenta con tu ayuda

Eloisa Bruno necesita tu ayuda con esta petición «Ministro de Cultura de la Nación Pablo Avelluto: Acceso pago a museos y exposiciones». Unite a Eloisa y 16 personas que firmaron hoy.