Decision Maker Response

Andrés Herzog’s response

Nov 10, 2015 — Hola,

Desde UPYD somos muy conscientes de que es necesaria una implicación mucho más activa por parte de las instituciones a la hora de abordar el Daño Cerebral Adquirido (DCA). Hay que desarrollar políticas activas para prevenirlo, detectarlo, controlarlo, tratarlo y paliar sus efectos y consecuencias en los pacientes.

Esta patología, que tiene una prevalencia de 5 / 1000 habitantes, cuenta con 420.067 afectados en toda España. En España, con una Sanidad descentralizada, una mala financiación de las CCAA y catálogos de prestación de servicios dispar y arbitrario, se están proporcionando tratamientos en algunas CCAA y en otras no. Para UPYD eso es una barbaridad, por ello proponemos la unificación de criterios y de catálogo, así como la devolución de la competencia de sanidad al Estado. De esta forma evitaremos que se generen pacientes de primera y pacientes de segunda dependiendo del territorio en el que se resida.

Proponemos el desarrollo de un Plan de Atención Integral al DCA que aborde, en primer lugar, el desarrollo de una campaña para dar a conocer esta dolencia. Es preciso concienciar a la sociedad de la existencia de la misma y de sus consecuencias así como de las medidas preventivas que se puedan adoptar. El plan también debe dotar al Servicio de Salud de una Unidad Hospitalaria de Neurorrehabilitación mucho más eficiente y eficaz que el actual. Es preciso, desde luego, eliminar los seis meses existentes en la actualidad desde la salida del Hospital hasta la valoración de la dependencia del paciente. Esto se debería realizar desde el propio Hospital con los Trabajadores Sociales del mismo. Es vital, para una mejor calidad de vida, que este proceso se realice con diligencia y prontitud. Tras la salida del Hospital es imprescindible, para la correcta evolución de los pacientes, la implantación de consultas específicas para afectados por DCA con neurólogos con controlen su evolución. Y, por último, entendemos que es muy necesaria la creación de plazas residenciales especializadas y centros de día para ancianos y afectados menores de 65 pero con las mismas necesidades.

Esta es una patología muy seria que afecta a muchos españoles. Por tanto desde UPYD luchamos y lucharemos porque sea tratada como merece desde el Congreso de los Diputados.