FIN A LAS RECETAS MÉDICAS ILEGIBLES

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


Un menor de sólo diez meses de edad debió ser internado de urgencia en el Hospital Felix Bulnes, luego que consumiera Tramal, un fuerte medicamento que se utiliza para combatir los dolores, en vez de uno para el resfrío, conocido como Trioval.

Según la madre del afectado, tras acudir al doctor, el niño fue diagnosticado con un rinofaringitis aguda, por lo que recibió una orden médica. Sin embargo, en la farmacia no leyeron bien la receta y le entregaron mal el remedio, informó Chilevisión. Como era de esperar, tras consumir el medicamento, el menor empeoró por lo que tuvo que ser internado, donde detectaron el grave problema y pudieron estabilizarlo.

La pediatra que entregó la receta se defendió argumentando que ella escribió Trioval y que el error estuvo en el despacho de la receta en la farmacia. Si una persona se detiene a ver la receta, es muy difícil entender que decía realmente.

Esto se hubiese evitado si la receta médica fuese legible y clara tanto para el paciente como para el personal de todas las farmacias quienes tienen que despachar el medicamento. Es más grave aún cuando la receta médica no contiene datos clínicos básicos como edad y peso del paciente pediátrico.

Esto ocurre en Chile más frecuente de lo que uno piensa y así lo sabemos quienes trabajamos en farmacias a lo largo del país. La cantidad de recetas médicas escritas en computador no supera el 10% y las recetas manuscritas siguen siendo inentendibles. Si se rechazaran todas las recetas que un paciente no entendiera ni pudiese repetir el nombre del medicamento, sería 1 de cada 2 recetas que no se podrían despachar, lo que trae como consecuencia que paciente vuelva a consulta, pierda tiempo y verifique tratamiento con médico. 


Lo que exigimos al Ministerio de Salud de Chile, al Instituto de Salud Pública, a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y del Senado y a todos los organismos responsable de la salud pública de las personas es que se FISCALICE y se apliquen los respectivos sumarios sanitarios respetándose el Articulo 38 del Decreto Supremo N° 466, que dicta lo siguiente:

"Toda receta, gráfica o electrónica, deberá contener la siguiente información:
a) Individualización del profesional que la extiende, señalando su nombre, número de la cédula de identidad, profesión, domicilio y en su caso, el Número del Registro Nacional de Prestadores Individuales de Salud, de la Superintendencia de Salud, indicado después de la siguiente sigla "REG-SIS Nº:". Estos datos deberán ser impresos o timbrados.

b) Individualización del paciente, señalando su nombre, número cédula de identidad y domicilio.

c) La prescripción, escrita o reproducida, en FORMA CLARA, LEGIBLE Y COMPLETA, debiendo contener: nombre del producto y su denominación común internacional si fuera distinta, dosis, forma farmacéutica y vía de administración; dosificación o posología, indicando el intervalo de administración y período de tratamiento. En las recetas gráficas, estos contenidos deberán ser consignados en letra imprenta. "

Con medidas que se apliquen en la fiscalización de las recetas ilegibles y mejoras en la prescripción por parte de profesionales de la salud, además de trabajar en equipo para evitar la cadena de errores que puede llevar a la intoxicación de pacientes, estamos dando una señal de seguridad en la salud de millones de Chilenas y Chilenos.

Por favor ayúdanos a difundir, firma y comparte. 



Hoy: Rafael cuenta con tu ayuda

Rafael Bustamante necesita tu ayuda con esta petición «@ministeriosalud @ESantelicesC : FIN A LAS RECETAS MÉDICAS ILEGIBLES». Súmate a Rafael y 9,676 persona que han firmado hoy.