Vacunación COVID-19 en centros ocupacionales y centros de día de personas con discapacidad

Vacunación COVID-19 en centros ocupacionales y centros de día de personas con discapacidad

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
BERTA GARCIA ha iniciado esta petición dirigida a Ministerio de Sanidad y

Buenos días, mi nombre es Berta y soy la hermana de una persona dependiente (grado I, nivel 2), con un grado de discapacidad del 85%, que es atendido en un centro ocupacional de la provincia de Burgos. 

Para que os hagáis una idea, es una persona que, aunque tiene movilidad en manos y piernas y pude vestirse solo y llevarse la comida a la boca, necesita una persona las 24 horas del día porque no sabe manejarse en tareas básicas de la vida diaria. No sabe hacer la compra, ni prepararse la comida, ni salir solo a la calle, ni quedarse largos periodos de tiempo solo en casa, mucho menos por la noche. Tiene problemas de razonamiento y aprendizaje, entre otras muchas cosas. Y digo todo esto, porque parece ser que, si no estás encamado o en una silla de ruedas, tu grado de dependencia, por ser psíquica es menos dependencia.

Lanzo esta petición para denunciar una situación que, a mi juicio, es completamente injusta y que tiene que ver con la ausencia de priorización de la vacunación del coronavirus en personas dependientes grado I y II en la Comunidad de Castilla y León. No solo vulnera los derechos de las personas con discapacidad, sino que además constituye un acto de discriminación con respecto a la vacunación de estas personas en otras CC.AA, donde sí se está llevando a cabo. Incluso dentro de Castilla y León, hay personas con discapacidad atendidos en centros de día que sí han recibido la vacuna y otras, como es mi caso, en las que el nombre de mi hermano no aparece en ningún listado.

Según la estrategia de vacunación publicada por el Ministerio de Sanidad, “la priorización se ha realizado en función de criterios éticos y de la evidencia científica, comenzando con la vacunación de las personas más vulnerables y con mayor riesgo de exposición y de transmisión a otras personas”.

En base a estos criterios, se ha vacunado a usuarios y trabajadores de residencias de ancianos, personas institucionalizadas, grandes dependientes e incluso a congregaciones religiosas. Y se ha empezado con los mayores de 80 años.

Desde el Centro Ocupacional nos informaron que los usuarios y trabajadores del centro serían vacunados junto con los grandes dependientes. Incluso, desde la propia Consejería, se estableció la vacunación de hasta dos cuidadores por dependiente.

Han ido transcurriendo días, semanas y meses esperando la ansiada citación para la vacuna que nunca ha llegado. Hemos pasado de estar en el grupo de grandes dependientes a no saber nada. Hasta que he confirmado que el nombre de mi hermano no figura en ningún listado de vacunación. Tampoco el de sus compañeros. Pero me llama la atención, que el personal del centro sí lo está.

Los centros de día tienen unas características similares a las residencias de personas institucionalizadas. Los usuarios son personas semi-institucionalizadas, todos ellos con otras comorbilidades asociadas, que en muchos casos no pueden mantener las medidas de seguridad, como higiene, distanciamiento o uso de mascarilla y que están juntos muchas horas de lunes a viernes.

Además, la mayoría de los cuidadores de estos dependientes son sus padres, fundamentalmente, mayores de 65 años, también vulnerables, con serias dificultades para atender a sus hijos a la hora de cumplir los protocolos sanitarios.

Al vivir en sus domicilios particulares  los contactos que tienen en el exterior cuando finaliza su jornada pueden ser más variados y difíciles de controlar (más posibilidades de contagio…).

La situación de vacunación frente al COVID-19 en este colectivo es completamente desigual, no solo entre las diferentes CCAA, sino entre las diferentes provincias de una misma comunidad autónoma, como es el caso de Castilla y León.

Hace unas semanas escribí a la Consejería de Sanidad trasladando esta misma petición y la respuesta que he recibido por su parte es que siguen la estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad. ¿De verdad? ¿Cómo es posible entonces que se produzcan estas desigualdades? Y no me sirve que me digan que no saben lo que hacen otras Comunidades Autónomas, porque como digo, también hay muchas desigualdades dentro de Castilla y León e incluso dentro de una misma provincia. ¿Por qué hay centros ocupacionales de Burgos donde sí han vacunado y otros donde no?¿también hay discapacitados de 1ª y de 2ª?

Entiendo que el proceso de vacunación es complejo, pero igual que no tendría ningún sentido que vacunasen a los profesionales sanitarios de Burgos y no a los de Valladolid, esto tampoco tiene ninguna lógica.

Por todo lo anteriormente expuesto, solicito la vacunación de las personas con discapacidad grado I y II atendidos en centros de día o centros ocupacionales de Castilla y León y de otras Comunidades Autónomas que se puedan encontrar en la misma situación.

Gracias!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas