Una mejor sanidad para todos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Es necesario dar solución a los problemas que aqueja el sistema sanitario. Por eso, hemos creado este manifiesto con diez principios cuya aplicación permitiría paliar los actuales déficits y lograr un sistema sanitario viable a futuro.


1. Asistencia de calidad
Es necesario apostar por la continuidad asistencial dentro de un sistema orientado a las necesidades de los pacientes con la participación de los profesionales, donde la coordinación y el enfoque de problemas urgentes (listas de espera, adaptación a crónicos complejos) sean la clave. Además, se hace necesaria la creación de una Agencia de Salud Pública y de un plan frente al rebrote de la pandemia.

2. Enfocada al paciente
Se hace fundamental contar con la participación de los pacientes y sus representantes a todos los niveles y medir su experiencia. Y atender la demanda social facilitando el acceso a los datos de la historia clínica electrónica que son propiedad del paciente, facilitando la implantación de las herramientas digitales a todos los niveles.

3. Con los profesionales
Los profesionales sanitarios son el mejor activo del sistema y por tanto es importante cuidar sus condiciones laborales favoreciendo la mejora de los roles y profesionalización, el reconocimiento a los logros, metas y objetivos conseguidos.

4. Colaborativa
Se ha de contar con todos los agentes del sector: administraciones, pacientes y sus asociaciones, profesionales, sociedades científicas, empresas e instituciones, en la construcción de un modelo sanitario y sociosanitario viable y sostenible. Un sistema público reforzado y un sistema privado colaborativo.

5. Equitativa
Es clave que el acceso a pruebas diagnósticas, tratamientos y terapias se dé en condiciones de equidad independientemente del territorio en el que se tenga fijada la residencia: que la financiación pública garantice la cobertura de la cartera de servicios en todas las comunidades autónomas.

6. Eficiente
Se hace preciso que las organizaciones sanitarias tengan capacidad de gestión estratégica, económica y de personal, de tal forma que se reconozca el esfuerzo y el cumplimiento de objetivos y resultados, y por tanto la eficiencia.

7. Reformista e innovadora
El sistema sanitario tiene que estar abierto a planes y reformas basados en la investigación y la innovación responsable. Impulsar redes asistenciales que integren los distintos niveles profesionales, asistenciales, sociales y sociosanitarios, con el hospital como centro de alta intensidad tecnológica.

8. Digitalizada y tecnológica
La transformación digital no es una opción, es una obligación. Es necesario implementar un plan de actualización del parque tecnológico y planes estratégicos asentados tanto en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como en la medicina personalizada de precisión.

9. Transparente
Una comunicación abierta y transparente aporta valor. Se hace necesario crear una Agencia de Información, Evaluación y Calidad con participación de todos los agentes implicados y ser capaces de medir y comparar resultados sanitarios, sociosanitarios y de salud, para poder mejorar.

10. Financiada adecuadamente
Es esencial una adecuada financiación del sistema público, en línea con los países más avanzados de la Unión Europea, atendiendo las necesidades crecientes de la Atención Primaria y Especializada y de la asistencia sociosanitaria, reforzando el fondo de cohesión interterritorial.