Que Álvaro Ojeda tras su disculpa, borre los vídeos de Youtube