Petición cerrada

Por la retirada de 'Osos en bicicleta', novela discriminatoria y violenta

Esta petición ha conseguido 15 firmas


En la novela 'Osos en bicicleta', firmada por el autor Camilo de Ory (ignoramos si este es su nombre real o se trata de un seudónimo), se retrata de manera más que desfavorable a una persona con diversidad funcional, concretamente aquejada de acondroplasia, que encarna en la historia todos los valores negativos imaginables y comete todo tipo de bajezas. No se trata de un personaje incidental en la trama, sino que las alusiones a él son recurrentes y de tono inequívoco. A lo largo del texto, encontramos frases como estas:

“Por último, saltó a la pista Pierrot. Estaba borracho como una berza e iba medio vestido de payaso. Se acercó al público y comenzó a divagar beodamente acerca de la maldad de los niños y su incapacidad para cargar con responsabilidades y resolver problemas matemáticos complejos.”

“Tienes unas piernas muy bonitas —añadió—. Todo lo contrario que Pierrot.”

“Pierrot golpeó y golpeó a Flor y lo hizo con ahínco. De cuando en cuando dejaba de sacudirle a ella y me cascaba un poco a mí, pero cualquier observador hubiera podido darse cuenta de que se volcaba de manera muy entusiasta con la señorita.”

“Es un hecho probado que todos los tiranos y asesinos en serie que a lo largo de los siglos se han venido turnando para azotar, bien con látigo de siete colas, bien con la palma de la poco callosa y aristocrática mano, a la Humanidad eran bajitos.”

“Siempre al alternar con Pierrot tuve la sensación de estar delante de alguien taimado, peligroso, retorcido y en resumidas cuentas malo.”

“La forma en que Pierrot se condujo ante Flor (…) me había terminado de convencer de que mi menguado camarada no era el tipo de compañía que debía frecuentar en lo sucesivo.”

“El mundo interior de Pierrot debía de ser un lugar horrible pero también fascinante para un psiquiatra bien preparado y predispuesto a vivir emociones fuertes: un vasto páramo repleto de tocones de árbol quemado, tréboles de tres o incluso de dos hojas, radiocasetes que reproducen obsesivamente canciones cuyas letras honran a Satán y exaltan el mal en todas sus formas y manifestaciones (...)”

“Siempre he procurado elegir bien a mis amigos, y por supuesto Pierrot no iba a entrar de un modo inmediato a formar parte de mi círculo de íntimos.”

“ Se mire como se mire, y yo ponía de mi parte todo lo que podía para hacerlo desde la perspectiva de Pierrot, no está bien que un enano asesine en tu presencia a la mujer a la que agasajas.”

“Se puede decir que esta manera de ver y de enfrentarme a las cosas me había hecho crecer varios íntimos palmos como persona, (…) pero no me ayudaba demasiado a entender la psicopática actitud de Pierrot, quien no parecía haber crecido como ser humano ni como nada y cada día tenía más papeletas para convertirse en una especie de atracción moral de feria.”

“ No es eso lo que me contó Pierrot. Porque Pierrot, además de ser un asesino sin escrúpulos, un chorizo traidor y una alimaña enferma, es un chivato.”

“ Pierrot volvió a salir borracho a escena. Repitió su habitual diatriba contra la infancia y la enlazó con otra, más sentida si cabe, en la que se mostraba francamente crítico con el amplio y heterogéneo colectivo que forman las mujeres.”

“ Era Pierrot, que irrumpía en la habitación como una plaga. Lo hizo a través de la puerta del baño, así que deduje que había entrado por la ventana de éste o más bien que había estado escondido ahí, como un coyote, desde el principio, esperando el momento más propicio para castigarnos con su triunfal y siniestra aparición.”

Las personas con diversidad funcional sufren un estigma físico y publicaciones como esta hacen que se asocie a otros defectos de carácter moral, algo que consideramos completamente injustificado. Es patente el ensañamiento que a lo largo de la obra el autor muestra con los acondroplásicos, así como con otros colectivos desfavorecidos, como el de los inmigrantes y las mujeres, que se muestran (tanto ellos como ellas) como objetos y en la mayor parte de los casos sufren muertes violentas que el autor parece encontrar graciosas. Por eso debemos pedir a las instancias gubernamentales o judiciales competentes la inmediata retirada del mercado de este libro y la destrucción de todos los ejemplares impresos.

 



Hoy: Justicia e ilustración cuenta con tu ayuda

Justicia e ilustración necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Por la retirada de 'Osos en bicicleta', novela discriminatoria y violenta». Únete a Justicia e ilustración y 14 personas que ya han firmado.