Petición cerrada
Dirigida a Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y 2 otros

NO COMPLIQUEN MÁS LA VIDA DE LAS PERSONAS CON TDAH... POR HUMANIDAD!

A principios de diciembre muchas familias que luchan diariamente para salir adelante como consecuencia de que alguno o algunos de que sus miembros padecen un TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se encontraron con una desagradable sorpresa. Una más... Desde abril de 2014 esta comercializado en España un fármaco (Elvanse), que esta indicado cuando con otros fármacos (asociados a las intervenciones psicosociales necesarias en cada caso y cada momento evolutivo) no se consigue controlar suficientemente bien la sintomatología del TDAH. Estos casos habitualmente son casos de TDAH grave o complicado. En los primeros días de diciembre de 2016 tanto familias como profesionales nos enteramos (cuando las familias acuden a la farmacia) de que este fármaco desde el 1 de diciembre requiere visado por inspección, y para ello es necesario el informe de un especialista hospitalario de la red sanitaria pública (los pediatras que trabajan en atención primaria no son considerados especialistas a pesar de tener la misma formación especializada que los pediatras que trabajan en el servicio de neuropediatría de un hospital o los psiquiatras). Todas las Guías de Práctica Clínica de países de nuestro entorno (la española también, pero lleva varios años pendiente de ser actualizada) recomiendan que el abordaje del trastorno lo haga un profesional con formación específica y experiencia en el manejo del TDAH, independientemente del lugar donde trabaje y de que lo haga en una institución pública o privada. La falta de información y la forma en que se ha implementado esta medida están generando mucho estrés y sufrimiento en afectados y familias que, en muchos casos tras un largo y penoso peregrinaje, habían logrado mejorar su calidad de vida, y sienten que nuevamente están en riesgo de volver a perder lo que con tanta dificultad habían conseguido lograr.

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo, que puede producir deterioros muy importantes en muchas esferas de la vida de la persona que lo padece y sus allegados. En un porcentaje no desdeñable de casos, al menos uno de los padres del menor que lo presenta también está afectado por el TDAH y el desempeño de la parentalidad es otra de las áreas que puede resultar afectada negativamente por el trastorno. Tanto los hijos como los padres suelen ser personas buenas y capaces que, como consecuencia de los deterioros que provoca el TDAH en su funcionamiento en muchas áreas de su desempeño cotidiano, se ven condenadas a convivir con un nivel muy importante de estrés y sufrimiento. A pesar de ser una condición muy estudiada, sigue siendo muy desconocida y malinterpretada por los profesionales responsables de su atención, por lo que en muchos casos lograr una atención adecuada del trastorno es más difícil que subir un 8000. Sin embargo, un diagnóstico adecuado, y lo más precoz posible, permite poner en marcha intervenciones a diversos niveles, que mejoran de forma muy importante el bienestar y la calidad de vida de los afectados y sus familias así como el pronóstico del trastorno. Estas intervenciones habitualmente varían en función del momento evolutivo y las circunstancias vitales y, por lo tanto, es muy importante realizar un seguimiento de cada caso que permitirá adecuarlas a las necesidades que vayan surgiendo. Una de las intervenciones que resulta necesaria, en un porcentaje de casos que varía en función del momento de la detección y diagnóstico del trastorno, tanto en el afectado como en otros miembros de la familia, es la utilización de fármacos que, siempre en combinación con otro tipo de intervenciones, han demostrado en múltiples estudios su seguridad, eficacia y especificidad para mejorar los síntomas del TDAH, lo que impedirá el desarrollo de deterioros que son los que originan las muchas complicaciones que un TDAH no tratado o mal tratado puede llegar a experimentar a lo largo de su vida. Por otra parte, desde el punto de vista económico, diversos estudios econométricos han demostrado que los gastos que genera el TDAH (no sólo al afectado y su familia sino también a la sociedad en su conjunto) son mucho mayores si no se diagnóstica, trata y se hace un seguimiento adecuado, que los que genera su tratamiento adecuado.

POR HUMANIDAD, SUSPENDAN ESTA ORDEN, ESTUDIEN Y TENGAN EN CUENTA SUS CONSECUENCIAS, ESCUCHEN A LOS AFECTADOS Y A SUS FAMILIAS...

 

 

 

 

Esta petición fue entregada a:


    Concha Fernandez Ramirez ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 1.281 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: luis cuenta con tu ayuda

    luis garcia necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: NO COMPLIQUEN MÁS LA VIDA DE LAS PERSONAS CON TDAH... POR HUMANIDAD!». Únete a luis y 1.280 personas que ya han firmado.