La diabetes tipo I, se reconozca como una minusvalia y valorada, apodada cancer silencioso