Normalización de cobro del 1300% de arancel para visas de turismo.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Desde el 2015 Ecuador decretó, acertadamente, cerrar el libre visado a los cubanos para hacer frente a la crisis migratoria que se generó en Panamá y la frontera con Nicaragua. Miles de cubanos esperaban una solución para continuar su paso a Estados Unidos. En su momento las páginas de la cancillería de Ecuador, la cónsul ecuatoriana en La Habana y diferentes medios internacionales informaron que se les solicitaría a los cubanos con intención de viajar al país andino visado de turismo, el cual para la mayoría de los países que lo requieren tiene un costo de entre 30 y 60 dólares americanos, aunque el costo para los isleños sigue siendo de 400 dólares por una estadía de hasta 90 días. Lo cierto es que la medida fue bien recibida por las personas que defienden la vida y se frenó así el flujo migratorio que desencadenaba un sin número de horrores y violaciones de los derechos humanos para los miles de cubanos que se aventuraban a cruzar las 8 fronteras que separan Ecuador de Estados Unidos. Fue una medida necesaria para un problema que cobraba, en su momento, con sangre el costo del sueño americano.  

Casi tres años después, aunque las páginas de la cancillería ecuatoriana y de la embajada de Ecuador en La Habana detallan en sus procesos de visado la Visa de Turismo por hasta 90 días por un costo de 30 dólares americanos, en la práctica y en el detalle de aranceles se sigue cobrando 400 dólares. Lo cual en contraste a la política de visado para el resto de los países es claramente discriminatorio.

El panorama en la región con respecto a Cuba ha cambiado en el último año. Países más cercanos a la frontera de Estados Unidos y México, donde los cubanos dirigen su viaje, han flexibilizado su política de visados. Panamá otorga una tarjeta de turismo sin entrevista previa en su embajada por el valor de 30 dólares americanos y para una única entrada de 30 días, Nicaragua ha decretado libre visado y México facilita cada vez más la entrada de cubanos a su país cuyo visado de turismo tiene un valor de 36 dólares americanos.

No se pide que se suprima la visa de turismo de Ecuador a los cubanos, se pide que se normalice su costo al que pagan el resto de ciudadanos de otros países que visitan Ecuador. Actualmente miles de cubanos están radicados estable y legalmente en el país, la ley les permite incluso solicitar visas de amparo a sus familiares, en un proceso relativamente rápido, pero no todos los familiares desean o pueden vivir en Ecuador, hay quienes simplemente desean visitar de vacaciones a sus hijos, nietos, padres. Los cubanos que desean llegar a Estados Unidos, claramente viajan actualmente a Panamá, Nicaragua o México, donde los costos de vuelo son menores por la distancia y su travesía sería más rápida y segura.

Ecuador lleva una lucha de años para obtener el libre visado a Europa y gratamente está a punto de conseguir su meta, pero, discriminatoriamente, a su vez mantiene un arancel del 1300% por encima del resto de los países a ciudadanos con una fuerte presencia dentro de sus fronteras. Se desconocen las causas del exagerado contraste y su vigencia silenciosa a través de casi 3 años. 

Con esta iniciativa se quiere visibilizar para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador el desacuerdo ante la injusta y discriminatoria política de visado de turismo con los ciudadanos cubanos. Se solicita la normalidad del cobro de aranceles a lo establecido para el resto de los países apelando a las buenas prácticas que Ecuador mantiene desde hace décadas en temas de Movilidad Humana.