Petición cerrada

Petitorio: violadores a la cárcel

Esta petición conseguió 165 firmas


El abuso sexual en la infancia es una intromisión en la psiquis de las víctimas, es la irrupción en todos los ámbitos de su vida (no sólo el sexual), a largo plazo, con consecuencias devastadoras en su persona, es una de las más graves violaciones a los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (autorxs como Enrique Stola, Eva Giberti, Carlos Rozanski, Irene Intebi y tantos otros dan cuenta de esto)
En las últimas semanas la justicia Argentina otorgó salidas transitorias a violadores, estas medidas responden a la reinserción social y a garantizar los derechos de los mismos.
Si sólo nos posicionamos a la luz de los sucesos acontecidos en el último mes en Argentina, podemos claramente concluir que el derechos a las salidas transitorias también debe ser limitado al igual que se le conculca el derecho a la libertad. La reincidencia es muy alta en estos períodos , es decir en violaciones, abusos y vejámenes en este sentido; y en algunos casos hasta la muerte de las víctimas.


Invitamos a la comunidad, a los organismos de derechos humanos, a las asociaciones en defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes a exigir al Estado Nacional que:


-lxs violadores, abusadores sexuales, violentxs sexuales cumplan el total de la pena que los tribunales correspondientes han dictaminado, en cárcel efectiva hasta el final de la condena impuesta. Y Sobre todo hacemos hincapié en que se hagan efectivas las condenas impuestas de Primera Instancia, hecho que prácticamente no sucede, determinado ésto muchas veces porque el imputado goza de buena imagen social. Consideramos que esto mismo es parte de esta temática, debido a que lxs pedófilxs necesitan esa buena imagen para acercarse a las víctimas y que su entorno no sospeche de su accionar.

-a lxs violadores, abusadores sexuales, violentxs sexuales debe ser limitado el derecho a las salidas transitorias como se les conculca el derecho a la libertad. El análisis actual radica en que en la cárcel han tenido buen comportamiento, determinado por la mirada sesgada y condicionada del encierro. Definitivamente allí no hay población vulnerable para corroborar su accionar delictivo.

-el Estado se COMPROMETA de manera responsable y fehaciente a un seguimiento de las acciones de estxs perversxs, controlándolxs extra muros una vez cumplan la condena impuesta, con un control psiquiátrico y psicológico periódico, también con la difusión de los lugares donde residen, trabajan y se desarrollan lxs mismxs. La comunidad tiene el absoluto derecho de estar informada de los movimientos que estas personas realizan en su propio medio social.

-todas estas medidas sean aplicadas a CUALQUIER delincuente sexual al momento de cumplir la condena impuesta por la justicia, es decir que el Estado se comprometa firmemente a un seguimiento y control de los mismos a partir de que sea otorgada la libertad, luego de cumplir la condena, en TODOS LOS CASOS a partir del momento que sea aprobado este petitorio. Es decir que se cumplan con las medidas preventivas y punitivas que establece el Código Penal en la actualidad.

Algunos datos recogidos en el año 2016:
En la Argentina hay 50 ataques sexuales por día. Durante 2015 se observaron 3746 violaciones, según la estadística nacional de delitos. Esta cifra representa una tasa de violaciones de 8,7 cada 100.000 habitantes.
En 2015 hubo 13.520 víctimas de delitos sexuales, sin contarse las violaciones consumadas. La tasa es de 31,3 cada 100.000 habitantes.
Entre 2008 y 2015 se registró un aumento del 78% de los femicidios, mientras que el incremento en el período 2014-2015 fue del 26%.
Además de las estadísticas oficiales, informes de la sociedad civil confirman esos números. El Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano, dirigido por La Asociación Civil La Casa del Encuentro, señaló que, entre el 1° de junio de 2015 y el 31 de mayo último hubo 275 femicidios.
Dos de cada diez mujeres asesinadas en la Argentina habían presentado denuncias por violencia de género según el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, vinculado con la Oficina de la Mujer, en la órbita de la Corte Suprema de Justicia.
La Oficina de Violencia Doméstica (OVD), que se creó en 2006 dentro de la Corte Suprema de Justicia por iniciativa de la jueza Elena Highton de Nolasco, recibe unas 900 denuncias por mes. En el 71% de los casos, el agresor es o fue pareja de la víctima.
El 58% de los homicidas fueron parejas o ex parejas de las víctimas, mientras que otro 12% fue cometido por familiares. De esa manera, 7 de cada 10 mujeres fueron asesinadas por personas de su círculo íntimo.
Según la Procuración General de la provincia de Buenos Aires, el año pasado se notificaron en territorio bonaerense más de 67.000 denuncias por violencia de género.
La ley Nº 26.485, ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, conceptualiza cinco tipos de violencia de género y seis modalidades de violencia (según los ámbitos donde se manifiesta/n). En orden alfabético: violencia económica y patrimonial, física, psicológica, sexual y simbólica; violencia contra la libertad reproductiva, doméstica, institucional, laboral, mediática y obstétrica.
Ni Una Menos, "un grito colectivo contra la violencia machista", surgió en mayo de 2015 de un grupo de periodistas, activistas y artistas por la necesidad de decir "basta de femicidios", porque en la Argentina asesinan a una mujer cada 30 horas.
(Actualmente esta cifra se modificó a una mujer cada 18 hs)
La convocatoria -con el hashtag #NiUnaMenos- creció y se convirtió en una campaña colectiva. Miles de personas, cientos de organizaciones en todo el país y militantes de todos los partidos políticos se sumaron a Ni Una Menos el 3 de junio de 2015. Ni Una Menos se instaló definitivamente en la agenda pública y política.
El 3 de junio de 2015, en la Plaza del Congreso, en Buenos Aires, y en cientos de plazas de toda la Argentina, una multitud de voces, identidades y banderas se unió a Ni Una Menos. Lo mismo sucedió el 3 de junio de este año.
La convocatoria de Ni Una Menos suma hoy tres consignas, #VivasNosQueremos, #NosotrasParamos y #MiércolesNegro. Todas apuntan a visibilizar la violencia de género.
Deseamos dejar en claro que las violaciones sexuales, el incesto paterno-filial, los abusos sexuales y los vejámenes en este sentido interfieren abrupta y violentamente en la psiquis de las niñas, niños y adolescentes, generando en lxs mismos un potenciamiento negativo en sus vidas, llegando a implantarse en ese sentido durante mucho tiempo a lo largo de su desarrollo. Esta característica tan aberrante dentro de la construcción de la persona es la que hace a este delito tan particular y digno de un tratamiento específico de sus perpetradores por parte de la justicia penal.



Hoy: Olavarria cuenta con tu ayuda

Olavarria Despierta necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia: Petitorio: violadores a la cárcel». Unite a Olavarria y 164 personas que firmaron hoy.