Peticion de indulto

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


 Mi nombre es Alicia María Vázquez y vengo solicitando apoyos a la petición de indulto para mi pareja Francisco Javier Vázquez Iglesias, condenado a tres años de prisión por un delito contra la salud pública cometido en el año 2013, ya que considero que es una persona plenamente integrada en la sociedad, por lo que los objetivos de reinserción y rehabilitación social que persigue la pena ya están cumplidos.

 Y para poner en situación a los lectores escribo un resumen de dicha petición:

 Mi compañero, de 37 años de edad, pertenece a una familia de clase obrera y ya con 19 años empezó a trabajar como fresador, y desde el año 2003 presta servicios ininterrumpidamente como oficial de 1ª en la empresa Hergome S.L.
Francisco Javier cuenta con el total apoyo de su familia, formada por sus padres Gabriel y Concepción, y sus hermanos Andrea, de 36 años, y Gabriel, de 31 años. Además su hermana Andrea tiene dos hijos de 10 años y 6 años.

 Francisco Javier comenzó a consumir drogas desde muy joven, desarrollando una adicción fundamentalmente a la cocaína, que fue lo que le llevó a realizar los hechos que dieron lugar a su condena. Actualmente se encuentra a tratamiento en la asociación de lucha contra la droga Alborada desde 2014 con evolución muy favorable.

 Mi compañero fue condenado por la tenencia para la venta el 20 de julio de 2013, con motivo de una fiesta, de 2,192 gramos de cocaína (reducida a su porcentaje de pureza), 6,606 gramos de MDMA (reducido a su porcentaje de pureza) y 0,204 gramos de hachís, a la pena de tres años de prisión sin que se hubiese producido ningún acto de transmisión a terceros.

 La sentencia se dictó de conformidad, lo que demuestra su voluntad de colaboración con la administración de justicia y de la asunción de su responsabilidad por los hechos. Acordando la suspensión de la ejecución de la pena por tres años, condicionada a la no comisión de delito en ese tiempo, el seguimiento de un tratamiento de deshabituación y mantenerse abstinente del consumo de drogas.

 Sin embargo, aunque cumplió dos de esas condiciones sin cometer delito alguno y siguiendo adecuadamente el tratamiento, no pudo mantener la abstinencia de manera prolongada, por lo que se acordó la revocación de la suspensión en enero de 2018.

La inutilidad de su ingreso en prisión.

 La conducta de Francisco Javier se enmarca en el contexto del consumo compulsivo que padecía en aquella época, tratándose de una actuación puntual, típica de situaciones en las que los consumidores dedican a la reventa una parte de la droga que consiguen, para poder así sufragar su propio consumo, como se reconoce en la propia sentencia.

 Su terapeuta informa que la evolución en el tratamiento, que sigue desde hace cuatro años, es muy positiva y en la actualidad ha conseguido mantenerse abstinente, como se refleja en un informe emitido por el Catedrático de Toxicología de la Universidad de Santiago de Compostela Manuel López-Rivadulla Lamas.

 Se enfrenta ahora a una dura condena penal de tres años de cárcel, que truncará su vida, consecuencia desproporcionada por una conducta que solo tangecialmente pudo lesionar el bien jurídico protegido que es la salud pública, pues las personas a las que podría vender eran también consumidores y en un círculo reducido de conocidos.

 La concesión de un indulto, aunque solamente fuese parcial, rebajando la condena a dos años de duración, sería suficiente para evitar el ingreso en prisión, evitando los efectos perjudiciales de esta y permitiendo que continúe su buena trayectoria actual, integrado en la sociedad, con un trabajo estable y una relación de pareja asentada.

 El cumplimiento de la condena en prisión resulta inútil desde cualquier punto de vista, no solo para mi, para mi compañero y para su familia, sino incluso para la sociedad, que no siente la necesidad de que un delito como el que Francisco Javier cometió pueda suponer un ingreso en prisión.

 En cuanto a las razones que podrían mover vuestra voluntad a colaborar y apoyar esta petición de indulto, quiero destacar las siguientes:

  • El tiempo transcurrido desde la comisión de los hechos, más de cinco años.
  • Su plena integración laboral y social.
  • La plena integración social de su familia.
  • La comprensión de los perjuicios derivados de su actuación y su arrepentimiento, por lo que se ha cumplido la finalidad de la sanción penal, que es la modificación correctora de conducta desviada, reformando a la persona para que sea apta para la vida en sociedad.
  • La voluntad de mejorar en los diferentes aspectos de su vida, cambiando de ciudad, ya que recientemente y con algunas dificultades, hemos conseguido nuestra independencia afianzando un proyecto de vida saludable.
  • El ingreso en prisión de Francisco Javier tiraría por tierra todo el esfuerzo realizado y los logros conseguidos hasta el momento.

 Dicho esto me despido y agradezco enormemente la comprensión y toda su colaboración.



Hoy: Francisco Javier cuenta con tu ayuda

Francisco Javier Vázquez necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia: Peticion de indulto». Únete a Francisco Javier y 319 personas que ya han firmado.