Petición cerrada

Leyes mas duras para casos de violencia de género

Esta petición ha conseguido 6.758 firmas


JUSTICIA PARA LAS VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Estamos consternados por estos sucesos ,ya que vemos que las leyes no son muy eficientes.La protección para las victimas de violencia de género es muy debil.

Se trata de una vecina de Elda ,Alicante que fue brutalmente agredida por su ex pareja ,propinandole 5 disparos con arma de fuego

La victima ya a fallecido y no podemos hacer nada ,pero pedimos que el juez de este caso sea quitado del cargo ,ya que no se puede tolerar que dejen suelto a un maltratador que a quebrantado una orden de alejamiento en reiteradas veces.

Es un peligro a la seguridad ciudadana que dejen sueltos a estos sujetos 

Estos actos conllevan a situaciones mas graves ,ya que si el sujeto hubiese sido procesado y encarcelado ,esto no hubiese ocurrido ,ni la mayoría de casos de violencia de género.

Adjunto la noticia sacada del diario La Vanguardia

 

La mujer, Jessica B.C., que este miercoles fue tiroteada por su expareja cuando se disponía a recoger a su hijo del colegio Santo Negro de Elda (Alicante) denunció a su agresor hace unos días por amenazarla de muerte. Sin embargo, tras ser detenido el martes y prestar declaración, el juez decidió dejarlo en libertad con cargos. Un día después, Imanol C.S., cumplió sus amenazas e intentó acabar con la vida de la madre de su hijo y, luego, se suicidó.

Imanol había sido detenido el pasado martes por incumplir la orden de no comunicarse con Jessica. El agresor la telefoneó hace unos días y le mandó mensajes, en los que algunos la amenazó de muerte, según han explicado varios testigos. El suceso se produjo el miercoles, alrededor de las 17.10 horas, cuando Jessica recibió varios disparos en el interior de una escuela de la citada localidad ante la presencia de varias familias y niños.


La víctima, de 28 años,falleció horas después. Su agresor, español de 31 años, falleció poco después cuando se metió en el coche de la víctima y se estrelló violentamente contra un muro del colegio eldense en su huida.

El pasado 2 de noviembre Jessica denunció a su expareja por amenazarla y ese mismo día el juzgado de Instrucción 3 de Novelda, con competencias exclusivas en materia de género, le impuso como medida cautelar una orden de alejamiento que le impedía acercarse a la mujer a menos de 300 metros y de comunicarse con ella por cualquier medio.

Denuncias previas:
El magistrado atendía así la petición de la víctima y de la fiscalía, que no solicitaron otras medidas cautelares, tras valorar, además, que en enero de 2016 ya había sido condenado a trabajos en beneficio de la comunidad por un delito de lesiones. El juzgado ordenó comunicar la medida a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a los servicios sociales, la Oficina de Atención a las Víctimas del Delito de la Generalitat así como al Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica.

Ese mismo día, el instructor señaló el juicio para una semana después -el 9 de noviembre- y, además, acordó medidas respecto del hijo de la pareja para que las entregas del niño, cuyo régimen de visitas había sido pactado meses atrás por los progenitores, se produjeran a través de una tercera persona. El presunto agresor fue arrestado y puesto a disposición judicial el pasado martes, 7 de noviembre, después de que su expareja denunciara que en los dos días anteriores había intentado comunicarse telefónicamente con ella a través de terceras personas.

El colegio Santo Negro en Elda, donde han ocurrido los hechos.
En esas llamadas, según el relato de la víctima, el denunciado no vertió amenaza alguna contra ella, aunque fue detenido en Elda y pasó a disposición del juzgado de Instrucción 3 de esta localidad, que acordó su libertad aunque investigado por un delito de quebrantamiento de medidas cautelares. El juzgado de guardia de Elda ha abierto una causa por un delito de asesinato en grado de tentativa, que remitirá al juzgado de Novelda, aunque el fallecimiento del presunto agresor extingue las responsabilidades penales, según recuerdan desde el TSJCV.

En enero de 2016, el hombre fue condenado por un delito de lesiones en el ámbito familiar tras reconocer los hechos y aceptar una pena de 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad y dos años de alejamiento. Con anterioridad, en septiembre de 2014, la víctima, había presentado otra denuncia contra él, pero se negó a declarar en su contra y fue absuelto por un juzgado de lo Penal de Alicante

El agresor fue condenado en 2016 por un delito de lesiones en el ámbito familiar

 



Hoy: Francisco cuenta con tu ayuda

Francisco Garcia necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia: Leyes mas duras para casos de violencia de gérero». Únete a Francisco y 6.757 personas que ya han firmado.