NO ES UNA UNION DE CONVENIENCIA. Somos una familia

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Estamos buscando tu apoyo en el esfuerzo para protegernos a mí y a mi esposo, y a todas las parejas homosexuales cuyas relaciones son cuestionadas, que son perseguidas o juzgadas injustamente por las autoridades, y que sufren como resultado de percepciones públicas erróneas y peligrosas.
 
Somos Néstor (ciudadano canadiense nacido en Argentina) y Lucio (ciudadano español) y residimos en Barcelona capital.
Néstor: soy sociólogo y trabajo como asesor independiente y life-coach en NGvision, y estratega de comunicaciones para Filmbanc, una productora de documentales sociales.
A Barcelona me trajo la curiosidad por saber algo más sobre los orígenes de mi familia. Mi abuelo materno había nacido en El Born de Barcelona y tenía una tía abuela que había sido una cantante de coplas en el Paralelo. Después de averiguar algo más sobre la historia familiar, mi intención era continuar la investigación desde Toronto con el objetivo de escribir un libro.
Lucio: llegué a Barcelona después de 14 en Londres. Quería estar más cerca de mi familia (País Vasco), tener oportunidades profesionales como diseñador y continuar disfrutando de una ciudad abierta y cosmopolita.
 
Nos conocimos en noviembre de 2011. Como todas las parejas, empezamos siendo amigos, compartiendo actividades lúdicas y haciendo voluntariado en ACASC, una ONG de Barcelona dedicada a ayudar a personas afectadas por el VIH y politoxicomanías.
Poco a poco nos fuimos conociendo y acercando hasta tomar la decisión de vivir juntos. En principio, aquí en Barcelona, pero nuestro plan era ir a Canadá. Esto no pudo llevarse a cabo porque en junio de 2012 las circunstancias familiares cambiaron. Sara (hermana de Lucio) era diagnosticada con una depresión post-parto. Por lo que nuestros planes de emprender una nueva vida juntos en Canadá se desvanecieron.
Después de pasar unos duros meses, de varios viajes al País Vasco para estar al lado de la familia de Lucio y ayudarles en todo lo que estuviera en nuestras manos, planteamos solidificar nuestra relación y decidimos casarnos. El 20 de agosto de 2012 tuvo lugar nuestro enlace en el ayuntamiento de Bergara (Gipuzkoa) rodeado de toda la familia de Lucio y nuestra amiga Carmen como testigo.
 
En septiembre de 2012 hicimos el viaje de novios a Canadá (y Estados Unidos) donde Lucio  conoció a mis familiares, amigos y clientes; todos lo recibieron con mucho cariño.
En abril de 2013 viajamos al país natal de Néstor, Argentina, para conocer al resto de la familia y amigos donde fuimos recibidos con mucho cariño.
Desde entonces hemos realizado varios viajes juntos para asistir a dos bodas y numerosos eventos familiares, siendo el último viaje a Canadá y EEUU en septiembre de 2017 con Lorea, nuestra sobrina de 11 años.
 
Durante todos estos años hemos estado juntos en lo bueno y en lo malo: el papá de Néstor falleció el 15 de abril de 2017. Su mamá, seis meses después el 13 de octubre. El 1 de enero de 2018 el papá de Lucio es diagnosticado con cáncer de hígado, falleciendo el 23 de febrero en su casa de Urretxu (Gipuzkoa) rodeado de su mujer y sus hijos Lucio y Néstor.
 
En noviembre de 2017, siguiendo el protocolo de la Oficina de Extranjería de Barcelona, Néstor presenta la solicitud de residencia permanente que le correspondiente como cónyuge de un ciudadano español/europeo después de haber estado casados cinco años.
En menos de 24 horas Extranjería concluye que nuestro matrimonio es una unión de conveniencia.
Con esta resolución, la Administración nos despoja de nuestro derecho legal de ser una familia.
Totalmente en desacuerdo con dicha injusta decisión, nuestro abogado presenta el debido recurso en diciembre de 2017.
Después de tres meses de tensión e incertidumbre, en marzo de 2018 Extranjería vuelve a fallar en contra de nuestra familia, manteniendo la decisión inicial.
 
Agotada la vía administrativa, ahora solo nos queda recurrir al sistema judicial español y a ti para que la Administración rectifique este grave e injusto error.

Por eso te pedimos que firmes esta petición.

Muchas gracias, 

Lucio y Néstor. 
 
 
 



Hoy: Néstor cuenta con tu ayuda

Néstor Gaetán necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia: La nuestra, NO ES UNA UNION DE CONVENIENCIA. Somos una familia». Únete a Néstor y 927 personas que ya han firmado.