QUE SE VUELVAN A PENALIZAR LOS ACCIDENTES DE TRAFICO POR IMPRUDENCIA CON INFRACCION.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


El 1 de julio de 2015 entraba en vigor la Reforma del Código Penal aprobada el  26 de marzo del mismo año. La reforma afecta de manera importante a todas las reclamaciones derivadas de accidentes de tráfico, puesto que a consecuencia de la misma se suprimen definitivamente los Juicios de faltas, que era la vía más común para reclamar las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico. La reforma del código Penal elimina las imprudencias, reconduciéndolas a la vía jurisdiccional civil. Esto lesiona el derecho a la tutela judicial efectiva de las víctimas de accidentes de tráfico, que se ven desprotegidas de los causantes de sus desgracias, quedando impunes ante la Ley y favoreciendo en muchos casos que debido a no tener consecuencias, después de haber causado una imprudencia con consecuencias fatales para la víctima, además se den a la fuga. Por otra parte, las víctimas se ven obligadas a reclamar en sede civil sus indemnizaciones por daños personales y materiales, lo que supone para ellos un desembolso económico de unos gastos (procurador, perito médico, poder, etc) y un riesgo de costas judiciales que en el pleito penal no existen, pues en los juicios de faltas no hay gastos, y la valoración médica del lesionado se realizaba mediante exploración por el médico forense del Juzgado, siendo los únicos beneficiados de esto las compañías aseguradoras y las corporaciones médicas, ya que habrá que contratar sus servicios para poder reclamar por la vía civil. El despropósito de la reforma llega al punto de que en supuestos de accidentes de tráfico con fallecidos o incluso con lesiones gravísimas, el culpable del accidente no tendrá reproche penal ninguno, y no será condenado, y la familia de la víctima o la propia víctima no tendrá más opción que reclamar la indemnización que corresponda acudiendo a un procedimiento civil. Una vez más, se vulneran los derechos del perjudicado por un accidente de tráfico, al haberse despenalizado conductas que sí merecen reproche penal.

El 6 de abril de 2017, mi hijo Eder de 28 años sufría un atropello cuando circulaba en bicicleta, a consecuencia de la imprudencia de un conductor que de forma negligente giró su vehículo sin mirar y se lo llevó por delante. Le rompieron la clavícula por tres partes y sufrió un fuerte impacto en la cabeza por el que perdió audición. Además le ha quedado un pitido continuo en el oído, se le ha desplazado la mandíbula y sufre desde entonces dolores de cabeza persistentes, intensos y permanentes, que nada ni nadie se los pueden quitar. Se está volviendo loco y no puede seguir viviendo así. Desde entonces no ha vuelto a ser el mismo, le han destrozado la vida. Estaba en lo mejor de la vida y ahora no puede soportar seguir viviendo así.

El conductor, un inglés con un vehículo alquilado, sin ni tan siquiera haberse interesado por mi hijo, ni pedir perdón, en el mismo día estaba ya en su país, sin ninguna consecuencia para el mismo. Ni PENAL, ni CIVIL. Ni tan siquiera le pusieron una multa por infracción de la reglamentación de Tráfico. Por haber girado imprudentemente, sin señalizar y sin tomar las debidas precauciones, le podrían haber multado,  que en ese caso sí lo afronta el conductor, pero tampoco. Curiosamente, en este caso, la compañía de alquiler del vehículo le responsabilizaría del pago de la multa. Sin embargo, ni la Justicia le responsabiliza de su imprudencia, ni el Seguro del vehículo le responsabiliza a hacer frente a las lesiones y daños causados a la víctima, quedando totalmente impune a todos los efectos, penal, civil y administrativo.

Por ello pido al Ministerio de Justicia encabezado por Dolores Delgado Garcia que se vuelvan a penalizar los accidentes de tráfico causados por imprudencias con infracción de reglamentos y podamos tener una justicia mas justa de la que ahora disponemos. Pues mientras no se modifique la ley, pueden repetirse estos actos en nuestro País sin ninguna consecuencia y pudiéndole pasar a cualquiera, incluso a Vd. y al causante no le pasará absolutamente nada. Ayer mismo le pasó a un matrimonio y su hijo de 12 años que fueron atropellados en León cuando hacían el Camino de Santiago, falleciendo el matrimonio y marchándose a la fuga el conductor. ¡¡BASTA YA!!



Hoy: CARLOS cuenta con tu ayuda

CARLOS FERNANDEZ SAN VICENTE necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia encabezado por Dolores Delgado Garcia : QUE SE VUELVAN A PENALIZAR LOS ACCIDENTES DE TRAFICO POR IMPRUDENCIA CON INFRACCION.». Únete a CARLOS y 471 personas que ya han firmado.