Masturbarse en espacios públicos es acoso sexual, pero ¿por qué no es un delito?

Masturbarse en espacios públicos es acoso sexual, pero ¿por qué no es un delito?

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!
Con 50.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org

Anna Paula Ferrão ha iniciado esta petición dirigida a Ministerio de Igualdad

Masturbarse en espacios públicos es acoso sexual, ¿por qué no es un delito?

El 05 de mayo, sobre las 13h, un hombre se ha masturbado delante de mí en la parada del bus de Pintor Sorolla, enfrente del Corte Inglés, en el centro de Valencia. La policía, que por casualidad pasaba justo en ese momento, apuntó sus datos y el hombre en pocos minutos ya estaba libre. Masturbarse en espacios públicos delante de una mujer mayor de edad no es un delito, es una infracción leve. Por eso, queremos alzar la voz para que la ministra de Igualdad, Irene Montero, contemple este tipo de violencia machista como delito en la ley de Libertad Sexual. 

Al contar en Twitter lo que me había pasado, la publicación se viralizó y cientos de mujeres se manifestaron relatando sus propias historias de acoso sexual en espacios públicos (calles, medios de transporte, bibliotecas públicas, playas, parques, etc.). La mayoría fue víctima de este tipo de violencia sexual por primera vez cuando era menor de edad, lo que sí es un delito según el Código Penal español, pero por miedo, vergüenza, falta de información o de apoyo familiar, no denunció. Entre las mujeres que ya adultas fueron víctimas y han denunciado, algunas, fueron tratadas con menosprecio por las autoridades, otras, dejaron de frecuentar espacios públicos, como bibliotecas o parques, por miedo a que les volviera a pasar. 

El acoso sexual es una conducta intrusiva o indeseada de los hombres en la vida de las mujeres. De acuerdo con la Macroencuesta de Violencia Contra la Mujer 2019 realizada por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 40,4% ha sufrido acoso sexual en algún momento de su vida, la mayoría, de un hombre desconocido. Igualmente, si analizamos los datos del Instituto Nacional de Estadísticas del mismo año sobre los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (exhibicionismo y provocación sexual, acoso sexual, agresión sexual, violación, abuso sexual, prostitución y corrupción de menores), observamos que estos delitos son cometidos mayoritariamente por hombres, por lo que no se puede negar que detrás de estas violencias hay un evidente sesgo machista y misógino.

Sabemos que las violencias hacia las mujeres se manifiestan de diferentes maneras, en todos los ámbitos, inclusive el institucional. Al considerar que la masturbación en espacios públicos delante de una mujer mayor de edad no es un delito, el poder legislativo actúa como cómplice del sistema patriarcal y otorga a los hombres el derecho de atentar contra la libertad de las mujeres impunemente, contribuyendo a la normalización y banalización de este tipo de violencia machista. Además, la complacencia del poder legislativo ante situaciones de violencia sexual impacta negativamente no solo en las mujeres acosadas, sino en todas las mujeres.

En el camino para erradicar el acoso sexual hacia las mujeres son necesarias medidas de prevención y sensibilización, con un enfoque en la masculinidad hegemónica, entendida como un problema social, aunque lograr que la masturbación en público sea un delito es un gran paso.

Por eso quiero pedirte que me apoyes firmando esta petición para solicitar al Ministerio de Igualdad que la masturbación en espacios públicos sea considerada un delito también en los casos en que la víctima sea mayor de edad.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!
Con 50.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org