Petición cerrada

No a la práctica de deporte en carreteras y sendas públicas. Anticiclismo.

Esta petición ha conseguido 11 firmas


Las carreteras públicas están y pensadas para el paso de vehículos a motor.

Lo de "tracción animal" es normativa del año maricastaña, a la que se acogen los inconscientes que las usan para practicar el ciclismo de carretera de manera legal, utilizando un medio para un uso al que no está destinado.

Según la ley, no se pueden usar carreteras o vías públicas para practicar deporte. Pero el ciclismo sólo se considera deporte en carretera si se está compitiendo, para lo que tienen que haberlo declarado en una federación. Y cuando lo hacen, en varios pueblos del norte de la provincia de Madrid, se les concede permiso especial, la Guardia Civil corta la carretera y si un conductor de coche tiene que ir al trabajo, que se aguante, espere o salga antes si se entera (como no suele ser el caso, porque no es que pongan carteles, ni se haga buzoneo para avisar como cuando van a cortar la luz o el agua, total, como no es la interrupción de una necesidad como es salir de casa a trabajar desde Los Endrinales, donde sólo tienes una salida a una carretera).

El ciclismo en si es un deporte, por lo que no debe de permitirse usar la carretera para ello, porque no tiene sentido. Como no tiene sentido que se use para el patinaje, la equitación o el fúbol. Tienen sus intalaciones, como son los carriles ciclistas en la carretera de Colmenar Viejo o los velódromos.

El transporte en carretera que utilizan por necesidad entre los pueblos es Pepe: un abuelo de 70 años que va con su boina, sus pantalones de pana y su camisa de cuadros en su BH de 1980. O Patricia, que va al pueblo de al lado a trabajar, sin contaminar, con su mochila con su uniforme. Pero no son BORJA, NICOLAS, RODRIGO, JAIME y NACHO, con su equipación de ciclismo profesional de 3000€, que suben en la baca del Audi sus ultraligeras para aprovechar el asfaltado cómodo de una carretera con vistas bonitas. Bonitas y peligrosas: mala visibilidad (me encantan los que salen al atardecer, cuando los coches deben de llevar las luces para vernos cuando estamos deslumbrados con el sol y ahí tenemos a los "valientes" ciclistas, por toda la sombra de los árboles que hace efecto túnel y no se les ve una m_._._._._), curvas cerradas (también sin visibilidad) donde , a parte de que te encuentras a la vuelta un ciclista en tu carril, un coche de frente en el contrario y el barranco al otro lado, para colmo, están los que se paran con todo el pelotón en el arcén invadiendo parte del carril. Y tienes que pegar el frenazo, con una niña pequeña en el asiento de atrás y una furgoneta detrás de tu coche. Maravilloso, luego que pensemos, respetemos y hagamos justicia a los ciclistas accidentados y muertos en carretera.

Casualidad que Pepe y Patricia, los que realmente usan la bici como transporte,  no los encuentro en la carretera. Los encuentro por los caminos y vías pecuarias que a decenas conectan unos pueblos con otros. Incluso carreteras bastante bien asfaltadas que llevan a centrales eléctricas o instalaciones de Canal Isabel Segunda. Rutas forestales. Lo que todo el mundo con dos dedos de frente hemos utilizado toda la vida con las Mountainbike, antes de que llegase Decathlon a nuestras vidas para poder aparentar que somos profesionales del deporte y sabemos lo que hacemos.

Las carreteras, ya de por sí, son peligrosas. Por éso, la velocidad máxima es 90 km/h. Puede aparecer una vaca o un animal. Se tiene que ir con precaución. Pero, aun así, se atropellan zorros, conejos y perros. Porque evitarlos es imposible a tiempo sin causar un accidente. A todos los que claman por maridos/hermanos/hijos muertos, sinceramente, si tengo que pasar por encima a un ciclista en una curva para evitar un accidente con una niña de 8 años, va a ir por delante el ciclista. Ya sea uno o un pelotón entero.

Hay muchas alternativas para practicar este deporte. No tienen por qué invadir las carreteras los domingos, provocando atascos en Manzanares el Real y Soto. No tienen por qué poner a conductores y a ellos mismos en peligro por descender puertos de montaña en Miraflores de la Sierra. No tienen por qué dar sustos a los ciudadanos de Navalafuente cuando hacen una parada en el arcén del camping de Navalafuente (como ha hecho este fin de semana un pelotón).

Basta ya de victimismo y vamos a practicar el sentido común: que puedas hacer algo por que te deje la ley, no significa que debas hacerlo. Y si la ley lo permite y un sector de la ciudadanía abusa de ello, es hora de cambiarla. Si no, la selección natural seguirá su curso y no tenéis motivo alguno para quejaros si quedáis hechos un cromo en el asfalto, amigos ciclistas.



Hoy: Pilar cuenta con tu ayuda

Pilar Fresneda Rivas necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Fomento Español: No a la práctica de deporte en carreteras y sendas públicas. Anticiclismo.». Únete a Pilar y 10 personas que ya han firmado.