COVID-19: NO A LOS CONTRATOS PRECARIOS PARA ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA Y MEDICINA.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 15.000!


Desde hace ya varios días, se especulaba con la posibilidad de que estudiantes de Enfermería y Medicina de último año fuéramos contratados/as para ayudar a contener esta situación.

No fue hasta ayer 19 de marzo, tras la publicación de la Resolución de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Servicio Madrileño de Salud, en la que se dictan las instrucciones de aplicación de la Orden 232/2020 del 15 de marzo del Ministerio de Sanidad, cuando se contempla por primera vez de forma oficial esta posibilidad.

Tres escasos párrafos dentro del punto 5 de dicha Resolución “Contratación de estudiantes de los grados de medicina y enfermería del último grado de formación”, hacen referencia a esta situación.

En ningún lugar aparecen reflejadas las condiciones de estos contratos ni las competencias que asumiríamos al aceptarlos, lo que nos deja en un limbo legal y competencial del que podrían aprovecharse las instituciones que nos contraten, perjudicándonos gravemente. Comenzaríamos a trabajar en un ambiente de trabajo muy precario y con mucha presión, asumiendo un riesgo muy elevado (nosotros/as y nuestras familias), sin saber exactamente a lo que nos enfrentamos o si tendremos algún tipo de supervisión, con un horario y salario desajustados y un largo etcétera.

Desde el Departamento de Enfermería de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) se ha considerado como solución más sensata, justa y razonable a esta situación la posibilidad de que nos podamos titular de forma temprana (certificando que tenemos las asignaturas aprobadas y un 80% de las prácticas cursadas) y se nos habilite como Enfermeras/os a través de una orden ministerial. Sin embargo, las negociaciones con el Ministerio de Educación han sido infructuosas y no han querido considerar la propuesta.

La Consejería de Sanidad ya ha exigido nuestros contactos a la Universidad para no obstaculizar la contratación del personal de refuerzo en esta crisis y, por tanto, nos enfrentamos a esta situación sin estar titulados/as, sin estar colegiados/as y sin estar amparados/as bajo la Universidad, ya que estos contratos quedan al margen de la misma.

A través de este escrito queremos hacer un llamamiento a todo el estudiantado de último curso de Enfermería y Medicina para exigir al Ministerio de Educación y Formación Profesional que acepte titularnos, con el objetivo de que podamos trabajar con las mejores condiciones posibles y bajo la protección de nuestros Colegios Oficiales y Sindicatos. SI VAMOS A ASUMIR EL MISMO RIESGO Y TRABAJO QUE LAS Y LOS PROFESIONALES DE ENFERMERÍA O MEDICINA DEBEMOS ESTAR TITULADOS COMO TALES.