UNA SESIÓN SEMANAL DE TUTORÍA EN EDUCACIÓN PRIMARIA (AL MENOS)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Más allá de la transmisión de conocimientos, la educación debe perseguir el desarrollo integral de los alumnos en todas sus dimensiones (intelectual, físico, social, emocional...).

Sin embargo, actualmente nos encontramos con una organización de los espacios y de los tiempos que ya desde los diseños curriculares del MEC y de las distintas C.C.A.A. parecen olvidar la importancia de trabajar de una manera específica la dimensión social y emocional del alumno de Eduación Primaria. Si bien estas dimensiones se pueden trabajar de manera transversal a través de las diferentes materias o asignaturas, su gran importancia merece tiempos concretos y específicos para un trabajo mucho más pormenorizado.

Diariamente vemos como los maestros y maestras nos encontramos con un gran número de conflictos en el aula que interfieren de manera directa o indirecta en el proceso de Enseñanza-Aprendizaje y en el desarrollo del alumno. Insultos y formas de hablar ofensivas, peleas, incapacidad para resolver los conflictos, niños que no se responsabilizan de las acciones que realizan a los demás, niños incapaces de ponerse en el lugar de los otros, niños que no aceptan o rechazan las diferencias, alumnos que no saben trabajar en equipo...

De hecho, hace unos días leíamos en la prensa como "El Gobierno quiere implantar en los colegios e institutos de toda España una nueva figura que velará para que no haya conflictos ni acoso escolar.

En la escuela, aparte de aprender lengua, matemáticas, naturales, sociales, inglés... los alumnos necesitan también desarrollar competencias emocionales que le permitan aumentar su nivel de bienestar personal y llegar a ser en personas responsables, comprometidas y cooperadoras, capaces de vivir y convivir en sociedad. Por eso es necesario que en todos los niveles de Educación Primaria, desde 1º a 6º, exista reconocida a nivel curricular, al menos, una sesión semanal de tutoría (asamblea o llámese como se quiera), donde el maestro trabaje con todo el grupo clase la educación emocional y otros aspectos necesarios tales como la conciencia emocional, regulación emocional, habilidades sociales, empatía, asertividad, respeto, responsabilidad, colaboración... valores, habilidades personales y socio-emocionales que favorezcan la convivencia dentro del grupo-clase y enseñen a los alumnos a:

- aprender a convivir con los compañeros, a ser más sociables y resolver los problemas mediante el diálogo, de una manera cada vez más autónoma.

- ser respetuosos y generosos con los demás.

- ser empáticos, aceptar las diferencias, valorarlas como enriquecimiento y saber convivir sin menospreciar a los otros.

- mejorar la cohesión grupal y aprender a trabajar en equipo para lograr objetivos comunes.

En la Comunidad Valenciana actualmente existe la asignatura de "Valores Sociales y Cívicos" que trabaja parte de los contenidos planteados anteriormente pero, como asignatura alternativa a la enseñanza de Religión, no permite el trabajo conjunto con el grupo-clase si no solo con aquellos alumnos que no cursan la asignatura de religión por tanto no ayuda a conseguir esa cohesión de grupo-clase necesaria para establecer los cimientos de una sociedad donde impere la convivencia, el respeto hacia las diferencias y la colaboración con los demás.

De ahí la necesidad de la sesión de "tutoría" como medida -que junto a otras- ayude a prevenir futuros conflictos y a mejorar la convivencia escolar y la educación.



Hoy: Fco Javier cuenta con tu ayuda

Fco Javier Martínez Cebrián necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: UNA SESIÓN SEMANAL DE TUTORÍA EN EDUCACIÓN PRIMARIA (AL MENOS)». Únete a Fco Javier y 224 personas que ya han firmado.