Regulación nacional de profesionales del comportamiento canino y felino

Regulación nacional de profesionales del comportamiento canino y felino

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas

La creciente demanda de servicios relacionados con la resolución de problemas de comportamiento en perros y gatos en la convivencia con personas, ha dado pie a un notable aumento por el interés de formarse como profesional del adiestramiento, la educación canina y felina, modificación de conductas, y diferentes modalidades especializadas (mondioring, OCI, defensa, detección, salvamento, cría y selección, cuidados en residencias, intervenciones asistidas, etc.).

Por ello pedimos:

- regulación de la formación de profesionales, con la creación de ciclos formativos de grado medio y/o superior, dado que el certificado de profesionalidad es incompleto y no se ajusta a la realidad profesional

- regulación del sector para la impartición de formaciones privadas, así como para el ejercicio de la profesión, y su validación oficial

- regulación de centros de formación especializada

- propuesta de denuncia por parte de Hacienda y Seguridad Social hacia las personas que ejercen de forma ilegal, sin alta en Hacienda ni en Seguridad Social y que devalúan la profesionalidad y la economía del sector

- reconocimiento de un sector independiente del colectivo veterinario, dado que los conocimientos de aplicación provienen no solo de la veterinaria, sino de la etología, la biología o la psicología, entre otras

¿POR QUÉ ES NECESARIO?

El bienestar animal, la calidad del servicio a los clientes y la economía del sector son los principales motivos por los que esta iniciativa debe llevarse a cabo.

Un profesional cuya formación es completa y rica en prácticas, y variada en la ejemplificación por parte de los diferentes docentes, da lugar a una mayor efectividad en el abordaje de casos de problemas de comportamiento, así como en el asesoramiento en todo lo relacionado con el perro y el gato. Además, una formación reglada por el Ministerio de Educación, garantiza que la enseñanza está estandarizada y que se cumple un mínimo de requisitos. El actual certificado de profesionalidad  SEAD 0412  "Adiestramiento de base y educación canina" que recoge el INCUAL, queda muy incompleto en contenidos y en cuanto a instalaciones no se ciñe a la realidad, está sobredimensionada tanto en costes como en superficies útiles.

Velar por el bienestar animal es de suma importancia para mantener comportamientos estables y prevenir problemas entre ellos y entre ellos y las personas.

Por último, destacar la problemática que existe entorno a la actividad económica sumergida que rodea al sector. Existen numerosos sitios web donde se anuncian personas con poca o ninguna formación que promueven sus servicios a precios muy reducidos, con una calidad profesional pésima, sin instalaciones ni habilitación alguna para ejercer. Esto acarrea una gran desventaja, también, para el cliente final, dado que al no existir registro alguno de dichas actividades, no puede acogerse a las garantías mínimas exigibles de cualquier consumidor; tampoco puede tener la garantía de calidad, dado que la formación, en muchas ocasiones, es de dudosa procedencia; y  tampoco tendrá garantía de que el trato de cara a su animal de familia será ético y especializado.

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas