Oposiciones docentes más justas y objetivas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Maestros y profesores nos presentamos a un proceso de concurso-oposición para conseguir ser docentes de colegios e institutos públicos. En este proceso nos encontramos ante una gran injusticia por como se nos evalúa. La evaluación de todo el proceso depende del criterio personal de un tribunal formado por cinco maestros/profesores funcionarios de carrera de nuestra especialidad (cuatro vocales y un presidente).

Esta oposición cuenta con varias pruebas como el desarrollo escrito de un tema, la resolución de un caso práctico, la defensa de una programación para un curso académico y la exposición de una unidad didáctica. Todas y cada una de las pruebas son evaluadas de la misma manera, bajo el criterio personal de maestros o profesores de nuestra especialidad. El criterio personal de cada uno no quiere decir que sea mejor o peor ya que cada uno tiene una manera de pensar, de enseñar, unos más tradicionales y otros más innovadores, pero todos ellos válidos.

Por ejemplo, puede que las pruebas las enfoquemos hacia algo muy teórico y las personas que nos evalúen tengan en cuenta algo más práctico o al contrario o que seas muy innovador y te corrija alguien muy tradicional... Por lo tanto, puedes haber estado años preparando y estudiando que al final todo se reduce a la subjetividad, a que las personas que evalúan piensen en la misma dirección que tú, pero no debemos olvidar que todos hemos estudiado lo mismo y que en educación no existe una única metodología válida. 

En la mayoría de oposiciones de acceso a la función pública (policías, bomberos, médicos, enfermeros...) cuentan con una parte de pruebas totalmente objetivas que normalmente son tipo test. Este examen lo corrige una máquina, con lo que se elimina la subjetividad, se evalúan realmente los conocimientos y puedes comprobar dónde has fallado. Actualmente, en nuestra oposición existen unos criterios, pero son muy genéricos y nada objetivos y después no nos proporcionan ningún tipo de explicación ni justificación sobre las notas asignadas ni tampoco nos dejan ver nuestro propio examen. No se hace ningún tipo de revisión presencial así como hacemos nosotros en nuestra práctica diaria. 

En muchos casos esto da lugar a que no llegues a la fase de concurso donde competimos con nuestros méritos (experiencia, otras carreras, cursos de formación, máster, potsgrados...) y por tanto deja de ser un concurso-oposición para convertirse en una oposición sin tener en cuenta nuestra experiencia y formación. Esta situación se viene repitiendo desde hace muchos años y ya es hora de que las cosas cambien.

Sra. Isabel Celaá, Ministra de Educación, docentes y no docentes queremos un acceso a la función pública MÁS JUSTO Y TRANSPARENTE y que nuestra oposición sea evaluada como el resto de oposiciones, de manera objetiva, evaluando mediante exámenes tipo test, criterios específicos para la parte práctica para que sepamos cómo nos van a evaluar, qué cosas van a tener en cuenta, qué puntuación va a tener cada aspecto evaluado y que en las revisiones se nos indique dónde hemos fallado para poder mejorar de cara a futuras oposiciones. 



Hoy: María cuenta con tu ayuda

María Martínez necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: Oposiciones docentes más justas y objetivas». Únete a María y 1.294 personas que ya han firmado.