¡No a la extinción de Maestr@s de primaria!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


El Real Decreto 1594/2011, de 4 de noviembre DISCRIMINA y deja sin opciones laborales a miles de maestros y maestras de EDUCACIÓN PRIMARIA. Las distintas especialidades de primaria (Lenguas Extranjeras, Educación Física y Música) pueden ejercer todas las funciones de los Maestros con la especialidad de «Educación Primaria», dejando totalmente anulada a ésta.


Atendiendo al RD anteriormente nombrado, se está llevando a cabo un ere encubierto a través del cual la especialidad de Educación primaria está abocada a su desaparición. Tradicionalmente los maestros y maestras de educación primaria o maestros generalistas han sido los encargados de llevar a cabo las tutorías del alumnado, siendo también los que impartían las áreas de lengua, matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales y educación artística. Estos profesionales tienen formación específica para impartir estas áreas, así como para apoyar al alumnado en el día a día. Un tutor no es aquel profesional que dan ciertas áreas, es aquel que debe pasar el mayor tiempo posible con su grupo, conocerlos, acompañarlos y apoyarlos en su día a día en sus éxitos y sus fracasos, debe ser capaz de motivarlos y de sacar lo mejor de cada uno de sus alumnos y alumnas, es el mediador entre la familia y el centro y entre el grupo clase y el profesorado, es el responsable dentro del centro de su grupo en definitiva, es la figura referencia del alumnado dentro del centro educativo.Por este motivo es fundamental que este cargo sea ocupado por las especialistas formados para este fin, los maestros y maestras de educación primaria.


Tomamos como referencia el Decreto 328/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las escuelas infantiles de segundo grado, de los colegios de educación primaria, de los colegios de educación infantil y primaria, y de los centros públicos específicos de educación especial.

Los derechos de los alumnos recogidos en el artículo 3 del título I de dicho decreto exigen una figura que esté el mayor número de horas posible con el grupo, como viene recogido en las funciones y deberes del profesorado en el artículo 7 del título II. La simbiosis entre estos derechos de los alumnos y los deberes del profesorado, se traduce en la figura del tutor. Esta figura ha sido históricamente ocupada por los maestros de la especialidad primaria, pues estos han sido formados exhaustivamente para ejercer estas labores durante su formación universitaria.

Se están viendo vulnerados derechos del profesorado de la  especialidad primaria recogidos en el artículo 8, del título II, concretamente el apartado 2 e) que dice:

 “2. Asimismo, y en el desempeño de su actividad docente tiene, además, los siguientes derechos individuales:

e) A recibir el apoyo permanente, el reconocimiento profesional y el fomento de su motivación de la Administración educativa.”

La consejería de educación no solo no está reconociendo profesionalmente la especialidad de primaria al sustituirlo por maestros y maestras de otras especialidades, sino que está apostando con fuerza por la desaparición de este cuerpo. Demostrado queda con la amortización de las jubilaciones durante estos años y en el descenso de vacantes ofertadas este año.

Cosa que hacen aferrándose al Real Decreto 1594/2011, de 4 de noviembre, por el que se establecen las especialidades docentes del Cuerpo de Maestros que desempeñen sus funciones en las etapas de Educación Infantil y de Educación Primaria reguladas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. 


Cada vez hay más especialistas ocupando las tutorías lo que supone, no solo el hecho de tener que compatibilizar los contenidos y la preparación de las sesiones propias de las áreas específicas de sus especialidades para todo el centro, sino tener que lidiar con todo lo que conlleva una tutoría. Esto supone que los alumnos pasen mucho menos tiempo con su tutor y que las áreas propias de la especialidad de educación primaria tengan que ser “repartidas” entre varios especialistas a fin de cubrir horario. Este hecho claramente va en detrimento de la calidad de la educación y formación integral del alumnado pues pierden esa figura de referencia que representa el tutor y que tan importante es sobre todo en los primeros cursos de educación primaria.


Por otro lado, el abuso de esta práctica, está suponiendo la desaparición en los centros educativos de los maestros y maestras de la especialidad de educación primaria, a la que están condenando a la extinción. Recordemos que muchos de los docentes que aún hoy están en activo son diplomados en educación primaria(generalistas formados para impartir todas las áreas del currículo) y este Real Decreto se ha confeccionado pensando en los “nuevos maestros”(los del grado), por lo que supone una fuente de discriminación hacia los profesionales de educación primaria quedando menospreciada su capacidad y profesionalidad  “regalando” su especialidad a todos los nuevos graduados.


Finalmente recordar que este  RD se aprobó estando en vigor la LOE(ley orgánica de educación 2/2006 del 3 de mayo) y que a día de hoy las enseñanzas regladas se rigen por la LOMCE(ley orgánica para la mejora de la calidad educativa 8/2013 del 9 de diciembre), que a ñesar de ser una modificación de la LOE, hace que esta esté desfasada,por lo que creemos que dicho RD es susceptible de ser analizado y actualizado.


Es por todo lo expuesto anteriormente que solicitamos la revisión y modificación de dicho decreto, haciendo especial hincapié en los siguientes apartados: 


“2. El profesorado del Cuerpo de Maestros con la especialidad de «Educación Primaria» tendrá competencia docente en todas las áreas de este nivel. Para impartir la música, la educación física, las lenguas cooficiales y las lenguas extranjeras se requerirá además estar en posesión de la especialidad correspondiente.

 

3. El profesorado del Cuerpo de Maestros con las especialidades de las diferentes Lenguas Extranjeras, Educación Física y Música, impartirá las áreas de su especialidad y podrá impartir las áreas propias de la especialidad de «Educación Primaria».


 4. Las Comunidades Autónomas que hayan establecido una especialidad diferenciada para su lengua cooficial determinarán, en el marco de lo establecido en este Real Decreto, las áreas que impartirá el profesorado correspondiente. 


5. El profesorado del Cuerpo de Maestros especialista en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, además de las atribuciones específicas de su especialidad, podrá impartir las áreas propias de la especialidad de «Educación Primaria». 


6. Los puestos de trabajo en unidades que agrupen alumnado de Educación Infantil junto a alumnado de Educación primaria, serán ocupados indistintamente por personal funcionario del Cuerpo de Maestros con la especialidad de «Educación Primaria» o de «Educación Infantil».” 


Ya que para mejorar la calidad de la enseñanza, cada docente debe centrarse en su especialidad, por lo que solicitamos que las competencias y áreas propias de educación primaria(lengua, matemáticas, ciencias de la naturaleza, ciencias sociales, artística y el desempeño de las tutorías) sean  llevadas a cabo por estos especialistas, los maestros y maestras de educación primaria; y las competencias propias de las especialidades(educación física, música e idiomas), por los especialistas de esas áreas (diplomados o con el grado),  es decir, pedimos se modifique el artículo 3 del citado Real Decreto para evitar la contratación por parte de la administración de los maestros 2x1.