Libertad creativa para autores y autoras

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Acaba de arrancar el año 2020 y ya tenemos al primer ilustrador imputado por una de sus obras.

Entrar a analizar el contenido exacto de la creación solo abriría un debate que debería cerrarse de una vez por todas.

Para tratar de cerrarlo, desde ARGH! (Asociación Profesional de Guionistas de Cómic), AACE (Asociación de Autores de Cómic de España), AAAC (Asociación Aragonesa de Autores de Cómic), la Asociación Juvenil Carmona en Viñetas, AGPI (Asociación Galega de Profesionais da Ilustración), APIM (Asociación de Profesionales de la Ilustración de Madrid), NEUH (Colectivo de autoeditores No Es Un Hobby), APIV (Associació de Professionals de la Il·lustració Valenciana), AGAG (Asociación Sindical Galega de Guionistas), FAGA (Foro de Asociaciones de Guionistas Audiovisuales), APIC (Associació Professional d’il·lustradors de Catalunya) y el Colectivo de Autoras de Cómic exponemos lo siguiente:

1.- Reivindicamos el derecho de crear en libertad para nosotros y nosotras y para cualquiera que se exprese a través de una disciplina artística.

Nuestras obras: los cómics, las viñetas, las novelas, los poemas, las canciones, las obras de teatro, las películas, las pinturas, las esculturas… pueden ser analizadas y criticadas con base en criterios artísticos, pueden ser más apropiadas o menos, tener mayor o menor calidad, resultar más o menos incómodas, ácidas o incluso asquerosas o deleznables, pero en ningún caso deben ser denunciables hasta el punto de que un tribunal deba decidir sobre lo que se puede expresar en una creación artística.

2.- Ya son demasiados los compañeros y las compañeras que han tenido que acudir a un juzgado a dar explicaciones sobre el contenido de sus obras y en la gran mayoría de los casos las causas terminan archivadas.

Sin embargo, todo el proceso supone una humillación, una pérdida de tiempo y muchas veces una pérdida de salud.

Los autores y las autoras creamos sin miedo y la autocensura no está entre nuestros propósitos artísticos, por esa razón es injusto que cualquiera pueda interponer una demanda a un artista porque su creación le ofende o no le parece apropiada.

Por todo lo expuesto, solicitamos que se garantice y se proteja la libertad artística: necesitamos imaginar, crear y distribuir expresiones culturales diversas sin censura gubernamental, interferencia política o represión judicial..

La libertad artística ha de garantizar el derecho a crear sin censura ni intimidación, el derecho a que el trabajo artístico sea apoyado, distribuido y remunerado, el derecho a la libertad de asociación y el derecho de todos y todas a participar en la vida cultural.

Una sociedad sin artistas libres es una sociedad condenada al odio y a la pobreza cultural.

Déjennos crear en paz.