Petición cerrada

Incluir las enseñanzas artísticas (música, artes visuales, teatro y danza) en el curriculum de educación primaria y secundaria.

Esta petición ha conseguido 230 firmas


A pesar de que las diversas manifestaciones artísticas (música, pintura, artes visuales, danza, teatro, etc.) gozan de un  prestigio social entendidas como “alta cultura”, en el sistema educativo quedan relegadas al margen y en ocasiones como ocurre con el teatro o la danza al margen del margen.

 Asumimos que la función contemporánea de las artes es básicamente integradora y relacional, ya que pretenden conectar con todos los sustratos de la realidad que compartimos, y no solo como una manifestación de la “alta cultura”, a la que solo tienen acceso determinados estratos sociales. Entendemos que los artefactos culturales no son privilegio tan solo de unos pocos que los producen, los reparten y los disfrutan, sino un derecho de todos y cada uno de los ciudadanos.

 Desde su dimensión social, las artes han de ser implementadas como mediadoras de participación ciudadana en diferentes proyectos que promuevan la creación de redes de apoyo para reforzar el sentido de pertenencia a una comunidad y reajustar las relaciones a nivel familiar, grupal y social.

 Partiendo de estos presupuestos se han de implementar políticas que se concreten en los siguientes objetivos.

1) Incrementar el acceso a los bienes culturales. Favorecer el acceso físico, intelectual, cultural, emocional  y social a los recursos artísticos, para beneficio de todo el mundo. Facilitar el acceso significa hacer posible que una mayor diversidad de usuarios utilicen los recursos artísticos para su desarrollo y empoderamiento social y personal.

2)  Luchar contra la exclusión social y cultural. Asumir la responsabilidad de contribuir al proceso de cambio social, ayudando a los sectores de la comunidad con problemas de exclusión, mediante los  diferentes lenguajes y manifestaciones artísticas. Por lo que se han de impulsar asociaciones interculturales que colaboren en la integración de colectivos desfavorecidos, acciones artísticas promovidas desde el tejido asociativo del voluntariado, fundaciones para la integración y la igualdad, cooperantes en ONGs, etc.

3) Alfabetización artística. Consiste en esencia en formar la mirada y educar el oído dotando a los ciudadanos y ciudadanas de una competencia sígnica que les permita entender el arte de la sociedad en que viven e interpretar los signos utilizados en sus diferentes manifestaciones (artes visuales y plásticas, danza, teatro, música, etc.).

 4) El arte como opción de ocio. Dotar a todos los ciudadanos de unas capacidades mínimas  que permitan a las personas llegar a ser usuarios activos, reflexivos y críticos de los recursos y bienes culturales capaces de valorar y disfrutar de arte y considerar su práctica/ participación/ visualización como una opción de ocio. Se trata de ayudar a provocar el disfrute y goce estético e incrementar el conocimiento y la apreciación de las artes, para ampliar y enriquecer en  el usuario de los bienes culturales su horizonte cultural, emocional e intelectual y formar ciudadanos con pensamiento crítico.

Para alcanzar estos objetivos las políticas se han de orientar en dos ámbitos de actuación: las comunidades y los centros educativos.

A) En las comunidades se han de favorecer e implementar proyectos artísticos desarrollados con fines culturales y de transformación social.  Estos se han de concretar en un conjunto de iniciativas desarrolladas a partir de la colaboración entre artistas y comunidades locales con la finalidad de expresar, a través del arte, identidades, preocupaciones e ideas, mientras se construyen capacidades culturales y se contribuye al cambio social.

Esta serie de políticas y prácticas que trabajan en el ámbito sociocultural, teniendo el arte como principal soporte de cambio, se centran en valores de justicia social, de democracia cultural, de responsabilidad y de liberación de individuos y colectivos, de entender el arte para todos, y de creación de imaginarios propios fuera de los sustentados por la “alta cultura”. En esencia: entender el arte como un recurso de transformación social y de creación de cultura desde la participación ciudadana.

Dichos proyectos, dependiendo de las necesidades específicas de cada comunidad se pueden centrar en diferentes campos de acción: participación ciudadana, regeneración urbana, afrontar situaciones de exclusión social, de género, de educación para la salud (consumo de drogas, abuso sexual infantil, paternidad responsable, educación sexual, maltrato infantil, prevención del tabaquismo), etc. Y se utilizarán una variedad de lenguajes artísticos  (teatro, danza, cine, clown, vídeo, etc.) según los casos

B) En el ámbito de los centros educativos y del currículum escolar, el enfoque neoliberal y tecnocrático de la LOMCE ha relegado la enseñanza de las artes a la mínima expresión dentro del currículum, desdeñando que el arte es una forma de conocimiento, que sin él es difícil ensanchar la comprensión y la construcción del mundo, y que, asumido como experiencia y práctica transformadora, permite a las personas cambiar su entorno individual, social y comunitario a partir de explorar y asumir diversas prácticas éticas y estéticas.

Asumimos que el arte juega un papel fundamental en la educación ya que es la manera que tenemos las personas de expresar nuestra creatividad y nuestra personalidad Partimos de la convicción de que en el ámbito educativo, las artes son favorecedoras de dinámicas de integración escolar, social y cultural mediante propuestas relacionadas con el fomento de actitudes para la tolerancia, la solidaridad y la convivencia, de que promueven una conciencia crítica frente a los mecanismos de exclusión social, y de que se convierten, a la larga, en un proceso consciente de crecimiento individual y colectivo.

En los niveles educativos obligatorios la enseñanza artística ha de consistir en una educación estética para todos, centrada en tres ejes fundamentales: el conocimiento de los artefactos culturales realizados en los diferentes momentos históricos y por sociedades distintas, el desarrollo de la expresión creadora y la apreciación y valoración de los productos culturales.

La comprensión, atención y respeto a la diversidad cultural ha de ser una preocupación prioritaria para la educación actual y el arte puede ser el espacio más adecuado para  alcanzar este fin. Nuestros jóvenes se han encontrado con una sociedad que les lleva a convivir simultáneamente en diferentes contextos simbólicos (familiar, escolar, grupal y virtual) conformados por valores culturales estéticos y, sin duda, éticos, diferentes e incluso con frecuencia contradictorios. En este sentido el arte  es el mejor escenario para que se escuche su voz.

Para poder ahondar en la educación integral se han de incluir las experiencias artísticas en interacción con las científicas y las humanísticas. El arte es la herramienta mediante la cual los adolescentes y los jóvenes desarrollan su yo Por otra parte,  es el mejor escenario para que se escuche la voz de los adolescentes y de los jóvenes. derecho, porque si no pueden acceder al arte en cualquiera de sus manifestaciones no pueden acceder a una formación plena.

El arte no se debe subordinar a otras asignaturas, pero sí hay que tener en cuanta que existe una relación multilateral entre todas ellas. Esto nos lleva por una parte, a que teniendo en cuenta que el currículum se organiza en materias, han de existir unas asignaturas específicas, que en principio podrían ser las del actual currículum (en Primaria, Educación Artística; y en Secundaria: Artes escénicas, Artes visuales y Música) pero con diferente categoría y horas como propondremos a continuación. Y por otra, desde el enfoque de la reconstrucción social y multicultural, se pretenderá preparar al estudiante para el cambio social y promover la diversidad social y cultural, cuestionando y cambiando el sistema normativo del arte de la cultura dominante. En este sentido hay que educar a los estudiantes para que sean capaces de examinar críticamente sus propias experiencias vitales, la división social en su entorno y su propio grupo. Y esto lo deben hacer trabajando juntos por encima de las diferencias de género, de religión, de nacionalidad o de capacidad, y practicando así activamente la democracia en todas las fases del proceso de enseñanza-aprendizaje. Los estudiantes han de tener un papel activo en la construcción del currículo y para ello se trabajará por proyectos y en torno a temas, lo que facilitará el estudio interdisciplinar y globalizado e incluso el trabajo interniveles.

PETICIONES

En consecuencia de todo lo anterior se han de llevar a cabo unas modificaciones del currículum escolar concretadas de la siguiente manera:

1) Dar a las materias artísticas la misma consideración que tienen las asignaturas tradicionalmente consideradas como troncales u obligatorias.

2) En Primaria: a) añadir un bloque de contenido centrado en la Dramatización, en todos los cursos; b) eliminar las horas semanales de Religión y añadirlas al Área de Educación Artística, de ese modo esta materia tendría la misma consideración que las demás asignaturas obligatorias. Los centros religiosos podrían utilizar las horas de libre disposición  para impartir la enseñanza religiosa.

3) En Secundaria: las Artes Escénicas, las Artes Visuales y la Música han de tener el carácter de obligatorias y ser cursadas por todo el alumnado a lo largo de los cuatro años de este nivel educativo. 

4) Desde la Administración educativa se han de fomentar y financiar  proyectos y acciones en los que artistitas de diversas disciplinas (danza, teatro, artes visuales, música) intervengan en los centros educativos trabajando conjuntamente con el profesorado.

5) Los centros educativos, además de instituciones que ofrecen a los alumnos la oportunidad de aprender, se han de convertir en organizaciones que estimulen oportunidades de formación de los profesores financiadas por al Administración educativa, y en espacios de relación con las familias y con toda la comunidad educativa.

En respuesta a la LOMCE declaramos:

1. Que, la omisión de las enseñanzas artísticas – musicales, plásticas y visuales – del documento presentado a la opinión pública significa que una vez más nuestras enseñanzas han sido despreciadas y marginadas como enseñanzas de categoría inferior y por lo tanto consideradas como no importantes ni significativas para el desarrollo científico, cultural, económico y social de nuestro país.

2. Que la propuesta de reducción del número de materias en la Educación Secundaria y la declaración de “materias prioritarias” a lenguas, matemáticas y ciencias presupone la clara voluntad por parte del Ministerio de suprimir en parte, o totalmente la presencia de la educación artística en la enseñanza general.

3. Que el tratamiento dado en este documento de propuestas, lejos de mejorar las enseñanzas artísticas, perpetúa el agravio histórico que padecen las mismas, perjudicándolas aún más que las anteriores leyes educativas.

4. Que el Ministro de Educación, José Ignacio Wert declaró en rueda de prensa el pasado 29 de junio que se ha abierto un proceso de debate con la comunidad educativa, sindicatos y partidos para intentar conseguir el mayor acuerdo posible. Así mismo, el Ministro ha informado de la constitución de un Grupo de Trabajo con representantes de los distintos sectores, para evaluar las diferentes medidas del MECD y realizar sugerencias a tener en cuenta en el Anteproyecto de LOMCE, sin embargo en ningún momento se ha contactado con los representantes de los colectivos de profesores de Música y Plástica.

5. Que la presencia curricular de las distintas materias no puede ser claramente desigual, si pretendemos un sistema educativo integrado, equitativo y con voluntad de excelencia. Además, el Ministerio de Educación debe garantizar unas enseñanzas mínimas dignas para todas las Comunidades Autónomas.

6. Que no se puede, por la escasa formación cultural y artística de nuestra clase política, seguir ignorando la contribución de la Educación Artística a la adquisición de las Competencias Básicas de todos los ciudadanos y al avance de la sociedad. Esta contribución no se ignora, sin embargo, en otros países situados a la cabeza de los informes educativos internacionales (PISA) y a la cabeza en modelos sociales y económicos de bien estar

Por tanto y para la consecución de una verdadera educación integral que garantice la excelencia y la igualdad de oportunidades para todos los alumnos, planteamos de forma conjunta las siguientes afirmaciones y exigencias:

1. Las enseñanzas artísticas ocupan un lugar fundamental en la educación de nuestros niños y jóvenes. Completan una dimensión importante de su personalidad y ayudan a adquirir capacidades que no sólo inciden en el aspecto sensible o artístico, sino que entran en relación con el resto de ámbitos del saber y promueven así el pensamiento crítico y aprendizaje significativo e interdisciplinar.

2. La educación artística debe tener presencia obligatoria en todos los niveles del sistema educativo con un espacio propio que permita desarrollar una labor docente coherente y estable para todos los alumnos y profesores.

3. Una reforma profunda de la educación no debe reproducir organizaciones jerárquicas decimonónicas. Un cambio realmente innovador debe analizar y replantear cuáles son las competencias básicas que necesitan nuestros alumnos, como así recomendó la Unión Europea el 18 de diciembre de 2006.

4. El nuevo sistema educativo debe procurar una educación global y completa, que permita atender las diferentes necesidades, aptitudes y habilidades para así ofrecer un futuro mejor a cada alumno.

5. El alumnado tiene derecho a recibir una verdadera educación integral que incluya la formación artística global como una vía para el conocimiento y el desarrollo personal y profesional. El Ministerio debe atender las recomendaciones de la UNESCO, que en este sentido subrayan la efectividad pedagógica de nuestras materias y del uso del pensamiento creativo en la resolución de problemas.

6. Por último hacemos un llamamiento a los Partidos Políticos y Sindicatos, para que sean conscientes de la realidad profesional que nos deparan las Propuestas para el Anteproyecto de la LOMCE. No sólo supondrá la reconversión más brutal de todas las reformas educativas realizadas hasta la fecha, ya que permitirá la reducción de plantillas y especialidades, sino que también impedirá la adecuada realización de nuestra labor docente, deteriorando muy gravemente nuestras condiciones de trabajo.

La nueva ley debería hacer especial incidencia, más que en los contenidos curriculares, en los objetivos finales y en pedagogías más cooperativas, así como en la organización didáctica de los centros educativos y sus metodologías de evaluación. Las deficiencias del sistema educativo no se resuelven eliminando unas materias para potenciar otras, puesto que los problemas son mucho más profundos.

AVECTEATRE EDUCACIÓN y Postgrado de Teatro en la Educación de la Universitat de València.

http://www.postgradoteatroeducacion.com/



Hoy: Tomás cuenta con tu ayuda

Tomás Motos Teruel necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Jose Ignacio Wert: Incluir las enseñanzas artísticas (música, artes visuales, teatro y danza) en el curriculum de educación primaria y secundaria.». Únete a Tomás y 229 personas que ya han firmado.