Educación Alimentaria: Una asignatura pendiente.

Educación Alimentaria: Una asignatura pendiente.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas

     La alimentación debería ser una actividad cotidiana, pensada, reflexionada y planificada de acuerdo con las necesidades nutricionales de nuestro organismo. No hacerlo así implica que aparezcan estados carenciales y como consecuencia enfermedades o factores incidentes en enfermedades habituales. Alimentarse de una forma anárquica o tradicional, suele alejarse de la realidad fisiológica de cada uno y de la etapa histórico-social en la que vivimos. 

     En la actualidad, la base alimentaria del español no se diferencia mucho de la que se seguía en la época de la posguerra, donde a falta de carne y pescado, se complementaban los cereales y las legumbres para conseguir un plato con un nivel proteico adecuado. Sin embargo, aunque hoy ya ha desaparecido esa situación de carencia alimentaria, se siguen comiendo los mismos platos, pero además añadiendo un segundo plato proteico, con lo que es como si comiéramos doblemente. Esto hace que abusemos de las proteínas y grasas y como consecuencia del aporte energético.

     Además de lo anterior, la información indiscriminada, subjetiva y desordenada sobre alimentación de los medios de comunicación, y del bombardeo de dietas y platos mezclando lo gastronómico con lo nutricional han provocado un “caos desinformativo” sobre alimentación en la población.

      Las referencias sobre las proporciones y requerimientos nutricionales están más que expresadas por organismos oficiales internacionales y nacionales que tienen relación directa con la alimentación, como por ejemplo la OMS (Organización Mundial de la Salud). Pero este ideario no es una referencia clara para la población española y por lo tanto sin referencias claras todo es posible, generándose mitos y medias verdades que confunden al ciudadano. 

     Comer debería ser un hecho armónico en primavera, verano, otoño e invierno, en cualquier día de la semana, a cualquier hora o en cualquier lugar del mundo. Por ello hay que trabajar por organizar nuestra dieta racionalmente y facilitar una educación alimentaria a todos los sectores de la población, ya que “Alimentarse bien genera una mayor calidad de vida”.

     Es necesario la Educación Alimentaria implementarla como una asignatura más, al igual que se hace con educación física, no es suficiente incluirla como un tema dentro de otra asignatura, porque así no conseguimos fijar los criterios en la población. Sin embargo, con la asignatura de educación alimentaria, conseguiríamos así que los niños desde infantil fueran integrando todos los conocimientos de nutrición, desarrollar una dieta y un menú, balancear los nutrientes, etc.  y así cuando fuera adulto sería capaces de planificar de una forma correcta su  Alimentación y la de su familia..

           VIVIR ES ELEGIR

 

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas