No queremos un mundo sin librerías: declaradlas como servicio esencial

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Los libros son siempre un buen refugio. Pero en estos tiempos que nos ha tocado vivir, para millones de personas están siendo un auténtico salvavidas en el que buscar consuelo, evasión, esperanza, entendimiento… y libertad. Lo sé porque así me lo cuentan cada día los clientes que visitan nuestra pequeña librería en el centro de Madrid.

Hace cinco años, una amiga y yo mismo decidimos cumplir nuestro sueño de abrir una librería.  Nos lanzamos a pesar de los “estáis locos” de amigos y familiares; a pesar de todas las dificultades y del riesgo que siempre supone abrir un comercio; y a pesar de que las consecuencias de la penúltima crisis económica todavía eran bien claras en nuestra sociedad. Lo hicimos, como muchas veces bromeábamos, sabiendo que “llevaríamos una vida difícil pero seríamos felices”.

Y así ha sido. Nuestro pronóstico no pudo ser más acertado: los momentos de felicidad han sido muchos, pero también las dificultades en el camino. La principal son las grandes plataformas de Internet, monstruos contra los que es extremadamente imposible competir, y la última fueron los meses de confinamiento duro por el coronavirus, cuando tuvimos que cerrar para cuidar los unos de los otros.

Si hay un nuevo confinamiento, o incluso nuevas restricciones de horarios, es posible que no aguantemos, al igual que cientos de librerías independientes de toda España.

Por eso he iniciado esta petición para reclamar al Gobierno de España y al Ministerio de Cultura que, trabajando con las Comunidades Autónomas, declaren las librerías en toda España como un servicio esencial que abastecen de un producto esencial, los libros, de tal forma que los ciudadanos puedan acudir a las librerías en las zonas con restricciones y limitaciones comerciales o en caso de confinamiento domiciliario (una posibilidad que muchos epidemiólogos no descartan).

Lo que estamos pidiendo no es ninguna locura. Países como Bélgica o México ya han dado este paso, y dentro de España, una comunidad autónoma como Andalucía ha reconocido que las librerías son fundamentales no solo para la salud mental y el bienestar de millones de personas, sino también para el tejido social de nuestros barrios y ciudades, para el conocimiento y la lucha contra la intolerancia...

Las librerías son un sector esencial. Un mundo sin librerías es un mundo que no queremos conocer. Decía Viktor Frankl que, incluso en los peores momentos en que sufrió el infierno del campo de concentración, tan necesario como comer o disponer de un techo, las historias, las palabras y la literatura compartida entre los prisioneros se convirtieron en su salvación. Pues no se puede vivir sin razones para vivir. Los libros son necesidades básicas de una vida humana digna. ¡Sin libros no hay vida!

Las Navidades están cerca y son el período del año con el que muchas librerías consiguen salir adelante. Estamos más que preparados para garantizar la seguridad de nuestros lectores, que suelen acudir de forma individual a comprar libros. En la fase cero de la desescalada ya demostramos que incluso en condiciones extremas de seguridad sanitaria somos capaces de desarrollar perfectamente nuestro trabajo. Pero, llegado el caso de posibles confinamientos duros, si no nos lo ponen un poquito más fácil, muchas tendremos que cerrar. Por eso pedimos este gesto por parte de nuestros gobernantes, un pequeño rayo de luz para millones de lectores y miles de libreros. 

Asimismo, aunque no se volviese a dar el caso de un confinamiento domiciliario durante mucho tiempo, por todas las razones expuestas anteriormente, y, antes de que se nos haga más tarde, creemos que ha llegado el momento de hacer esta declaración de una vez por todas.

Librerías esenciales ya.



Hoy: Miren cuenta con tu ayuda

Miren Echeverria necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Cultura: No queremos un mundo sin librerías: declaradlas como servicio esencial». Únete a Miren y 77.468 personas que ya han firmado.