Paremos el abuso de poder en las empresas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Hola a todos y a todas, soy Felicidad García y he decidido escribiros para pediros ayuda ante el abuso que estoy sufriendo y que cualquier español que ejerza su trabajo en un organismo intergubernamental está expuesto a sufrir con la mayor impunidad e indefensión absoluta. El tema es un poco complejo, sin embargo se resume en que, estoy ante una situación de desamparo que si no logro pararlo, destrozarán mi vida más aún de lo que ya lo han hecho. Emocionalmente estoy destrozada, personalmente hundida y laboralmente con muy pocas posibilidades de encontrar empleo para seguir adelante. Después de 30 años en este organismo, y los últimos 12 años  aguantando las humillaciones y el descrédito al que me sometían día a día, decidí apostar por mi vida, por mí y demandé. Para mi fue muy difícil tomar esta decisión. LLevamos dos años. Ellos intentando defender su inmunidad diplomática para no hacerse responsables de lo que han hecho y esconder la cabeza debajo del ala como el avestruz y yo, intentado llegar a juicio para ser escucha. Por denunciar y alzar la voz, por defender mis derechos como mujer y como trabajadora, estoy en esta situación.  Cuando pienso en todo esto, me resisto a creer lo que está ocurriendo. Ellos siguen sentados en su sillón con todo su poderío y arrogancia, y yo, por denunciar un abuso de poder, por poner palabras a una situación intolerable de un maltrato ,estoy  intentando ser escuchada para poder defender mis derechos. Parece que esto no gusta. Destrozada, aguantando miradas que me dicen,"no haber denunciado", "es tu problema" "tu te lo has buscado" "paga las consecuencias", Dice Soraya Sáenz de Santamaría: Todos somos iguales ante la ley. La ley se aplica a todo el mundo por igual. Pues espero que esto se aplique y no se dejen "amedrentar" los que tienen que resolver.   

Hace 12 años sufrí un evento de acoso sexual siendo trabajadora de un organismo internacional dependiente de la ONU, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico - ICCAT. Aunque tal evento se resolvió en teoría de forma amistosa, conversándolo, en la práctica se materializó en un vaciamiento paulatino de funciones y el sometimiento a un descrédito personal que me llevó a poner una demanda en el año 2015, solicitando la extinción de mi relación laboral ante los Tribunales Españoles. Poco después, el 30 de mayo de 2016, fui despedida como represalia directa a mi reclamación, puesto que tal como consta en mi carta de despido el motivo de este no fue otro que haberles interpuesto una demanda. Ninguno más. En nuestro ordenamiento los despidos por tales causas están prohibidos.

 No se me abonó ningún tipo de indemnización.

Evidentemente, siendo una trabajadora española en conflicto laboral con la empresa en la que ejercía, tendría derecho a resolver este en los tribunales españoles, siendo estos los que dictaminaran a mi favor o a favor de la empresa. Sin embargo, en su empeño y firme propósito de “matar muriendo” el ICCAT tomo la decisión de alegar incompetencia jurisdiccional, acogiéndose a que al ser trabajadora de un organismo de estas características era personal de la ONU, estando sometida a otros tribunales y el Ministerio de Asuntos exteriores en una clara injerencia, comenzó a dar traslado de notas verbales a los Tribunales ejerciendo una fuerte presión sobre los mismos.

 Declarada la incompetencia de jurisdicción por el Juzgado de los Social, recurrí ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid quien me dio la razón a pesar de que en el mismo hicieron también llegar comunicaciones del Ministerio. Se declaró la competencia de los Tribunales Españoles.

ICCAT no esta de acuerdo con esta resolución del TSJ y presenta Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina (está en su derecho de hacerlo).  El recurso contra todo pronóstico ha sido admitido (el recurso de casación implica encontrar un supuesto exactamente idéntico en el que se haya dicho lo contrario y el supuesto planteado no era, entre otras cosas porque en los casos presentados eran trabajadores de otros Organismos con sometimiento expreso a otros Tribunales Europeos) por lo que en caso de admitirse el recurso como parece que ocurrirá, quedaré desterrada a un Tribunal que ya me ha manifestado su incompetencia.

Además, el ICCAT ya ha manifestado que jamás aceptará ningún pronunciamiento de los Tribunales Españoles y que se negará a ejecutar en su caso la Sentencia alegando inmunidad de ejecución.

Poder, soberbia, orgullo, vanidad contra respeto, derechos humanos, derechos laborales, judiciales y constitucionales. 

 En cualquier otro País este tema, el simple alegato, el intentar no ser Juzgados en un tema laboral, no ya la demanda de extinción sino la de despido que protege derechos básicos de la trabajadora, sería un auténtico escándalo, porque si no tenemos tutela judicial efectiva ni posibilidad de enjuiciamiento ¿que nos queda? Pero en esos casos siempre han sido los Ministerios quienes, si los organismos tenían el atrevimiento de intentar alegar la inmunidad les habría dicho que asumiesen la competencia o que lo resolvieran extrajudicialmente. En este caso es, al contrario.

La cuestión es:

¿Puede el Ministerio de Asuntos Exteriores presentar escritos en causas judiciales que le son ajenas?

¿Permite nuestro país que una trabajadora española que presta servicios en territorio español no reciba ningún tipo de amparo legal ante organismos nacionales ni internacionales?

Teniendo en cuenta que la inmunidad de Jurisdicción es voluntaria y que pueden renunciar a ella y deben hacerlo cuando no se ventilen situaciones que afecten a cuestiones de Estado, ¿ Por qué el Ministerio de Asuntos Exteriores, de intervenir (que no debería), en vez de mediar para la resolución del conflicto se posiciona claramente de parte del ICCAT para consolidar la falta de acceso a la tutela judicial efectiva (Principio Constitucional) y tratar de que la trabajadora no tenga acceso a los Tribunales?.

 ¿Significa esto que los trabajadores ordinarios de este tipo de organismos están sometidos a que se violen sus derechos con total indemnidad?

¿Significa esto que una mujer trabajadora en un organismo de estas características que no se somete a Jurisdicción nacional ni internacional debe estar preparada para sufrir cualquier tipo de situación por parte de tales organismos?

¿Significa esto que después de todo no puedo denunciar acoso en la empresa y tendría que haberme quedado ahí aguantando las humillaciones, manipulaciones y desprecios a los que he sido sometida y empastillarme para poder seguir "viviendo" sometida al capricho de un "señor"?

Solo quiero un juicio justo y que me escuchen. 

 Un saludo cordial,

 

Felicidad García Rodríguez

 



Hoy: Felicidad cuenta con tu ayuda

Felicidad Garcia necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación: Acoso sexual, demanda, despido, injerencia de poderes, a la calle sin dinero y sin trabajo». Únete a Felicidad y 1.009 personas que ya han firmado.