No a la tala del bosque de mangle en el municipio de Santa Bárbara de Iscuandé

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Los manglares son ecosistemas estratégicos por los numerosos bienes y servicios ambientales que proveen a los habitantes del mundo.

Los manglares del Pacífico tienen una extensión de 209.403 hectáreas. Aquí viven comunidades afrocolombianas e indígenas y constituyen una posibilidad económica, social y cultural para estas poblaciones. Sin embargo, el aprovechamiento desmedido de los manglares, principalmente como recurso maderable, ha afectado extensas áreas de su cobertura.

El territorio del Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador está compuesto por 10 comunidades, que agrupan alrededor de 2200 personas. Está ubicado al Norte del departamento de Nariño, en el municipio de Santa Bárbara de Iscuandé, cuya población es afrocolombiana y pescadora.

El manglar del territorio de 15.000 hectáreas, está considerado como uno de los mejor conservados en el Pacífico colombiano y uno delos más altos en el mundo. El 98% de la población depende del uso sostenible del manglar como su medio de vida y sustento dado que el manglar es el hábitat de moluscos, cangrejos y peces, especies que son la base de la economía local y regional.

En el 2018 la comunidad comenzó a evidenciar el aumento de la tala de este recurso para uso comercial por parte de personas externas al territorio. Esta actividad está prohibida por la Ley Colombiana mediante la Resolución 1602 de 1995 donde se limita todo aprovechamiento de los manglares sin autorización del Ministerio del Medio Ambiente y se establecen autoridades competentes para monitorear, vigilar y sancionar a los infractores. Sin embargo, no hay presencia en el territorio de la autoridad ambiental competente y no hay quien ejerza las funciones de control y vigilancia de los recursos.

En consecuencia, en 2019 iniciamos un proceso riguroso para documentar el impacto de esta actividad en el territorio del Consejo comunitario, cuyos resultados muestran:

  • Aumento del 45% de las actividades irregulares de tala durante el 2018 y el 2019. Se está talando Mangle rojo y Nato, especie amenazada a nivel global en la categoría Vulnerable (VU), según la Lista roja IUCN y a nivel nacional en la categoría En Peligro (EN), según el Libro rojo.
  • Se registraron 96 eventos de tala en el área monitoreada que corresponde al 5,6% del área total del territorio colectivo lo que nos estaría indicando una grave amenaza para el resto del territorio. El pico de registros de tala, se presentó en octubre del 2019.
  • El Índice de Conservación del Manglar (IMC) promediado en sitios talados en el Territorio es de 54% lo que implica una alteración en su estructura de flora y fauna.
  • Según la zonificación de territorio el 13,7% de los reportes se situaron en áreas destinadas a la protección, conservación y restauración y el 86,30% restante fueron registradas en zonas orientadas al uso sostenible que son sitios para la pesca, recolección de crustáceos y destinados para la tala local. La zonificación y la ley colombiana no permiten la extracción para uso comercial del manglar.

Hacemos un atento llamado a las autoridades encargadas, y principalmente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a la Corporación Autónoma Regional de Nariño - Corponariño, y a la Alcaldía de Santa Barbará de Iscuandé, para que eviten esta catástrofe y ejerzan el control y vigilancia de este importante recurso.

Hagamos que COLOMBIA cambie esto y que nuestros manglares no mueran, hagamos que se respete la ley y nuestros manglares. Por lo que te pedimos que nos apoyes con tu firma y suscripción, con la campaña #YoCuidoElManglar Esto podría salvar miles de vidas.