Pedimos al gobierno chileno otorgar recursos a la industria productora de insumos médicos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


Tiempos difíciles como los que sufren Chile y el planeta por la pandemia del Covid-19, exigen de medidas audaces para enfrentar la coyuntura. Así es como nuestro país ha sorteado en el pasado otras graves crisis.

Hemos observado con enorme preocupación que hay una extrema escasez de insumos médicos indispensables para cautelar la salud de todo el personal sanitario que, heroicamente, está trabajando sin tregua para contener el virus.

Entre ellos mascarillas, batas, guantes, cobertores y de equipamiento esencial para los pacientes como ventiladores mecánicos. También la población se ha encontrado con escasez generalizada o el alza de precios de mascarillas, guantes, alcohol gel y otros materiales que sirven para proteger a los demás, y también a sí mismos. Hay abastecimiento nacional de fármacos: lo que falta son insumos médicos.  

Paralelamente, hemos visto con estupor como muchos países, rompiendo las leyes y buenas prácticas del comercio internacional, se han lanzado en una competencia salvaje para conseguir estos insumos para los habitantes de sus territorios. Como todos sabemos, en una competencia de este tipo se imponen los más fuertes. Y Chile no es uno de ellos.

Es por esta razón que pedimos respetuosamente, lo siguiente:

1.- Declarar como estratégica a la industria productora de insumos médicos y a quienes los abastecen de materias primas en Chile.

2.- Ofrecer un subsidio para aquellas empresas nacionales que ya producen estos insumos, así como los que quieran a la brevedad reconvertirse o iniciar este tipo de producción, así como a las universidades y laboratorios que investigan en este terreno. Todos ellos con sus debidas certificaciones. En especial para hacer o convertir ventiladores mecánicos.

3.- Establecer precios justos en el mercado nacional para estos insumos médicos.

4.- Exportar insumos médicos para ayudar a otros países una vez que Chile haya asegurado la satisfacción de sus necesidades.

5.- Enviar un proyecto de ley con suma urgencia al Congreso Nacional para contar a la mayor brevedad con una legislación apropiada al respecto.

La salud de los chilenos, y más aún, sus vidas, no pueden esperar. Esa debe ser la primera prioridad de los poderes del Estado en Chile.

Apóyanos con tu firma